Archivo de etiquetas| sintonía

Diciembre 20 del 2014

Renovación 355

¿Cuáles son nuestras creencias respecto al dinero?

¿Estamos en una situación de prosperidad, o trabajamos para pagar las cuentas del pasado y parte de lo que vamos a necesitar día a día con apuros?

¿Nos ha pasado que después de cubrir las necesidades de todos en casa, nos quedamos sin un centavo para nosotros? Somos los que trabajamos y trajimos el dinero a casa y, no hay ni una pequeña partida para darnos un gusto, por lo que nos decimos: el próximo mes será.

¿Sentimos resentimiento o envidia por aquéllos que viven en la prosperidad y tienen muchas cosas de las que nosotros carecemos?

¿Nos lavamos las manos con apuro después de tocar el dinero porque “es algo sucio, portador de enfermedades”?

El dinero es necesario para cubrir nuestras necesidades básicas de sobrevivencia y, también, para facilitarnos el poder adquirir educación y cultura, divertirnos y gozar de viajes, privilegios, cosas bellas.

Si trabajamos en algo que no nos gusta para tener lo necesario para sobrevivir apenas, y llevamos una vida rutinaria, aburrida, opaca, es nuestra responsabilidad, no de la crisis del país o la economía.

Algunos puntos sobre los que podemos reflexionar son:

• ¿Nos interesa modificar nuestra relación con el dinero?

• ¿Trabajamos para el dinero o el dinero trabaja para nosotros?

• ¿Somos prósperos?

• ¿Somos productivos y hacemos más con menos?

• ¿Somos creativos?

• ¿Ganamos lo suficiente para pagarnos a nosotros mismos una determinada cantidad por haber generado ese dinero?

• ¿Sentimos que nos puede faltar el dinero en cualquier momento?

• ¿Nos dedicamos a sacrificarnos y a ahorrar para cuando nos falte dinero sin darnos el gusto de disfrutar una vida cómoda y divertida hoy?

• ¿El trabajo es una penitencia, una carga, o un placer?

El Universo está lleno de riqueza, salud, bienestar y oportunidades de poner en práctica la creatividad y la imaginación para prosperar. Podemos estar en sintonía con esa riqueza y generar abundancia económica, ser saludables y prósperos, para lograr sentir un gran bienestar al que algunos llaman la felicidad

Octubre 18 del 2014

Renovación 292

Vamos tomarnos unos minutos para orar desde lo más profundo de nuestro ser. Orar es hablar con Dios, con nuestro Poder Superior, cualquiera que sea el nombre con el cual lo nombremos: Jehová, Buda, Alá, Energía Cósmica, Energía Universal, Totalidad, etc.

Tomemos precauciones para que no nos interrumpa el teléfono, y avisemos a los que conviven con nosotros que nos vamos a aislar unos minutos.

Acallemos el ruido de la mente, hagamos ejercicios de respiración y relajación en la posición que más nos agrade, sentados, acostados, en flor de loto, hasta que logremos estar en sintonía con nuestra respiración y ritmo cardíaco.

Cuando ya estemos relajados y concentrados, vamos a conectarnos desde lo más íntimo con ese Poder Superior, y vamos a vivir lo revitalizante que es recibir su energía. Es gratuita. Está ahí para nosotros a toda hora y lugar.

En cada inspiración sentimos cómo entra en nuestro organismo un hálito de amor, de aceptación, de confianza, una energía luminosa y fortificante. Dejemos que circule por nuestros pulmones, nuestra sangre, por todo nuestro organismo.

Con cada expiración dejemos que las toxinas dejadas en nosotros por sentimientos y pensamientos negativos salgan y desaparezcan.

Si creemos en la Energía Cósmica, visualicemos cómo nos conectamos con esa Energía desde cada uno de los átomos de nuestro cuerpo, y cómo entramos en armonía con un orden cósmico y universal que trae bienestar a nuestra vida, nuestro cuerpo, nuestra mente.

Al finalizar, agradezcamos el haber podido tener este contacto y sigamos nuestro camino con nuevos bríos, más tranquilos

Septiembre 2 del 2014

Renovación 246

Conviene aterrizar por escrito nuestro Proyecto de vida, el cual incluirá todas las metas que queremos alcanzar.

Podemos, también, tener a la mano nuestro inventario de habilidades, capacidades, destrezas, con las que contamos para lograr nuestros objetivos.

Si nos gusta escribir, plasmar en blanco y negro lo que pensamos y sentirnos, nos permitirá regresar al pasado y ver dónde estábamos, para poder evaluar cómo actuamos hoy en día en comparación y, si estamos estancados, poner en acción los recursos necesarios para avanzar.

Sólo hay un camino de ida.

El minuto que pasó ya no podemos volver a vivirlo.

Desperdiciar el tiempo (recurso no renovable) en luchas estériles, o en sobrevivir apenas, es una tontería.

Vamos a analizar nuestro pasado para extraer de él todas las lecciones que hay implícitas, y que no hemos visto hasta hoy.

Vamos a vivir el minuto presente en el amor, en total sintonía con todo lo positivo del universo, aprovechando todas las oportunidades que se presenten.

Vamos a soñar nuestro futuro, y a construirlo paso a paso, minuto a minuto, con el aprendizaje del pasado y las acciones de hoy.

1°  de Agosto…

Hoy es día primero de mes. Es probable que ya hayas prendido tu vela o veladora si cumples con la tradición de bendecir el día 31 de diciembre, 12 velas para prender una cada día primero de mes, al mismo tiempo que haces una oración para conectarte con la energía positiva del universo (o con tu Dios), para estar en sintonía y agradecer todo lo que SÍ tienes.

Vamos a empezar una práctica diaria, algo que no sea difícil, no cueste dinero y que nos haga sentir bien. El objetivo es tenerlo presente durante todo el día. Si tú no puedes abrir tu PC por la mañana, abre el blog por la noche y lo aplicas al día siguiente.

Hoy nos vamos a tomar unos minutos, con los ojos cerrados, para agradecer todo lo que si tenemos en nuestro cuerpo sin ponerle peros. Te voy a dar un ejemplo:

“Gracias por mis ojos que me permiten ver todas las maravillas de la naturaleza; por mis piernas que me llevan y me traen de tantos lugares a través del día, por mis brazos que me permiten vestirme, guisar, escribir, abrazar a mis seres queridos, por mis oídos con los que escucho la música del viento entre las hojas de los árboles, por tener un cerebro para pensar, razonar, evocar, medir, tomar decisiones, sentir….”

Sigue dando las gracias por lo que tú quieras respecto a tu persona física y todo lo que puedes hacer al utilizarla, y recuerda que, no poner peros significa evitar decir algo positivo y descalificarlo con algo negativo, como sería decir:  gracias por mis piernas aunque están medio torcidas.

Con tan sólo concentrarte en una oración positiva, vas a cambiar la bioquímica de tu cuerpo.  Si tienes una contrariedad durante tu jornada laboral o escolar, piensa en lo afortunado(a) que eres por contar con tu mente y la capacidad de pensar, con la vista, el habla, poder oir,  sentir  emociones y sentimientos, en fin, tú decidirás que es lo que más  cuenta para tí en ese momento.

Mucha suerte, sé que vas a tener un magnífico día

AUTOCONOCIMIENTO

Ya tienes una lista, que espero sea muy larga, de aspectos positivos de tu personalidad, la que puedes seguir enriqueciendo cada vez que recuerdes algo o que alguien te diga algo que no habías identificado anteriormente.

Ahora vas a elaborar una lista de todos los aspectos negativos que pienses o sientas existen en tu personalidad y todos los que en alguna ocasión te hicieron ver los demás. No es necesario tomar “el látigo de las siete puntas”, sino ser realista y aceptar que existen áreas que pueden ser mejoradas. Escribe estos “defectos”, “carencias”, “áreas de oportunidad”, en forma vertical, por ejemplo:

  • impulsivo,
  • desconsiderado,
  • grosero,
  • egoísta,
  • violento,
  • inconstante,
  • …..etc.

Toma unos días para hacerlo si es necesario y, cuando termines, vas a trazar una ruta para erradicar o disminuir ese aspecto negativo de tu personalidad, especificando las acciones concretas que vas a llevar a cabo para lograrlo:

_________________________________________________

DEFECTO                 CUALIDAD             ACCIÓN

Impulsivo                  autocontrol             control de impulsos

                                                                    Inteligencia Emocional

                                                                    Respirar y contar hasta

                                                                   100 antes de actuar si

                                                                   mi respuesta es la ira.

Desconsiderado         solidario                Empatía con demás.

                                                                   Tomar en cuenta a los demás.

                                                                    Tratar a los otros como

                                                                    quiero ser tratado.

Tendrás así una manera específica y concreta de mejorar algunos aspectos de tu personalidad que son negativos, o que te dificultan las relaciones interpersonales, además de que pueden afectar tu productividad, estado de ánimo, creatividad. Está en tus manos el lograrlo. Tú decides tu ritmo de crecimiento.

Cada vez que ejerzas el poder de tu voluntad para entrar o permanecer en el área positiva de tu personalidad y  que apliques la Inteligencia Emocional, vas a generar cambios energéticos que van a sintonizar con muchas personas que están en ese camino o frecuencia y vas a sentirte fortalecido y reconocido por ellos en el inconsciente colectivo. ¡Adelante!