PRIMER AÑO DE VIDA

En días pasados, mencioné la importancia del contacto “piel a piel” y de algunas investigaciones muy conocidas sobre este tema (ver 14 de Febrero), que enfatizan las consecuencias de la privación de caricias, reconocimiento, aceptación, amor, o franco rechazo hacia un bebé de parte de la madre.

La realidad supera la ficción una vez más. En el periódico Reforma del 18 de febrero, sección CIUDAD, página 1, viene un artículo firmado por Norma García, titulado: “Viven 10 meses con hija equivocada”. Si no tienen físicamente el diario, pueden buscarlo en: http://www.reforma.com

La reportera menciona que, después de haber dado a luz a unas niñas en un hospital de la ciudad de México, las familias se fueron a su casa a criarlas.    Una de las madres, que amamantó a su bebé, la cuidó y vio crecer hasta el mes de octubre del año pasado, recibió una llamada anónima que hizo que se tambaleara toda su existencia. Una mujer le dijo: “La hija que tú tienes no es tuya, te la cambiaron en el hospital”.

¿Pueden imaginarse el horror que sintió, el desconcierto, la desconfianza, la inseguridad, que la invadió, generando un remolino de emociones y sentimientos?

El director del hospital se negó a darles informes. Ellos se hicieron análisis de ADN y comprobaron que, en efecto, la bebita que tenían en sus brazos no era su hija. Hicieron la denuncia ante las autoridades y comenzaron a buscar por su cuenta a las personas que podían tener a su bebé. Su esfuerzo tuvo éxito y encontraron a la familia que suponían tenía a su hija, lo que comunicaron a las autoridades.      Los cuatro padres y las bebés estuvieron 6 días custodiadas en un domicilio a resguardo de la Policía Judicial, hasta que llegaron los resultados de los análisis de ADN.

Aún después de conocer el error, la madre de la bebé buscada, no quiso entregarla, por lo que el Fiscal determinó que ambas menores quedaran bajo el resguardo del DIF durante 8 días, y fue entonces que un Juez de lo Familiar determinó que cada pareja estuviera con su hija biológica.

Desde el punto de vista legal, ambas familias deben seguir un procedimiento para anular las partidas de nacimiento de las niñas y un nuevo registro donde quede asentada la paternidad y maternidad que corresponde en cada caso. Mientras se llevan a cabo estos trámites. Las niñas están en custodia de sus padres, quienes tendrán un tratamiento y supervisión psicológica.

Hablamos de cicatrices en la infancia. Ésta puede ser una de ellas. Aun en el caso de que ambas madres hayan tenido una relación amorosa, de franca aceptación hacia su niña, el cambio puede ser desconcertante para las niñas, y la forma en que las madres y la familia,  manejen esta vivencia es primordial para no hacer más daño. El hecho de que hayan estado aisladas en una institución oficial, puede haber dejado huella también. Es muy importante que las dos familias reciban apoyo psicológico, y no hablo nada más de los padres, hablo de los hermanos si los hay, de los abuelos y de toda figura que haya tenido cercanía y presencia en la vida de las niñas en el primer período. Confiemos en que la reciban o la busquen ellos.

Por supuesto que hay algunas interrogantes que nos surgen: ¿Quién hizo la llamada anónima? ¿Una enfermera que se equivocó al manejarlas y no se atrevió a confesar su error al momento? ¿Alguien que quería hacer daño a una de las parejas? ¿Qué en los hospitales o maternidades no les ponen una pulsera a los recién nacidos y les toman huellas dactilares, tipo de sangre, etc.? ¿Por qué esperar siete meses para alertar a esa mamá? ¿Por qué no a la otra? ¿Por qué la mamá a la que no le avisaron del cambio de bebés no quería llevarse a su hija biológica? ¿Era tanto su apego a la que creía su hija?

En fin, veremos qué resultados trae el cambio de niñas. ¿Usted qué opina sobre la situación?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s