Archivo de etiquetas| sol

JUEVES SANTO

Hoy, 28 de marzo, la iglesia católica celebra el Jueves Santo. Digo la iglesia católica consciente de que iglesia es el conjunto de fieles que profesan una religión, y no el templo en el que se reúnen, como la mayoría de las personas en México creen.

No puedo evitar acordarme de los días ya tan lejanos en que yo era una católica practicante, y con un fervor infinito vivía estos días santos, sufría la captura de Jesús, su tortura, su muerte, y gozaba el sábado de Gloria y el domingo de Pascua con la noticia de la resurrección. “Tiempos idos y no vueltos”, diría mi Nana Soledad.

Después, ya con mis hijos, estos días se volvieron un período de vacaciones en que, por lo general, nos íbamos a la playa, con todo lo que significa viajar al mismo tiempo que miles de turistas que van al mismo destino.

A pesar del ajetreo, me despertaba todos los días para ver el amanecer desde la terraza de la casa en que estábamos en Acapulco. Era un espectáculo mágico, una paleta de colores cambiante por minutos, que mostraba la entrada del sol, de la esperanza, de la vida, y la desaparición de la penumbra y la nostalgia.

Si ustedes están de vacaciones, prueben a levantarse antes de que salga el sol y hagan un ejercicio para vitalizar su vida, con una relajación total, visualizando con los ojos abiertos como esa luz entra hasta el último rincón de su cuerpo y trae consigo bienestar y salud. Después pueden volver a dormir si así lo desean, ya con las pilas recargadas.

No importa si están en el mar, el campo, o en un pueblo pequeño, en todos los lugares sale el sol para todos. Aprovechen y nutran su espíritu y su cuerpo con energía que puede durar mucho tiempo en su interior.

¡Felices vacaciones! ¡Fructíferas reflexiones!

El sol sale para todos

                                                                                                              Finlandia

La mayor parte de nosotros damos por hecho que el sol sale todos los días y no prestamos atención a lo que este este fenómeno diario trae consigo: la vida.

Ayer, el día amaneció, aquí en el Distrito federal, México, frío, nublado, amenazando lluvia, con un vientecillo desagradable. Cerca del mediodía, el cielo se despejó y salió el sol, con lo cual cambió la situación y se alegró el día. Esta tardía aparición del sol me hizo reflexionar sobre lo afortunados que somos de contar con él y su visita cotidiana.

Pensé en otros países, como la envidiable Finlandia por sus resultados en la OCDE respecto al nivel de aprendizaje (ellos están en primer lugar; nosotros, casi en el último), además de su reserva forestal, su economía, en fin, considero que tienen muchos resultados favorables en muchos renglones y que no son tan afortunados como nosotros que contamos con la visita del sol casi todos los días del año. Resulta que allá hay zonas en el norte donde pueden llegar a tener 7 meses de nieve, con temperaturas hasta de -50° y en el sur, entre -10° y -20°. Cuando me vaya a quejar que hace frío, lo pensaré dos veces.

Su situación geográfica hace que tengan, además, la oportunidad de ver unas auroras boreales magníficas. Según leí, las auroras boreales o polares, son provocadas por una radiación de partículas provenientes del SOL que es desviada por el magnetismo de la Tierra, la que entra en colisión con los componentes del aire y emite luz de diversos colores. Por ejemplo, si prevalece el oxígeno, la luz tendrá tonos verdosos, si es el nitrógeno molecular, un resplandor violeta, el oxígeno molecular, tonos rojizos, en fin, toda una gama de colores de acuerdo a los elementos químicos del aire. En www.espaciociencia.com  pueden encontrar muchos videos al respecto, así como en la página oficial de Finlandia.

Vamos a agradecer que el sol salga y nos traiga su calor, su luz, la posibilidad de ver las cosas con un enfoque basado en el optimismo y la confianza en que las cosas van a ir bien ese día, y a reconocer que el sol nos ilumina y calienta el cuerpo (y el corazón si queremos) igual si somos ricos o pobres, jóvenes o viejos, citadinos o provincianos. Es gratuito, no hay que hacer fila para gozar de sus beneficios, entre otros, el de fijar el calcio en los huesos (vitamina D). Ya sabemos que el sol en exceso puede dañar la piel, igual que si pensamos que el agua es indispensable y positiva para nuestro organismo e ingerimos 10 litros al día, es el excedernos en el consumo o exposición lo que puede ser nocivo, no el sol ni el agua en sí. Todo tiene una medida que el sentido común nos puede dar sin tener necesidad de estudios científicos.

Deseo que tus días se iluminen y sean cálidos y que fructifiquen todas las semillas que has sembrado.