Archivo de etiquetas| trascender

AÑO 2020

Como número es una cifra “bonita”, grata al oído. Nos recuerda una carabina y el que nos percatemos dos veces de algo que no caíamos en cuenta.

¿Qué vamos a hacer con este regalo de vida? ¡Otro año más para lograr ser, hacer, tener, infinidad de cosas! ¡Lo que nosotros decidamos ser, hacer, tener!  Plantearnos estas preguntas nos permite reflexionar sobre si andamos en el camino que nos lleva a trascender, o nos hemos desviado de la ruta al haber encontrado obstáculos o escuchado el canto de las sirenas.

Es necesario que las acciones que planeen realizar durante este año formen parten de su Proyecto de vida personal, y de su Proyecto de pareja o de familia, si los tienen. De lo contrario serán como esas luces multicolores de los fuegos artificiales que estallan en el cielo durante los festejos. Pueden ser muy bellas y gratas, y no llegan a ninguna parte. En cambio, si nuestro año recién estrenado forma parte de un Plan maestro, todo lo que hagamos será como eslabones que nos consoliden, fortalezcan y guíen hacía una Meta ya establecida.

Supongo que ya tienen definida su Meta final de vida: LA MUERTE, y que de ahí han trazado la ruta, no solo para llegar a ella, sino para trascender y dejar huella. Tal vez tengan 50, 60, 45, o menos años para lograr todo lo que quieren hacer. También existe la posibilidad de que sean unos pocos meses o años si padecen alguna enfermedad terminal.

En ambas situaciones, vamos a comprometernos a vivir cada día a tope, es decir, en forma intensa, apasionada, con una entrega total de cuerpo, mente y espíritu en todo lo que realicemos.

Luchar por nuestros ideales, anhelos, sueños, es construir cada día una parte de ellos. Vamos a definirlos para poder elaborar los planos y organizar nuestros recursos para llevarlos a cabo. Os recursos pueden ser materiales, emocionales, mentales, espirituales, todos ellos producto de nuestra experiencia y de todas las lecciones que hemos aprendido de nuestros Maestros de Vida, sobre todo de aquéllos que no nos hicieron fácil el camino.

Revisar, actualizar o diseñar nuestro Proyecto de vida es el primer paso. ¡Vamos a hacerlo hoy!

Noviembre 24 del 2014

Reflexión 329

Uno de los aspectos en que se fundamenta la co-dependencia, es el miedo y, a fuerza de vivir inmersos en él día tras día, año tras año, terminamos por tomarlo como algo “normal”.

El miedo puede habernos sido en aquella situación para sobrevivir, para salir adelante. Ahora que estamos en el camino de la recuperación, podemos dejarlo ir.

Es conveniente diferenciar los miedos entretejidos en nuestro interior cuando éramos co-dependientes, del miedo auténtico que podemos sentir hoy ante una amenaza real que se nos presente.

No cabe el temor ni el miedo al fracaso cuando estamos seguros de:

• quiénes somos,

• adónde nos dirigimos,

• nuestra conexión con la totalidad, ya se llame energía cósmica o Dios,

• contar con un enorme potencial de desarrollo,

• conocer nuestro inventario personal de las herramientas que nos van a permitir aprender, amar y trascender,

• que nuestra vida tiene un sentido

• conocer nuestra Misión,

• contar con un Proyecto de vida personal actualizado,

Demos las gracias a nuestros miedos viejos, y aprendamos a vivir dentro de la paz, la tranquilidad, la seguridad, que nos da el tener la certeza de que somos capaces de cuidar de nosotros mismos. Ya nos hemos comprometido a ello, vamos a cumplirlo.

Misión cumplida

¡MISIÓN CUMPLIDA!

Cuando podemos decir muchas veces: ¡MISIÓN CUMPLIDA! podemos estar seguros que vamos por el camino indicado para trascender.

En mi caso, desde hace 35 años, de una forma u otra, me he dedicado a apoyar a quien lo necesita, en lo individual o en grupo, y he asesorado a personas que buscan superarse en todos los sentidos, y he tenido muchas muestras de que mi labor ha sido fructífera en ese campo. Misión cumplida

En 1995, mediante los Grupos de Apoyo al Empleo Creativo, luchamos para combatir la crisis del desempleo, y me consta que muchas personas han encontrado un nuevo camino. Misión cumplida.

Ver que los hijos son personas con altos valores morales y una sólida formación, nos permiten decir: Misión cumplida

Tener el privilegio de que una nieta de 18 años asista a uno de mis cursos sobre como diseñar un Proyecto de Vida, es un privilegio, sobre todo cuando la retroalimentación que te da es positiva, y la ves aplicar la información compartida.

Acabo de recibir un mensaje de ella que dice textualmente: En “El amor en los tiempos de cólera” leí esta frase y me acordé de tu curso en Mérida: “Cada quien es dueño de su propia muerte, y lo único que podemos hacer, llegada la hora, es morir sin miedo ni dolor”.

El que una joven rememore lo que uno compartió sobre la muerte en un curso de Proyecto de vida, en el que yo mencioné que la Meta final de nuestra vida es la muerte, y que nosotros podemos decidir cómo será nuestra muerte, significa que la inquietud y la curiosidad que lleva al aprendizaje, se despertó. Eso es lo máximo a lo que puede aspirar un maestro. Misión cumplida.

Si alguien duda mis creencias sobre la muerte, le recomiendo que lea a Victor E Frank en “El hombre en busca de sentido”, porque ahí podemos encontrar cómo darle sentido a nuestra vida, para entonces encontrar el sentido de nuestra muerte.

¿Ya encontraron su Misión? ¿La están cumpliendo?

Su no saben cuál es su MISIÓN, su vida no tiene un propósito definido ni están en el camino de trascender.

Tal vez están sobreviviendo nada más. Vale la pena reflexionar sobre esto.

Septiembre 1 del 2014

Renovación 245

Llenos de energía y paz en nuestro corazón y nuestra mente, vamos a empezar una semana de logros.

Vamos a terminar los “asuntos pendientes” que hemos venido relegando por una u otra razón. Esos papeles por archivar, esa ropa por guardar, esas llamadas que nos dan flojera, el trámite que necesita el último empujoncito.

Sobre todo, vamos a trabajar en perdonarnos. Ya es hora. Somos imperfectos. Hemos cometido errores de todo tipo y dimensión. Hemos aflojado el paso más de una vez, empezado algo y lo dejamos inconcluso diciendo que “después lo terminamos”.

Pues bien. ¡A darle con todo!

Vamos a perdonar nuestros errores, nuestra flojera, nuestras carencias, y vamos a aprender de ellos. Cuando lo hagamos, podremos superarlos.

Hoy es un día espléndido cuyos números suman el infinito. Las posibilidades de entrar en armonía con las fuerzas positivas del universo y triunfar, son infinitas.

Vamos a saludar a la vida con una sonrisa y la firme decisión de seguir avanzando hacia nuestra trascendencia.

Mayo 29 del 2014

Renovación 150

Se pueden presentar situaciones difíciles en el camino que te desconciertan y te cuestionas por qué está sucediendo eso.

Lo que conviene tomar en cuenta es el ¿PARA QUÉ? Están sucediendo. El por qué es el pasado, el para qué es el futuro.

Vamos a ver un ejemplo: si de pronto nos despiden del trabajo sin que se deba a ninguna falla en nuestro desempeño, es algo que no podemos remediar Podemos sentirnos desconcertados, enojados, molestos, sentir miedo por la falta de ingresos mientras empezamos a laborar en otro lugar, tristes, etcétera. Van a surgir muchas emociones y sentimientos que conviene manejemos.

Lo primero es aceptar el despido y encontrar para qué puede servirnos. Tal vez ya estábamos estancados en nuestro puesto y nos habíamos instalado en una zona de confort que, por rutinaria, estaba atrofiando nuestra creatividad y posibilidades de crecimiento profesional, y ésta es una puerta que se nos abre para incursionar en otros campos, otras empresas o instituciones.

A pesar de que de momento no veamos la oportunidad que trae el cambio, vamos a tener confianza que todo sucede para algo, y todo puede servirnos para crecer, avanzar, ser mejores.

Vamos a tomar el camino del Sí y a seguir renovando nuestra mente, espíritu, organismo, emociones y sentimientos, para ser triunfadores y trascender.

Mayo 28 del 2014

Renovación 149

Cuando hemos decidido terminar con la codependencia, y dejar que la otra persona se responsabilice de sus actos, y nosotros de los nuestros, empezamos un camino de renovación.

No importa si estamos iniciando el proceso hoy, podemos leer la reflexión del día y aplicarla a nuestras acciones y seguir adelante desde este punto de partida.

Podemos, también, empezar por la renovación 1 y seguir la secuencia numérica.

Otra opción es leer la de hoy y la del día 1 y decidir cuál nos conviene más, o utilizar las dos.

Cada persona tiene su propio ritmo de crecimiento, y es válido que los demás lo respeten. Lo que es indispensable es no interrumpir el proceso. Avanzar, descansar, avanzar rápido, descansar, avanzar lento, descansar. No hay marcha atrás. Si tropezamos en algún obstáculo, nos levantamos, curamos las heridas y a seguir adelante.

Habrán observado que al séptimo día (domingo) los invito a que encuentren un respiro y “recarguen la pila”, lo que se logra al ponerse en contacto con la naturaleza, meditar, relajarse, rememorar algunos momentos bellos o trascendentales, disfrutar del arte en todas sus manifestaciones: música, pintura, escultura, danza, fotografía, etcétera.

Todos los momentos son oportunos para crecer y ser los dueños del timón de nuestra vida, para construir un futuro prometedor donde realicemos nuestros sueños, mediante las acciones que estamos llevando a cabo hoy.

Abril 15 del 2014

Renovación 106

Si persistimos en ver todo negro, si por más que luchamos y nos esforzamos, no encontramos la alegría del logro, el bienestar de la Misión cumplida, es probable que estemos sufriendo depresión.

Vale la pena verificar esto y, si es necesario, acudir a un médico psiquiatra calificado para que nos ayude a salir de ella.

La depresión es la enfermedad de las mil caras. Se esconde detrás de muchas otras, y puede confundirnos si sólo vemos la etiología del padecimiento en turno, y no tomamos en cuenta todo el panorama completo.

El ser humano es un ente bio-psico-social-espiritual. Si hay una “avería” en alguno de estos aspectos, va a impactar negativamente a los otros.

Tal vez necesitemos algún medicamento que corrija la alteración bioquímica que hay en nuestro cerebro que produce la depresión, y es muy importante resolver las causas psicológicas y emocionales, que nos condujeron a ella.

En el caso de la codependencia, no es suficiente que nos alejemos de la persona, o que él o ella se vayan o se mueran, se requiere que trabajemos en forma activa todos los aspectos de nuestra personalidad que nos mantuvieron en esa relación enfermiza, y que manejemos las emociones displacenteras que estén reprimidas u ocultas tras sentimientos negativos.

“Manejar nuestras emociones displacenteras nos lleva al equilibrio y salud necesaria para triunfar y trascender”