ENOJO Y RENCOR

 

Todos nos enojamos en ocasiones, con razón o sin ella. Esto es algo común que no distingue edad, sexo, nacionalidad, condición económica o social.

Lo importante es ¿QUÉ HACEMOS CON NUESTRO ENOJO?

  • ¿Gritamos, insultamos, peleamos con quienes pensamos “nos hicieron enojar”?
  • ¿Nos volvemos ostras y cerramos nuestra coraza emocional para rumiar el enojo y carburarnos con resentimientos del pasado?
  • ¿Nos alejamos de la persona que “nos hizo enojar”?
  • ¿Identificamos nuestro enojo, lo canalizamos, nos deshacemos del remanente energético negativo de la ira, y CON ASERTIVIDAD E INTELIGENCIA EMOCIONAL, procedemos a ANALIZAR el origen del enojo?

Habrán visto que entrecomillé “nos hicieron enojar” porque:

  • NADIE PUEDE HACERME SENTIR ALGO QUE YO NO QUIERO SENTIR.
  • YO SOY RESPONSABLE DE LO QUE PIENSO Y DE LO QUE SIENTO ANTE LOS ACTOS DE LOS DEMÁS.

Vamos a suponer que una amistad nos dice mordazmente algo sobre lo gordo o lo viejo que estamos. Yo puedo contestar al bote pronto y decirle que él o ella también está gordo o feo,  También puedo callarme y no volverle a dirigir la palabra, o puedo analizar por qué me lo dijo en ese tono, qué sentimientos generaron su acción, si hay algo de verdad en lo que dijo (sobre la gordura, no la fealdad) y analizar si me conviene reflexionar al respecto, o ignorar su agresión.

Lo importante es no “engancharse”. Si me enojo es porque en el fondo yo me siento gordo o feo, me duele que me rechacen y no me acepten como soy (porque yo no me acepto).

Ante cualquier insulto o agresión tenemos la opción de elegir nuestra respuesta con Inteligencia Emocional, no en forma reactiva. Podemos poner límites, aclarar que no admitimos ese tipo de comentarios sin enojarnos ni alzar la voz, con firmeza y determinación.

Podemos también, si nos interesa la persona, preguntar por qué dice eso, cuál es su objetivo, intuir si su agresión es producto de una conducta-espejo, de resentimientos del pasado que afloraron en ese momento, y mediante la escucha activa, manejar el asunto en forma asertiva.

LA PRESENCIA DEL MUERTO

Cuando se ha procesado con éxito el duelo por la muerte de un ser querido, llegamos a incorporar su presencia en la narrativa de nuestra vida sin amargura, nostalgia o dolor, sino con una naturalidad tranquilizante que llena de paz nuestro corazón.

Es ahí donde podemos encontrar el sentido de su muerte, su legado, lo que su muerte puede enseñarnos, y profundizar en ello hasta encontrar la manera de que su vida trascienda y genere vida.

Aterrizando esto en palabras sencillas, hay acciones que pueden facilitar la tarea:

* Regalar su ropa a un asilo, orfanatorio, hospital.

+ Emprender una labor de ayuda a los demás en su nombre.

+ Visitar enfermos, huérfanos, ancianos y regalarles vida con nuestra conversación.

+ Donar una cantidad para “adoptar” un niño  en alguna de las ONGs serias que existen con este propósito.

Cada quien encontrará su camino, la manera de que su memoria sea bendecida y perdure en el amor.

Un abrazo solidario a todos los que viven hoy un desprendimiento doloroso.

 

 

GRACIAS A LA VIDA

GRACIAS A LA VIDA.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio dos luceros que cuando los abro
Perfecto distingo lo negro del blanco
Y en el alto cielo su fondo estrellado
Y en las multitudes el hombre que yo amo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado el sonido y el abedecedario
Con él las palabras que pienso y declaro
Madre amigo hermano y luz alumbrando,
La ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la marcha de mis pies cansados
Con ellos anduve ciudades y charcos,
Playas y desiertos montañas y llanos
Y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio el corazón que agita su marco
Cuando miro el fruto del cerebro humano,
Cuando miro al bueno tan lejos del malo,
Cuando miro al fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto,
Así yo distingo dicha de quebranto
Los dos materiales que forman mi canto
Y el canto de ustedes que es el mismo canto
Y el canto de todos que es mi propio canto.

Gracias a la vida
Escrita por VIOLETA PARRA SANDOVAL

Ayer escuché esta canción, interpretada por una magnífica cantante, en una celebración del aniversario de 92 años de un señor que llega a esa edad lúcido, alegre, rodeado de amigos, compañeros, colegas, familiares, quienes le profesan admiración, respeto, cariño, y que hicieron votos para que siga en ese sendero armonioso de bonhomía, amor, generosidad, actitud triunfadora, alegría, compañerismo y solidaridad, ternura y calidez, para que coseche lo mucho que ha sembrado a través de los años.  Ahí encontré a muchas personas mayores, abuelos  de espíritu joven que transitan la misma ruta de positivismo que el festejado.

Rememorando la canción, hoy doy gracias a la vida por ser yo, por estar viva, por tener un cerebro que piensa y me motiva a ser mejor cada día, por tener una familia integrada, sana, luchadora, triunfadora; por tener unos nietos encantadores que me enseñan, cada uno de acuerdo a su edad, que va desde los 3 años hasta los veintes, a mantener viva la capacidad de asombro y aprendizaje. Sus risas son cascabeles de alegría y esperanza que retumban cuando algo me aflige.

Agradezco también el tener amigos sinceros con quienes comparto alegrías y tristezas, y a mis alumnos por mantenerme en la vía de la superación y el aprendizaje.

Mi meta actual es compartir lo más que pueda, en todos sentidos, antes de partir de este mundo, y hacerlo con alegría y amor.

 

 

ORACIÓN PARA LOS QUE ACABAN CON SU VIDA

 

Hoy quiero pedirles a todas las personas que siguen este blog, que nos unamos en espíritu en una oración por todos aquellos que, en un acto de desesperanza, optan por la muerte, y por sus familiares.

Aclaro que no hablo de los que encuentran una solución en un suicidio asistido, o en un acto de eutanasia piadosa, por llevar tiempo sumidos en dolores inenarrables. Ellos, y sus seres queridos, merecen otra oración diferente porque llegaron a esa decisión tras un proceso tanatológico muy especial.

Hoy hablo de las personas que, al sentir que ya no tienen fuerzas para lidiar con los obstáculos que se les presentan, deciden que la muerte es su única opción.

Algunos de ellos tal vez tenían una ideación suicida desde tiempo atrás, la que no dejaron que saliera a la luz, para que nadie sospechase lo que pensaban.

Otros pueden caer en un brote psicótico en el que pierden contacto con la realidad, y ven únicamente un túnel en el que, cuando lo atraviesen, sus tribulaciones van a terminar.

Existe la posibilidad de que en algunos de ellos exista una alteración bioquímica, por lo que utilizan la poca energía que les queda para acabar con la lucha interna que están librando.

Un grupo, cada vez más numeroso, puede decidir suicidarse poco a poco al  fumar, ingerir alcohol, ser farmacodependiente o drogadicto, ser adicto al trabajo y al estrés, a las relaciones destructivas,  a ponerse en situación de riesgo, etc.

Hay un grupo que juega con la idea de suicidarse, la cultiva, estudia los medios para llevarlo a cabo, el impacto que va a causar, y puede hasta en ocasiones, gozar con el dolor que va a generar en los que lo rodean. En esos casos ya hay un trastorno de personalidad. Su suicidio es una puesta en escena elaborada y prevista.

La oración por los que se quitaron la vida es para que encuentren la paz, donde quiera que estén.

A sus familias, vamos a enviarles energía positiva para que tengan la fuerza necesaria para no permitir que los demonios de la CULPA (“si me hubiera dado cuenta, si no le hubiera exigido que trabajara o estudiara tanto”, etc.), no se adueñen de su mente.

Todos podemos, en la mayoría de los casos, decidir cómo y cuándo vamos a morir. La persona que se mató era la única dueña de su vida, tenía derecho A decidir qué hacer con ella, y a nosotros sólo nos queda respetar esa decisión. No somos dioses para adivinar el pensamiento de los demás, para decidir sobre sus vidas, para obligarlos a hacer tal o cual cosa. Hicimos lo que pudimos, de acuerdo con nuestra historia personal, con la mejor intención.

“Que la paz llegue a su corazón y encuentren un camino para incorporar la presencia del ausente en la narrativa de su vida, en una forma asertiva, positiva, trascendental”.  

 

 

AMOR SIN EDAD

Por lo general, vemos con frecuencia que hombres sesentones, o de más edad, buscan jóvenes mujeres para ser su pareja. Cuando el dinero no es una de las variables motivacionales, decimos que “él busca juventud en su pasado”, “se está renovando”, etc.

Uno de los tristes casos que conocí fue el de un señor de posición acomodada, de aproximadamente 65 años, que se divorció y se casó con una jovencita de 18 años, de una clase social inferior a la suya, quien pasó las de Cain al asistir a las reuniones con sus familiares y amistades, ya que se vestía con ropa inadecuada y de mala calidad, no tenía modales ni conversación, su vocabulario era muy limitado.

También existen políticos, o directivos de empresa, que hacen pareja con su secretaria, institutriz, colaboradora, o una guapa vedette  de moda, veinte o treinta años menor que ellos, y nadie dice nada. Hasta hay canciones al respecto: “Cuarenta y veinte” por ejemplo.

Ahora bien, cuando la situación es a la inversa, y la que le lleva 20 años al hombre es ella, surgen  los comentarios maliciosos, las bromas sobre Edipo, la duda que ella está pagando el que la quieran, etc.  Esta situación es menos frecuente porque las mujeres son más discretas en ese sentido.

Me vino a la mente este punto por el nuevo Presidente de Francia que está casado con una mujer mucho mayor que él, de la que se enamoró a los 17 años. No lucen como una pareja dispareja: ambos se ven dinámicos, ágiles y, con toda seguridad, comparten muchos intereses intelectuales y artísticos.

Por lo visto él es un luchador, de firmes convicciones, que está decidido a “romper moldes”, a evolucionar, a vivir sin prejuicios inútiles y vanos. Por lo pronto es el Presidente más joven que ha presidido ese País, y ella, la primera dama de mayor edad al iniciar su vida en el Palacio del Eliseo. .Les deseo a ambos mucho éxito en todo lo que se propongan, y que sigan unidos años en una relación sólida y constructiva. ¡Bravo!

El amor no tiene edad, se puede mantener siempre latente.

La edad cronológica es menos importante que la edad mental, emocional, psicológica de una persona.  Cuando una pareja decide unir sus caminos, la edad no es un factor relevante, sino la madurez en todos los demás aspectos, sin olvidar el cociente emocional de ambos.

Hay viejos jóvenes, y jóvenes viejos. ¿Tú qué quieres ser?

La juventud es un estado de ánimo que no tiene que ver con la edad cronológica de la persona.

EL TIEMPO VUELA

Ya se fue una tercera parte del año. Entramos en el quinto mes que, para los flojos y todos los que encuentran pretextos para no trabajar, está lleno de puentes y días festivos: 1, 5, 10, 15 de mayo que, sumados a los ocho sábados y domingos, nos dan 12 días de milonga, eso sin contar que puede ser casi medio mes para los que “puentearon” del lunes 1  al viernes cinco.

¿Cómo esperamos que los niños (y es conveniente que también los “grandes”) aprendan a aprender, si casi no van a la escuela y, entre las ceremonias festivas y los necesarios ensayos, apenas si tocan los libros o se enteran en qué año van?

¿Cómo vamos a disminuir el índice de pobreza buscando cómo trabajar menos, endeudarnos más, y evitar pensar en soluciones reales a la economía tan volátil que tenemos en el país?

Hay una película que vi hace ya muchos años, a la que en español titularon “Cuando el destino nos alcance” (Soylent Green” en inglés), dirigida por Richard Fleisher, protagonizada por Charlton Heston, Edwuard G Robinson y Leigh Taylor Young, en la que se plantea cómo el calentamiento global y el exceso de industrialización, la explotación no sustentable de los recursos llevaron al planeta a que casi no hubiera vegetación, comestibles, agua potable, etc., por lo que se alimentan de un sustituto llamado soylent.  Pueden buscarla en internet.. Ya casi no es una película de ciencia-ficción.

Yo veo cómo en nuestro país, México, se practica la deforestación con singular alegría, se incendian bosques para sembrar un endémico maíz, que muchas veces no llega a cultivarse. Nuestra agricultura está por los suelos. Importamos maíz y frijol, principales alimentos de las clases de escasos recursos.

Agredimos al medio ambiente en todas las formas posibles: generamos basura no biodegradable en cantidades estratosféricas. Nos hacinamos en ciudades donde cada vez prevalece más la inseguridad, la contaminación, la indiferencia hacia todo lo que no seamos nosotros y nuestro bienestar.

El tiempo vuela, se nos escurre entre los dedos. sin que pongamos nuestro granito de arena para modificar la indiferencia hacia el deterioro del medio ambiente. Hoy es un buen día para emprender acciones concisas para mejorar nuestro hábitat.

Desde el punto de vista de nuestras metas. ¿Cómo vamos?  ¿Las estamos construyendo día a día? ¿Las dejamos escritas en la hojita de “buenas intenciones” que escribimos el fin de año?

Vamos a ponernos las pilas y empezar esta segunda tercera parte del año con diligencia y amor, con entusiasmo y compromiso.

¡Podemos hacerlo! ¡Vamos a hacerlo!

CURVA DE APRENDIZAJE

 

En una de las últimas clases que impartí, opté por

  • utilizar el método interactivo,
  • compartir una bibliografía amplia y muy completa sobre el tema que íbamos a ver.
  • darles nociones de Programación neurolingüística (PNL) sobre los tres canales de aprendizaje y comunicación,
  • compartir algunos tips esenciales de psicolingüística para que lograran una comunicación eficaz,
  • invitarlos a que investigaran y compartieran sus resultados con sus compañeros, para así construir el conocimiento entre todos,
  • solicitarles que hablaran sobre su tema frente a los demás, para que perdieran el miedo y adquirieran confianza en sí mismos,
  • escribieran un pequeño ensayo sobre la materia que abordamos en lugar de aplicar un examen,
  • proporcionarles información sobre la forma de presentarlo: introducción, desarrollo del tema, conclusión, bibliografía,
  • motivarlos para trabajar en equipo y compartir sus ensayos,
  • recalcar la conveniencia de tener un chat, o página web, del grupo para que mantuvieran la comunicación entre ellos.
  • Hablarles de la conveniencia del crecimiento integral, no sólo el cognitivo,
  • Compartir ejemplos de casos reales sobre enfermos terminales,
  • Enfatizar que es necesario vaciar la taza para que pueda caber el té, al narrar la anécdota al respecto. Que abrieran su mente para recibir el aprendizaje, lo procesaran, eliminaran lo que no les sirviera, y resolvieran sus dudas, para lograr así que se grabara en su “disco duro” la esencia ya depurada de lo aprendido.
  • Pedirles que abordaran la Tanatología desde otro punto de vista diferente al de su profesión o actividad (psicología, psiquiatría, medicina, trabajo social, enfermería), y que después incorporaran las herramientas que su experiencia y conocimientos en su rama les facilitarían su labor tanatológica.

Resultados:

  • Era un grupo heterogéneo en edad, sexo, profesión o actividad, cociente intelectual y cociente emocional, nivel cultural, etc.
  • Hubo un pequeño grupo que mostró una franca resistencia al cambio sobre la técnica de enseñanza. Algunos de ellos preferían el modelo de profesores anteriores: impartir cátedra, permitir preguntas distractoras o que sirven para para bajar la angustia,o para prolongar el tiempo y ver menos conceptos, profesionistas que no dominan las técnicas de aprendizaje constructivista, que les venden gran cantidad de material escrito (muchas me comentaron que no lo habían leído), y aplican un examen de opción múltiple. Se mostraron desconsideradas con los compañeros que tenían un conocimiento menor al suyo, y no les brindaron su apoyo.
  • Algunas de ellas consideraron que el no permitir peguntas-discurso para lucirse, o el que el que al escuchar por primera vez una concepto nuevo, lo rechazaran basados en corrientes filosóficas ajenas al tema expuesto, en lugar de investigar, analizar, evaluar, comparar, lo que les llamó la atención, y sólo después de ello, si no encontraban sentido en lo que habíamos visto, lo plantearan ante la clase, era una falta de respeto.
  • La mayoría se mostró abierta al aprendizaje, entusiasta, comprometida, honesta, motivadas a crecer en forma integral.

Tomando en cuenta el nivel de conocimientos, cultura, formación profesional, , apertura al cambio y al aprendizaje, proyectados en su trabajo escrito y en el  oral, considero que la curva de aprendizaje fue satisfactoria, y que aquellos que no estuvieron de acuerdo con la metodología que apliqué, tal vez serán los que más van a guardar en su memoria lo que rechazaron.

¿Ustedes qué opinan?