Archivo de etiquetas| sonrisa

Marzo 16 del 2014

Renovación 76

Hemos trabajado duro durante seis días. Nos toca “recargar pilas”.

Podemos dar un paseo y comunicarnos con la naturaleza, con lo cual estaremos absorbiendo energía positiva y renovadora.

Meditar y fortalecer todas nuestras células es una opción.

Empaparnos con obras de arte es gratificante también.

Todo lo anterior es positivo y renovador, mas no podemos hacerlo todo el tiempo, todo el día. Hoy vamos a añadir otra herramienta más para incrementar nuestra energía: DAR.

Sí, dar. Vamos a dar una sonrisa a todos los que nos miren, en lugar de voltear hacia otro lado. Vamos a sonreír a los niños, en lugar de pensar en Herodes. Vamos a sonreír cuando algo salga mal, en lugar de echar rayos y centellas.

Vamos a sonreírle a la vida, al amor, al bienestar, al afecto, a la solidaridad, a la generosidad, a la tolerancia, al buen humor.

“Regalemos una sonrisa a la vida”.

LIDERAZGO

Con una foto vertical apareció ayer Josep Guardiola en la portada del periódico El País. Se le veía de espaldas, subiendo una escalera que tenía muchos peldaños por delante, con la cabeza ligeramente volteada hacía la izquierda, como para ver a alguien que le había hablado. El mensaje subliminal es obvio.

Al Pep Guardiola, como le llaman por lo general, lo consideran un ejemplo de la MarcaEspaña que puede compensar la imagen adversa que ha generado la situación económica española, e inclusive, ser capaz de abrir nuevos horizontes para salir delante de la crisis.

Soy aficionada al futbol, y de los equipos españoles, mi favorito es el Barcelona desde hace mucho tiempo, por lo que he seguido de cerca los juegos, eventualidades y triunfos de este equipo.

El liderazgo de Guardiola fue una pieza clave para el Barca. Con él ganaron 14 títulos en 19 años, e hicieron el triplete: Copa, Liga y Champions. Sus técnicas motivacionales incluyen todos los recursos psicológicos más actualizados. Es un hombre que está al día y, tal vez, con un pie en el futuro en todos sentidos.

Cuando dejó al Barca, lo buscaron muchos equipos internacionales que le ofrecieron cuantiosas sumas de dinero para que se fuera con ellos. Con toda discreción, declaró que estaba cansado, que quería tener un período de descompresión, y que más adelante vería qué convenía hacer.

Se fue a vivir a Nueva York y tomó un año sabático. ¿Se dedicó a la fiaca?,  ¿al dulce placer de fare niente? ¿a hacer turismo intrascendente? Nooooooo. Se dedicó a prepararse para el futuro, entre otras cosa, estudió alemán cuatro horas diarias durante seis meses. ¿Intuía o sabía hacía donde se dirigía?

Esa preparación le permitió llegar y triunfar en su presentación como nuevo entrenador del Bayern Munich, actual campeón de la liga europea, considerado por muchos, el mejor equipo de futbol actual. 

Había expectación, excepticismo,el deseo inconsciente de algunos alemanes reacios a que un extranjero dirija su equipo campeón, de que se equivocara o cayera mal, y había también  quienes consideran que un líder como él, que se toma su tiempo para pensar las cosas, que no traiciona al equipo en el que está trabajando, mientras por debajo del agua ya tiene “apalabrado” su contrato con otro, tiene la capacidad de vencer retos.

Lo logró. Ante cerca de 270 periodistas, directivos del equipo e invitados, llegó, habló y venció.  ¿Por qué?  Porque lo hizo en un impecable alemán, el idioma del equipo y del país en el que va a trabajar, además de pedir disculpas por no hablarlo perfecto. Porque contestó preguntas con fluidez en cinco idiomas: alemán, inglés, italiano, castellano y catalán. Porque estaba impecablemente vestido, con un traje sobrio y corbata. Por su humildad y sencillez, al decir que era él quien se iba a adaptar a los jugadores, y reconocer que era un equipo triunfador que le estaba dando una oportunidad muy valiosa y que era una bendición que le permitieran trabajar con ellos. Por su carisma, su sonrisa, su falta de afectación y exhibicionismo (no puedo dejar de compararlo con otro entrenador recién contratado por una cantidad millonaria que adolece de estas cualidades).

Considero que podemos aprender mucho de Pep Guardiola. Le deseo una larga y exitosa trayectoria, con una familia integrada, para que siga siendo referente para muchos jóvenes (y algunos viejos), de cómo prepararse para triunfar.

  

RENOVACIÓN TOTAL (2)

Ya hemos empezado a renovar nuestro tracto digestivo, al revisar que no tengamos caries ni ninguna alteración en nuestra boca que pueda traer consigo infecciones posteriores, no sólo en la boca, si no en todos los órganos del resto del cuerpo. Estamos ocupados con el aseo y mantenimiento que merece esa maquinaria que nos ayuda a vivir más años en buen estado, y que es la que nos abre las puertas de una relación positiva y gratificante con los demás mediante una sonrisa.

Hemos observado y tomado nota de lo que nuestro cuerpo nos dice respecto a si el estómago está funcionando bien y los intestinos llevan a cabo su labor con normalidad, para corregir lo que cause algún trastorno en nuestra salud.

Veamos ahora nuestros hábitos de higiene.
• ¿Estamos utilizando los productos idóneos para la limpieza del cuerpo, rostro y cabello?

• ¿Somos víctimas del consumismo y la mercadotecnia y compramos tal o cual producto porque está de moda, “es lo último”, o lo usa algún personaje famoso?

• ¿Tomamos en cuenta que los productos que utilizamos para asear, exfoliar, nutrir, humectar nuestra piel (el órgano más grande de los cinco sentidos), prevenir daños por los rayos solares, la contaminación, el estrés, etc., sean orgánicos, libres de conservadores, sin elementos químicos que la agredan y deterioren?

• ¿Somos constantes en nuestras rutinas de limpieza y alimentación de nuestra piel?

En este proceso de renovación, que estamos iniciando por el cuerpo, vamos a ir colocando cimientos firmes en lo que traiga consigo salud y bienestar.

Vigila tu higiene personal en todos sentidos y mantén rutinas que te permitan sentirte seguro y confiado en que tu presencia es grata, en todo momento y lugar, porque está libre de malos olores o aspectos desagradables en tu boca, manos, pies, órganos sexuales, rostro.

ACTITUD OPTIMISTA

Si algo distingue a Teresa Peales (Zaragoza 1975) es su sonrisa y su actitud optimista, dicen todos quienes la conocen y la han visto superar la adversidad (neuropatía) que llegó a su vida a los 19 años, dejándola sin el uso de ambas piernas., pese a lo cual, en los recientes Juegos paralímpicos de Londres, ganó seis medallas en seis competencias de natación, con las que suma 22 trofeos ganados, igual que Michael Phelps.

En una entrevista que Alejandro Ciriza publica hoy en el periódico El País, Teresa dice algunas frases que resumen su postura ante la vida. Cito textualmente: “La paraplejia tiene solución. La muerte es lo único irremediable”. “Hay que mirar adelante”. “Si quieres que las cosas cambien, tienes que formar parte del cambio o provocarlo tú misma “. “Gané el oro con la mente. Estaba muerta, pero en los últimos metros ganó mi cabeza”.

En otra ocasión, comentó: «Hay que generar optimismo, superar los contratiempos, porque, si no, caes en una espiral que te va hundiendo y hundiendo. Uno es responsable de crear su propia espiral de optimismo, entrar en ella y mantenerse siempre a flote».  Ante estas expresiones, sobran las palabras. Ya hemos visto aquí el poder del optimismo realista, de cómo una mentalidad triunfadora trae consigo una actitud positiva que va a favorecer que logres todo lo que te propongas.

Teresa escribió un libro titulado “Mi vida sobre ruedas”, ha impartido clases en la Universidad de Zaragoza, es una luchadora social y para ello ocupa un escaño autonómico por el Parlamento aragonés, está casada y es madre de un hijo al que considera su mejor medalla. Ella se desplaza sola, conduce su auto, pliega y despliega la silla de ruedas al llegar o partir de algún lugar, en fin, es autosuficiente y muy productiva, y todo ello está envuelto en un halo de optimismo y una sonrisa encantadora.

Para algunos, el punto de partida es diferente: hay quien cuenta con un cuerpo sano, con todas sus funciones en perfecto estado, y quienes tienen que remontar la carencia de brazos y/o piernas (ya sea porque no están o porque no funcionan), de la vista, el oído, etc. Para mí, el mérito que ellos tienen es infinitamente mayor, son un ejemplo de vida. La próxima vez que te quejes por algo sin importancia, o que te sientas deprimido porque las cosas no salen como tú quieres, piensa en esta deportista, que igual que cientos como ella, enfrentan un desafío enorme y salen adelante sin importar cuántos obstáculos tenga el camino a recorrer.