Junio 24 del 2014

Renovación 176
Hay días en que todo nos cuesta más trabajo, hasta pensar con claridad.

Así como hay días plenos de sol, hay otros nublados, grises, opacos, cuando no oscuros. Podemos tener días cálidos, frescos, tibios o muy fríos.

El factor climatológico sí influye en nuestro ánimo, ya sea para inclinarnos a la nostalgia o hacia el optimismo.

Aceptemos esto como un hecho y no nademos contra corriente.

Si las fuerzas de la naturaleza no son muy propicias para sembrar o cultivar, preparemos loa tierra y esperemos. El momento llegará. Esperemos con tranquilidad y confianza en que todo saldrá bien.

Envueltos en un manto de fe, esperanza, amor, dejemos que la vida fluya mientras amainan las tormentas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s