Archivos

El número 6

Si jugamos a la numerología, la fecha de hoy 4 de febrero de 2016, suma 6.

Si tu fecha de nacimiento suma 6, puedes encontrar algunas coincidencias en lo que pongo a continuación:

Tú eres RESPONSABLE.

Algunas otras características positivas tuyas pueden ser:
• el idealismo,
• la responsabilidad,
• la justicia
• la verdad
• son hogareños
• conservadores
• tienen convicciones profundas
• simpatía
• generosidad
• sabiduría
• comprensión
• disfrutan el arte, la música y la naturaleza
• su vida se centra en el hogar y la familia
• su instinto maternal/ paternal los guía como jefes de familia que cuidan de los suyos.
Este instinto lo pueden ejercer en el trabajo como jefes e impartir asesoramiento, apoyo y motivación a sus colaboradores.

Pueden ser excelentes moderadores cuando hay conflictos, ya sea en el ámbito laboral o con familiares y amigos.

Aspectos que conviene cuidar:
• exceso de responsabilidades
• tendencia a los altibajos emocionales y a la negatividad.

Anuncios

Un país imaginario

Voy a narrar una historia que me contaron sobre un país que no existe.

Este país, bendecido con una naturaleza prodigiosa tenía todo: bosques, ríos, llanos, montañas, volcanes y muchísimos litorales de océanos y mares diferentes, fue explotado en una forma arbitraria y opuesta a lo que conviene para que los bienes naturales sean perdurables.

Dictadores mediocres y ambiciosos concentraron el poder en algunas ciudades, y se dedicaron a crear cédulas de poder, esto es, sindicatos que aseguraran su permanencia como gobernantes. Estos sindicatos, que no hacían nada más que ir a mítines de apoyo o de protesta, según lo indicara el mandamás, tenían que ser numerosos y tener prebendas también.

Para mantener a la población tranquila  crearon una enorme e ineficaz infraestructura burocrática para que muchos tuvieran un empleo, a la que  manejaban a su antojo.

La agricultura se volvió un desastre. Vivir del campo era casi imposible, por lo que los campesinos empezaron a migrar de contrabando a los reinos cercanos, donde trabajaban en lo que fuera con tal de poder mandar algún dinero a los suyos. Estas remesas se volvieron el ingreso más fuerte para los dictadores, a quienes no convenía que la situacion del campo mejorara.

Los bosques fueron talados y explotados sin orden ni conciencia ecológica, los ríos y mares contaminados, las ciudades se volvieron hormigueros incontrolables donde la ley del más fuerte prevalecía.

Los dictadores se dieron cuenta de que, a través de su territorio, muchas personas se dedicaban a llevar productos nocivos a los reinos adjuntos, y empezaron a intervenir en esa actividad, mediante tratos y acuerdos millonarios por no saber, no ver, no hablar.

El petróleo era una de las riquezas del subsuelo que tenían, no la única, había muchos minerales valiosos también. Se dedicaron a explotarlo arbitrariamente, y a que su manejo fuera mediante líderes sindicales corruptos, seguros de que siempre iban a tener mercado porque los demás países necesitaban este producto. Los ingresos por este concepto se volvieron la segunda entrada de dinero para los dictadores. Los reinos vecinos no lo pensaron dos veces y empezaron a explotar en sus tierras el petróleo, hasta que dejaron de comprarle al que tenía el monopolio, lo cual fue un desastre para los dictadores.

La geografía del país imaginario era generosa en lugares bellos, por lo que promover las visitas de los otros reinos era una posibilidad de ingresos muy grande, y ésta actividad llegó a ser la tercera entrada  para los dictadores. Claro que no cuidar la infraestructura turística tuvo un precio, así como el que la seguridad para los visitantes fuera nula.

El cuerno de la abundancia se secó. Cada día los dictadores robaban más, nadie compraba su petróleo ni quería ir a visitar el país, los reinos colindantes construyeron murallas y fosos para dificultar que se “colaran” los campesinos, la delincuencia hacía de las suyas a toda hora.

¿Podrá ir un Hada Madrina a salvar este país con su varita mágica? ¿Habrá algún mago que desaparezca lo malo y magnifique lo bueno con un “Abracadabra”? ¿Los habitantes seguirán ignorantes, atemorizados, irresponsables, en su postura de: “Yo no sé”, “A mí no me toca”, esperando un milagro celestial?

¿Ustedes qué piensan?

¿Cómo iniciar a los niños en la lectura?

Una forma muy efectiva es tomar un tiempo a solas con el niño, ya sea antes de que se duerma o cuando haya un espacio de tiempo en que esté tranquilo, sentarse junto a él y leerle un libro ilustrado. Las imágenes forman una parte muy importante para que él haga la asociación mental del concepto en forma auditiva y visual.

Uno de mis hijos, cuando tenía dos años o dos años y medio, mientras yo leía el libro, iba recorriendo los renglones con su dedo índice, como si el que leyera fuera él. Por supuesto que no conocía las palabras aún y menos podía leerlas. Pasó el tiempo y él fue memorizando el cuento y cuándo yo iba a cambiar la página, se anticipaba y lo hacía él.

¿Qué estaba pasando en su cerebro mientras le leía el cuento? Él estaba grabando por los tres canales de comunicación y aprendizaje de la Programación Neurolingüistica (PNL), el visual, auditivo y kinestésico las palabras e imágenes que componían el relato. Pudo hablar muy claro a temprana edad, y también aprendió a leer antes que la mayoría. Cuando los niños aprenden jugando, avanzan más que con muchas sesiones aburridas de enseñanza arcaica.

Busquemos ese espacio de intimidad con ellos, aclaremos sus dudas, rescatemos nuestro espíritu de asombro que puede lograr que veamos el mundo con otros ojos, a través de la lectura.

LOS CUENTOS DE HADAS

Los cuentos de hadas que escuchamos en la niñez, se quedan grabados para siempre en nuestra memoria. Una muestra de ello se ve en la serie televisiva titulada “Once upon a time”, (“Erase una vez”), con mezcla de personajes ficticios y personas que viven en la actualidad.

Los niños piden, una y otra vez, que se les lea el mismo cuento, y si los padres les leen otro, al acabar piden oír su relato preferido. Esa necesidad de repetición es para reiterar que las cosas no cambian, que son siempre las mismas con el mismo final.
Desde el punto de vista psicológico, los cuentos de hadas, así como las caricaturas de Walt Disney, contienen muchos elementos no recomendables para alimentar la mente de un niño.

¿Qué podemos hacer? Existen varias opciones:
• Hay muchas biografías de personajes que han trascendido en la música, en la ciencia, en el deporte, escritas e ilustradas para niños.

• Algunos cuentos no hablan de madrastas y cazadores asesinos, ni niños abandonados en el bosque, sino que narran alguna aventura donde lo que prevalece es el descubrimiento de algo asombroso.

• Podemos buscar algunos personajes que resuelven una situación y/o ganan un premio. Por ejemplo: A uno de mis nietos le inventé una anécdota sobre los papás de Mozart cuando lo escucharon tocar por primera vez el piano. Por supuesto que precisé que fue un niño prodigio que a los cinco años no sólo tocaba el piano, sino que ya había compuesto varias obras musicales. Hice lo mismo respecto a Chopin, Beethoven, Edison, Arquímedes, Cristobal Colón, Hernán Cortés, entre otros muchos, y al final comentabamos juntos qué podíamos aprender de sus vidas.

Busque ilustraciones de algunos de ellos como niños y recabé información que llamara la atención de mi nieto, y formé un pequeño álbum digital que imprimí para que después él lo leyera. Por ejemplo le daba mucha risa que Arquímedes hubiera salido corriendo desnudo de la bañera, gritando “Eureka” cuando descubrió el efecto de la barra de jabón que cayó en el agua, ya que encontré una caricatura muy simpática sobre ese momento.
La mente de un niño es un libro en blanco que se empieza a escribir desde antes de nacer. Después, cuando es un bebé, imaginen que cada poro tiene una cámara que graba todo, sonido, imagen en tercera dimensión, sensaciones, olores, etc., y que TODO, TODO, queda registrado en la prodigiosa computadora que tiene en su cerebro.

Cuidemos con qué alimentamos ese cerebro: ¿Mediante la Nana electrónica (la televisión), con imágenes e información de todo tipo? ¿Los juegos que vienen en aparatos de comunicación que le dejamos manejar indiscriminadamente?

Lo que sembremos, será lo que él cosechará. Si queremos que sea feliz, cuidemos su mente hoy.

UN PAÍS IMAGINARIO

La ciudad en que vivo es:

• grande, sin la exageración de una macrópolis.

• limpia: no hay basura en las calles, jardines, paseos.

• Hay una red de transporte público eficiente, por lo que nadie utiliza el auto a toda hora y no haycaos automovilístico.

• ecológica:

o la energía es solar y se utiliza en una forma racional.

o el agua de la lluvia se recolecta y guarda, o se dirige a los mantos friáticos.

o el agua utilizada en los hogares se recicla para diversos usos.

o Los desechos se separan en orgánicos e inorgánicos, y estos últimos, en vidrio, papel, metal, envases de tetrapack, PET, etc.

o Las fábricas se responsabilizan de sus desperdicios químicos y no contaminan ríos y/o el subsuelo.

o Los transportes no generan contaminantes ambientales.

• Hay servicios comunes de alta calidad, como guarderías, parques, clubes, deportivos.

• Los servicios públicos tienen una correlación calidad-precio.

• Las escuelas imparten una educación de primera:

o Los profesores están capacitados y actualizados.

o Los maestros de la educación básica tienen el grado de Licenciatura.

o Los profesores de educación media tienen una Maestría

o Quienes dan clases en las universidades, tienen un Doctorado.

o El constructivismo, el aprendizaje acelerado y el aprendizaje significativo son herramientas comunes que dominan los Profesores.

o Los profesores aman el Magisterio y lo ejercen con honestidad y empeño.

• El gobierno es democrático e incluyente.

• No se utiliza el dinero del presupuesto para que haya 12 partidos por quién votar. Cada partido se responsabiliza de sus gastos y hay un tope al respecto.

• No existe la burrocracia. En las oficinas gubernamentales sólo hay el personal mínimo para que todo funcione sobre ruedas al estar todo operado por medios cibernéticos actualizados.

• No hay desempleados. El dinero de los impuestos se destina a construir, crear, apoyar a micro y medianas empresas, con lo que todo mundo tiene oportunidad de ganarse la vida con dignidad y creatividad. También apoyan a empresas a expandirse, mejorar, crecer, y dar empleo a miles de personas.

• Los dirigentes son personas sencillas y su patrimonio es del conocimiento público, así como son transparentes sus fuentes de ingresos. Tienen una reconocida vocación de servicio.

• No hay drogadicción, ni todos los negocios asociados.

• Los servicios de salud son de primer orden y gratuitos en su mayoría.

• La aplicación de la justicia es rápida, honesta, transparente.

• Los centro de rehabilitación cuando alguien delinque, no son escuelas del crimen, ni oficinas de reclutamiento de la mafia. Los internos trabajan para pagar su estancia ahí, cada uno en su profesión u oficio.

• La cultura está al alcance de todos, así como los medios de diversión.

• Si alguien quiere poner una queja, es escuchado en la dependencia que corresponde, atendido, y canalizado a la instancia que resuelva el conflicto o anomalía, por lo que no hay marchas, manifestaciones, ni políticos sinvergüenzas que siembren en los inconformes ideas, o los utilicen como peones para lograr sus sucios objetivos.

• No se lucra ni chantajea con el miedo, la muerte, la desinformación.

Como verán, vivo en un lugar ideal, donde el amor y el deseo de superarse como ser humano integral, son los cimientos de una comunidad armoniosa que vive en forma autosustentable en todos los sentidos. Y ustedes, ¿Dónde viven?

Hospital psiquiátrico

Ayer vino a mi memoria una anécdota que viví hace muchos años, cuando iba a aprender y practicar en los Hospitales de pacientes psiquiátricos crónicos.

Llegamos a un hospital dedicado a mujeres, ubicado cerca de la ciudad de México, y yo me avoqué a entablar comunicación con una paciente.(a la que llamaré Rosa para no utilizar su nombre verdadero), quien me abrió su corazón y me narró muchas cosas que me conmovieron profundamente.

En primer lugar me dijo que hacía dos días habían terminado una huelga que hicieron las enfermas porque no les habían pagado lo convenido por desempeñar las labores de limpieza del hospital. Se trataba de la brillante cantidad de un peso al día por trabajar de 6 a 8 horas, barriendo, trapeando, lavando sábanas y platos, guisando, etcétera.

Había una enferma que lloraba a gritos. Cuando pregunté a Rosa la razón, me dijo que era porque le habían quitado a su hijito esa mañana temprano. Ella había sido violada por los jardineros y quedó embarazada. Como el reglamento no permitía que conservaran a sus bebés por ser pacientes psiquiátricos, y los familiares no quisieron hacerse cargo de la criatura, se la entregaron a la asociación gubernamental que tiene las guarderías para casos de niños abandonados. Confirmé la veracidad de esta información con una enfermera.

Yo iba de asombro en asombro. Aquel era un mundo desconocido para mí.

Llegó la hora de las medicinas y las enfermas acudieron a una ventana tras la cual estaba una enfermera frente a una serie de vasos de plástico numerados que contenían grageas y cápsulas. Al otro lado, donde se formaban las pacientes, había una cubeta llena de agua con un pocillo de metal dentro. Cada una tomaba el pocillo, lo llenaba de agua, le daban sus pastillas, las ingería y dejaba el pocillo dentro de la cubeta.

Después sonó una campana y todas fueron a formarse a otra ventana donde tomaron una charola de metal que tenía algunas formas cóncavas, en las que la cocinera les sirvió una sopa de pasta, un guiso de alguna carne con papas, frijoles, y cuatro tortillas. No había cubiertos, ni servilletas.

Rosa tomó su charola y fue a sentarse en el suelo, recargada en una columna, en una especie de terraza que daba al jardín. Yo me quedé de pie como a metro y medio de distancia para no invadir su privacidad, mientras ella me contaba cosas de su vida.

De pronto vi a una enorme rata, tal vez de 25 o 30 centímetros, acercarse a la charola de Rosa. El pavor me paralizó y no pude ni articular palabra.

La rata tocó levemente el antebrazo de Rosa con su pata delantera derecha, y ella la saludó con mucho cariño y frases amistosas, inclusive la llamó por el nombre que ella le había puesto. Rosa le dio un trozo de carne que la rata recibió erguida con las dos patas delanteras y se sentó a su lado a comer con toda parsimonia, igual que la enferma. Parecía que el objetivo era hacer que la comida durara mucho, que no se acabara pronto.

Yo no me moví ni hablé por el miedo que tenía. Rosa era la que le platicó a “su amiga Cora” todo lo que había hecho durante la mañana, mientras compartía con ella bocado a bocado. Cuando terminaron, le dijo a la rata que podía lamer la charola, lo cual hizo con mucho gusto el roedor hasta dejarla sin huellas de comida.

Rosa le hizo unos cariños y le dijo que se fuera a esconder porque podían querer hacerle daño. La rata se desapareció tan silenciosa como había llegado, y yo pude recuperar el habla.

Rosa me contó que dormía con ella en su cama, que era muy grato sentir el calor de un ser vivo y que nunca la había lastimado ni agredido. Platicaba mucho con ella sin problemas, porque todos pensaban que estaba hablando sola porque estaba loca. La había enseñado a comer despacio, a recibir de pie su comida, a avisar su presencia con un toque en el brazo, a esconderse de las demás enfermas y enfermeras. Era su mascota y compañía, su confidente y amiga.

El choque cultural que experimenté en esa ocasión me quitó el sueño durante una semana y me prometí que algún día compartiría lo que presencié.

Ignoro cómo es hoy en día la situación en las granjas psiquiátricas, y si siguen pasando cosas dignas de una película de terror. Espero que no, que todo sea mejor para todos los que conviven en ese mundo de la locura.

Y LOS SUEÑOS, SUEÑOS SON

LA VIDA ES SUEÑO

Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿QuE hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.
Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.

¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

La vida es sueño” cuyo autor es Pedro Calderón de la Barca (1600-1681), quien escribió ciento diez comedias, ochenta autos sacramentales y entremeses, y otras obras menores.

Esta reflexión integra el soliloquio más famoso del drama español, y ocurre al final del primer acto, cuando Segismundo
piensa en la vida y en su suerte.)

En sus obras siempre suele centrarse en la oposición o confrontación entre:
• La razón y las pasiones
• Lo intelectual y lo instintivo
• El entendimiento y la voluntad.