Archivo de etiquetas| VOLUNTAD

Diciembre 31 del 2014

Fin de una etapa.

Hemos recorrido un largo camino durante un año, en el que ha habido dolor, pesadumbre, miedo, dolor, así como alegría, júbilo, esperanza, amor, valor y entereza. Es como un mosaico multicolor con toda la gama del arcoíris.

Muchos de nosotros podemos tener asuntos pendientes de resolver todavía. Estamos en ello. Ya pusimos las bases, los cimientos, ya aprendimos a confiar en nuestro Poder Superior, ya sabemos que todo sucede PARA ALGO y, por tanto, puede sernos útil para aprender y crecer.

Vamos a retomar los capítulos que refuercen nuestra voluntad y entusiasmo al azar o por la fecha en que se escribieron.

Sigamos con nuestras afirmaciones todos los días, cuantas veces sea necesario.

Hagamos una pausa y relajémonos para hacer un ejercicio:

• Cerremos los ojos y visualicemos lo que queremos lograr en el 2015, por supuesto, dentro de la lógica y la asertividad.

• Cada cosa estará ya culminada y nos llenará de alegría el haberlo logrado.

• Observemos con detenimiento cada detalle de esa imagen.

• Sintamos en nuestro cuerpo la alegría y el placer de haberlo logrado.

• Escuchemos el reconocimiento (interno o externo) por lo que realizamos.

• Sintamos el sabor del triunfo y disfrutémoslo.

• Demos las gracias por haberlos logrado.

• Guardemos esa imagen en nuestra mente y nuestro corazón. Ya está en nuestro disco duro.

• Abramos los ojos y vamos a disfrutar la vida, en el aquí y el ahora. Nos lo merecemos.

Marzo 22 del 2014

Renovación 84

Ser asertivo no es fácil cuando hemos pasado gran parte de nuestra vida engañándonos a nosotros mismos.

Aceptar que vamos a realizar un esfuerzo para lograr nuestra salud emocional es esencial para poder vencer la resistencia al cambio y la lucha de las personas disfuncionales que no quieren abandonar el juego psicológico que practicábamos con ellos.

Podemos hacerlo, somos capaces de lograr lo que nos propongamos, tenemos infinitos recursos dentro de nosotros a nuestra disposición para vencer cualquier obstáculo, y la entereza y voluntad para seguir adelante en tiempos difíciles o escabrosos.

Tenemos un cerebro con millones y millones de neuronas a nuestra disposición que están listas para ser utilizadas a nuestro favor, y una chispa divina en nuestro interior que nos puede favorecer para encontrar la salida de momentos adversos.

“Vamos a confiar en nosotros mismos, y en el enorme bagaje de recursos que hemos acumulado a través de los años para vencer los retos”

Marzo 14 del 2014

Renovación 74

Algunas circunstancias adversas pueden resultar positivas o negativas para nosotros, según las aceptemos y vivamos el aprendizaje, o nos dejemos abatir por ellas.

No podemos cambiar muchas cosas a nuestro alrededor, ni prevenir otras que pueden ocasionarnos molestias o dolor. Esto es una realidad y es importante aceptarlo y reconocerlo.

No podemos evitar ciertos eventos adversos, lo que si podemos es modificar la forma de enfrentarlos, confrontarlos, vivirlos, asimilarlos.

Podemos emprender esta tarea con una mentalidad y sentimientos positivos: optimismo, seguridad, confianza en nosotros mismos, firmeza, entereza, valentía, integridad, coherencia, claridad mental, voluntad, determinación, criterio amplio, creatividad, imaginación, fortaleza.

También podemos irnos a la posición de víctima y regodearnos en sentimientos y pensamientos negativos: minusvalía, confusión, temor, cobardía, autocompasión, histrionismo, dependencia, lamentaciones, pesimismo, catastrofismo, auto-devaluación, impotencia.

La decisión es nuestra y la actitud que tomemos será la base de los resultados que obtengamos.

“Vamos a enfrentar la adversidad o contratiempos que lleguen a nuestra vida con la mente clara, pensamientos y sentimientos positivos”

Marzo 12 del 2014

Renovación 72

Tener paciencia con los demás es recomendable, tenerla con uno mismo es indispensable.

A veces sentimos que vamos muy despacio, que no hemos cambiado nada, que nuestras metas están muy distantes, lo que nos desalienta. El sólo hecho de pensar, de concientizar las cosas que conviene modificar, es ya una gran paso, el más importante porque es el primero.

Un camino de diez o cien mil kilómetros, empieza con el primer paso.

Después de tomar conciencia, iniciamos acciones distintas a lo que hemos venido haciendo, con lo que estamos creando nuevas redes neuronales que nos van a llevar al logro de que queremos.

Va a depender de cuál sea la distancia hacia las metas y de cuántas acciones diferentes y positivas emprendamos, para alcanzar nuestras metas. Algunas personas estarán más cerca, o modificarán muchas conductas y pensamientos, con lo que llegarán más pronto.

No importa cuánto tiempo nos tardemos, lo importante es disfrutar en el camino, vivir intensamente cada nueva actitud, cada pequeño logro, y seguir avanzando con alegría y paso firme.

Me viene a la memoria una frase de Albert Einstein: “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”

“Voy a lograr todo lo que me proponga porque me voy a comprometer a ello con todo mi corazón”

Febrero 7 del 2014

Renovación 38

Hoy vi desplazarse a una persona ciega con absoluta autonomía y seguridad, y sólo se ayudaba con un discreto bastón que no llamaba la atención. Vinieron a mi mente tantas personas que han superado obstáculos físicos, mentales, económicos, sociales, políticos, para ser ellas mismas, para ganarse la vida, para superarse, para ayudar a los demás, y las veces que yo me he quejado ante una contrariedad sin importancia.

He leído mucho sobre Helen Keller, (1880-1968) una niña que enfermó a los 19 meses de edad de lo que se supone pudo haber sido escarlatina o meningitis, que la dejó ciega y sorda.

Gracias a su Institutriz, Anne Sulivan, quien la enseño a leer y a llevar una vida disciplinada, Helen venció su discapacidad y terminó dando conferencias y clases para abrir el horizonte a quienes no veían o eran mudos.

Fue la primera persona ciega y sorda que se graduó en una Universidad en Estados Unidos (Radckiffe 1904). En 1903 publicó su primer libro “La historia de mi vida”, que es considerado un clásico.

Una de sus frases, cerca del final de su vida es: «En estos oscuros y silenciosos años, Dios ha estado utilizando mi vida para un propósito que no conozco, pero un día lo entenderé y entonces estaré satisfecha.»

Cuando estemos a punto de quejarnos, recordemos a Keller, o a los miles de seres valiosos que nos han dado ejemplo de voluntad, disciplina, fortaleza, tenacidad, y el resultado de tener una Misión en la vida.

Ver en internet películas sobre la vida de Helen Keller: «The miracle worker», «Un milagro para Helen»