Archivo de etiquetas| RUTA DE EVACUACIÓN

ÚLTIMOS TEMBLORES

El pasado 10 de abril, un visitante colombiano me preguntó sobre el reciente temblor en México, a lo que respondí que no habíamos notado nada, ni habíamos escuchado hablar de algún movimiento sísmico en especial.  Le expliqué que todos los días tiembla muchas veces en México.

Por curiosidad, consulte la página del Servicio  Sismológíco  Nacional y encontré que el viernes 8 de abril había temblado 43 veces, y que el domingo sábado 9 nos sacudieron el piso en 45 ocasiones. Seguramente alguien sintió algo y lo comentó con él.

Por curiosidad, conté los movimientos sísmicos de los últimos días:

Día             Total                    Intensidad riesgo

Abril 12      31                         4 – 4 – 4.2

Abril 13      40                        4 – 4 – 4

Abril 14      11                        4 – 4.3 – 4.4    (hasta las 19.45)

Comparto esto para que recordemos que en cualquier momento puede presentarse un sismo de intensidad muy elevada, por lo que conviene tomar algunas precauciones que hemos repetido ya en muchas ocasiones:

  • Aprender la ruta de evacuación.
  • Sacar duplicados de todos los papeles importantes (escrituras, actas de nacimientos, títulos de propiedad, documentos oficiales de todo tipo, tarjetas de crédito y de débito, credencial del IFE y del INAPAM, etc.) y tener una copia en otra dirección.
  • Tener un kit de emergencias a la mano.
  • Tener la bolsa y las llaves a la mano para salir a toda prisa.
  • Guardar algunos alimentos no perecederos de reserva.
  • Hacer un testamento y estipular claramente qué bienes y cuánto dinero son para quién.
  • Cerrar nuestros círculos emocionales abiertos, lo que quiere decir en esencia, manejar nuestras emociones displacenteras y procesar los sentimientos negativos del pasado, hasta llegar a perdonar a los demás y a nosotros mismos.
  • Amar y vivir en el amor y la espiritualidad.
  • Disfrutar cada día como si fuera el último de nuestra existencia, sin dejar para mañana ese abrazo, esa frase de amor, ese reconocimiento, que les queremos dar a nuestros seres queridos.

http://www.ssn.unam.mx

 

 

TEMBLOR EN MÉXICO

Una vez más el Servicio Meteorológico Nacional informó que tuvimos un temblor en varios estados del sur de la República Mexicana y que se sintió en el Distrito Federal. El twitter que envió fue el siguiente:

SISMO Magnitud 7.3 Loc. 68 km al SUROESTE de CD HIDALGO, CHIS 07/11/12 10:35:51 Lat 14.08 Lon -92.32 Pf 16
Si ustedes desean conectarse con ellos para que les lleguen los mensajes, la dirección es @SismologicoMX.

La última información que tengo emitida por ellos es que, hasta las 8:54 de hoy 8 de noviembre, se han detectado 97 réplicas del sismo de ayer Mag. 7.3, de las cuales 38 son relevantes, en un rango de 3.7 a 5.5 grados.

En todas las emisoras de radio reconocieron que la ciudadanía mostró una conducta ejemplar según el protocolo de evacuación a seguir, en igual forma que las autoridades gubernamentales, quienes informaron que el sismo arrojó un saldo blanco, es decir que no hubo desgracias personales o materiales.

Yo iba saliendo del edificio donde vivo y, cuando me preguntó el portero si lo había sentido, contesté ¿cuándo tembló? Es un edificio antiguo, construido con materiales sólidos y casi no se sienten los temblores.

Vale la pena recordar, si ya hemos aprendido la ruta de evacuación, etc., algunas medidas que he recomendado:

• Sacar duplicados de todos los papeles importantes (escrituras, actas de nacimientos, títulos de propiedad, documentos oficiales de todo tipo, tarjetas de crédito y de débito, credencial del IFE y del INAPAM, etc.) y tener una copia en otra dirección.
• Tener un kit de emergencias a la mano.
• Tener la bolsa y las llaves a la mano para salir a toda prisa.
• Guardar algunos alimentos no perecederos de reserva.

Ustedes pueden decidir qué objetos o documentos de fácil transportación pueden llevar consigo a la hora de salir a toda prisa de su vivienda o lugar donde laboran.

Ahora bien, desde el punto de vista tanatológico, vale la pena recordar que la muerte muchas veces no avisa, se presenta de improviso, por lo que tener nuestros asuntos al día tiene una prioridad muy elevada.

Por ejemplo:

• Hacer un testamento y estipular claramente qué bienes y cuánto dinero son para quién.

Cerrar nuestros círculos emocionales abiertos, lo que quiere decir en esencia, manejar nuestras emociones displacenteras y procesar los sentimientos negativos del pasado, hasta llegar a perdonar a los demás y a nosotros mismos.

Vivir cada día como si fuera el último de nuestra existencia, sin dejar para mañana ese abrazo, esa frase de amor, ese reconocimiento, que les queremos dar a nuestros seres queridos. Puede ser que el mañana nunca llegue.