Junio 23 del 2014

Renovación 175

Si nosotros estamos controlando a algunas personas que dependen económica o logísticamente de nosotros (hijos, empleados), estamos fomentando una relación de codependencia.

¿Qué hay detrás de ese afán de querer controlar hasta lo que piensan los demás? ¡Miedo!

Puede ser miedo a que crezcan, sean autosuficientes, se independicen y ya no nos necesiten, lo que podría acarrear una crisis como la del “nido vacío”.

Es probable que no tengamos un proyecto de vida “por escrito”, donde tengamos planeado qué vamos a hacer, cómo, cuándo, con quién lo vamos a compartir, pasos a seguir, ruta principal, rutas alternas, hasta el día en que lleguemos a la meta final: LA MUERTE.

Por ahora estamos muy ocupados controlando a los demás, y eso nos impide pensar y ocuparnos de nosotros. Tenemos miedo a que sentir un vacío existencial.

Nuestra labor como padres, maestros, asesores, es facilitar las herramientas y conocimientos que requieren nuestros hijos o alumnos, para lograr una formación integral.

Revisemos si no estamos siendo controladores y, en caso afirmativo, vamos a analizar para qué lo hacemos y solucionar la situación en nuestro interior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s