Archivo de etiquetas| religión

# YO ME QUEDO EN CASA (27)

Hoy voy a dirigirme, como Tanatóloga, a todas las personas que han sufrido una pérdida por el Covit19, es decir ¡A TODAS!.

La mayor pérdida de todas es la de los seres queridos que deja un dolor perturbador. En tal caso, es indispensable elaborar el duelo cada día, todos los días. La muerte pudo haberse presentado sin previo aviso y no nos pudimos despedir de ellos y, lo peor, en muchos casos, ni siquiera pudimos velarlos y acompañarlos a su destino final en estos momentos: la tierra o el incinerador.

El cúmulo de emociones y sentimientos que se van a presentar son muchos , a veces se mezclan unos con otros, o se suceden tan rápido que nos desconciertan.  En estos casos, es indispensable aplicar la Inteligencia Emocional.  Hay muchos libros sobre el tema., entre ellos el mío: “lA INTELIGENCIAEeMOCIONAL EN EL DIVORCIO”,  que, aunque va dirigido al divorcio, lo diseñe temáticamente: está todo lo que es Inteligencia Emocional, Trabajo en Equipo, Comunicación, Liderazgo, Manejo del estrés,  por un lado y, después, cómo aplicar todo esto al divorcio.

En el caso de pérdida de la pareja, les recomiendo mi otro libro: “BIENVENIDA A LA SOCIEDAD DE LAS MUJERES SOLAS”, que incluye el manejo del duelo en caso de viudez, divorcio o soltería, y cómo hacer un nuevo Proyecto de Vida. Ambos están editados por la Editorial Trillas y pueden adquirirse en Amazon o servicios parecidos. El manejo del duelo es igual para hombres y mujeres, así que un señor puede ver ahí el manejo de las emociones en el duelo y la elaboración o procesamiento de los sentimientos más comunes durante ese período.

El primer paso es salir de la negación:

  • Dejar de decir: Esto es una pesadilla, no es cierto, esto no puede estar pasando, etc.
  • Negarnos a disponer de su ropa o de sus cosas que no sean significativas para alguien de la familia. Hay muchas personas a quienes les podría dar un alivio recibirlas.
  • Seguir hablando en presente sobre la persona muerta: Voy a guisar esto como le gusta a tu papá, poner su lugar en la mesa, etc.

Cuando ya aceptemos que es cierto que nuestro ser querido se murió, manejemos las emociones de Ira, Miedo y Tristeza. Recordemos que las emociones NO se controlan, ni se reprimen, se manejan.  Podemos contenerlas si es necesario por un corto lapso de tiempo, y después manejarlas.

Vivamos nuestra tristeza. Lloremos todo lo que sintamos necesidad de hacer. Si hay niños pequeños, evitemos llorar frente a ellos mucho tiempo, solo en ocasiones, para darles permiso de que ellos lloren también. Cuando nos hayamos desahogado, empecemos a recordar las anécdotas simpáticas, gratas, de la persona muerta, y todo lo que disfrutamos con él o ella.

El enojo se va a presentar: contra la enfermedad, las autoridades, los médicos, contra Dios, contra nosotros mismos por no haber podido impedir su muerte, contra la persona que murió porque no hizo algo para no terminar así, en fin, vamos a sentir ira contra todos y contra todo. Es necesario canalizar la ira, y deshacerse del remanente energético para que no nos afecte física, emocional, mental y espiritualmente.

La Muerte tae consigo miedo cuando no hemos trabajado nuestra propia muerte. Es normal sentir miedo de que algo semejante nos pase de pronto. Identifiquemos los fantasmas del miedo, reconozcámoslos y manejemos la emoción que despiertan.

Los sentimientos de culpa, impotencia, inseguridad, resentimiento, rencor, celos, etc., que puedan surgir, necesitan ser procesados para que no afecten nuestro Cociente Emocional.

No puedo profundizar mucho en el manejo del duelo. Lo haré poco a poco. Busquen aquí mismo los posts que he escrito sobre el tema, y encuentren libros que los apoyen.

Recuerden que formamos parte de UN TODO con la Energía Universal. Recarguen pilas todos los días al despertar.

 

 

SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO FRANCÉS

bandera de francia

NUESTRA SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO FRANCÉS

Así como lo hicimos con los Estados Unidos en el atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York o el atentado en la Maratón de Boston, o con España cuando sufrió el ataque terrorista en los trenes, en esta ocasión enviamos un fraternal abrazo a los franceses.

Es vergonzoso que grupos extremistas se amparen en la religión para matar, destruir, dañar, causar dolor. No son fanáticos religiosos, son criminales de la peor ralea y no merecen consideración alguna.

El pueblo francés ha respondido con madurez y no está mostrando el pánico que buscan los terroristas. De cualquier manera, esos asesinos roban a toda la humanidad la seguridad de poder vivir de acuerdo con nuestras creencias sin hacer daño a los demás.

Agosto 22 del 2014

Renovación 235

Es importante evitar juzgar a los demás.

Hoy voy a recordar y a preguntarme cuando caiga en emitir juicios sobre los demás: ¿Quién soy yo para juzgar a nadie?

Emitir o imponer juicios de valor, basados en una religión o en determinada creencia, me conducirá al fanatismo, a creerme superior o mejor que los demás, a querer imponer mi juicio y discriminar, segregar, castigar, a quien piense diferente a mí.

Escudarme en determinadas creencias religiosas para no respetar a otras personas porque tienen distintas preferencias sexuales a las mías, son de otra raza, religión, nacionalidad, es una clase de discriminación encubierta con “nobles razones”.

Hacerlo porque “me preocupo por su alma, por su salvación, porque se van a condenar en la otra vida”, es una muestra de fanatismo y falta de respeto.

Dios es Amor, no una copia de nosotros con nuestros defectos y carencias, limitaciones, preferencias y rechazos.

Hoy voy a encontrar a Dios en todo y en todos, en la naturaleza, en todo ser vivo, en el universo, en el infinito. Voy a empaparme de su amor, a vivir en el amor, a ser amor.

Jugar con la FE

Es una realidad que cada día se incrementa el número de personas que buscan encontrar en la Fe una satisfacción que la sociedad consumista en que vivimos no les ha brindado. El mundo globalizado, no sólo en aspectos positivos como la cultura, el arte, la ciencia, sino en cosas negativas como la delincuencia, adicciones, crímenes, perversión, etc., causa desasosiego y malestar, por lo que esperan encontrar algo nuevo a qué asirse para sentirse mejor.

Tenemos así un grupo muy numeroso que ha buscado en la filosofía oriental, indiscutiblemente digna de respeto y admiración, una nueva manera de pensar y tranquilizar su mente. Las complicaciones empiezan cuando hacen mezclas y, sin dejar sus creencias anteriores, introducen algunos conceptos y los adecúan a sus necesidades, por ejemplo: católicos que hablan de la “reencarnación”, lo que es contrario a su religión, que habla de la “resurrección de los muertos”. Finalmente, no viven en forma congruente ninguna de las religiones (budismo, hinduismo, catolicismo), y toman lo que les conviene de cada una.

Siempre ha habido Predicadores que aprovechan esta circunstancia y, si son buenos oradores, pueden tener una multitud de fans tras ellos. Además de ellos, ahora tenemos una invasión de personas de formación profesional (cuando la hay) muy distinta a las que forman el grupo de la neurociencia, entre ellas, la psicología y la psiquiatría, que hablan sobre la conducta humana y los vericuetos de la mente, de física cuántica, y de “milagros inesperados” obtenidos por el manejo de la energía mental.

Con tan solo leer algunos libros o tratados de Max Planck (1858-1947), físico alemán a quien se considera autor de la teoría cuántica, y que recibió el Premio Nobel de Física en 1918, podemos darnos una idea de lo que es la energía y de la interrelación que mantenemos con nuestro entorno en ese sentido.   Podemos recurrir también a diversas publicaciones de Albert Einstein (1879-1955) físico alemán, considerado como el científico más importante del siglo XX quien, en 1905 publicó varios trabajos que fueron la base para desarrollar la mecánica cuántica y la física estadística y en 1915 presento, ya reformada en el concepto de la gravedad, su teoría de la relatividad general. En 1921 le dieron el Premio Nobel de Física por su trabajo sobre el efecto fotoeléctrico y sus aportaciones a la Física teórica.

Sin ser científicos podemos entender que nuestro organismo funciona por impulsos eléctricos que pueden ser medidos por electroencefalogramas (cerebro), electrocardiogramas (corazón), etc., por lo que aceptaremos que la esa energía tiene vibraciones, y que éstas salen de nuestro organismo hacía el exterior, donde interactúan con las vibraciones presentes ahí. Podemos admitir que puede haber modificaciones, tanto en el medio exterior, como en nuestro interior, por el intercambio de energía que se lleve a cabo, cambios que van a depender de muchas variables que vale la pena considerar y tomar en cuenta.

Si aceptamos esto, podemos aceptar que nosotros influimos y modificamos, en alguna medida, la energía exterior, con lo que la invitación es a GENERAR Y TRANSMITIR SÓLO ENERGÍA POSITIVA QUE MEJORE LA CALIDAD DE VIDA DE TODOS Y DE TODO LO QUE NOS RODEA.

Recibí un correo con un enlace de un video publicado en youtube, en el que un orador menciona brevemente algo de lo anterior, con lo cual coincidí. Invita a que el 12-12-12 (12 de diciembre del 2012, a las 12 horas), todos nos concentremos en la palabra amor, como catalizadora de energía positiva y la mandemos al universo para generar una modificación en la energía cósmica.   Esta iniciativa puede ser positiva, aunque me cuestiono la razón de la fecha y qué hay detrás de lo que no se dice. También me pregunto ¿Por qué no concentrarnos todos los días un minuto y emanar energía positiva al universo? ¿El ponerle una fecha para hacerlo masivo no es demorar lo que puede hacerse hoy? ¿Qué tal un hábito positivo y generoso todo los días? De cualquier manera, ahí tienen el dato, ustedes elijan la opción que les agrade.

En ese video hay una cosa que me hizo cuestionar todo lo positivo y verídico que el orador menciona antes: una filmación con un aparato de ultrasonido, que muestra la desaparición de un tumor canceroso de 3 pulgadas, en tan sólo tres minutos, mediante la energía que emanan tres personas que repiten una palabra como catalizador de la energía que va a destruir el cáncer. Ese film está editado y manipulado y me parece poco ético utilizarlo como herramienta de convencimiento sobre el manejo de energía positiva.

Hay pruebas científicas del poder de la Fe en la “curación milagrosa” de enfermedades terminales que entran en remisión o desaparecen, y hay constancia científica de la transmisión de energía positiva, lo cual nos lleva a aceptar que pueda haber casos asombrosos conectados con ellas. Soy testigo de muchos pacientes con diversos tipos de cáncer que salieron adelante mediante un trabajo integral que involucró su mente, su cuerpo, su Fe, sus creencias espirituales, su voluntad de vivir, entre otros muchos factores.

De ahí, a mencionar que en tres minutos, tres extraños pueden cambiar fisiológicamente la condición de un organismo humano enfermo, me parece riesgoso y delicado si lo leen o escuchan pacientes terminales. Si se divulga una información así, es obligatorio decir en qué clínica, cuándo, quién hizo la curación, en qué revista médica o universitaria se publicó esta práctica, qué institución propició y avaló las investigaciones y experiencias previas, cuáles son las estadísticas al respecto. En conclusión, dar un respaldo científico, veraz, reconocido y reconocible, y una fuente de acceso a información para que las personas interesadas puedan buscar por sí mismas lo que estoy planteando.

Por todo esto, los invito a cuestionar a este tipo de oradores que ofrecen “pruebas milagrosas”, sin un soporte científico, y a que investiguen sobre la física y la mecánica cuántica, que son temas apasionantes, aún para los legos. Los invito a buscar dentro de su corazón la Fe como una herramienta de aliento, sostén, impulso. Los invito a concentrarse cada día un minuto en su energía positiva y a enviarla al universo para que se una a la que ahí se encuentra. Los invito a vivir, pensar y actuar en forma positiva el mayor tiempo posible. Por supuesto que podemos cambiar al mundo si logramos cambiar lo negativo que hay en nosotros y generar el “efecto mariposa” energético positivo.

DÉCIMA PUERTA: ESPIRITUALIDAD

Image

Definir el concepto espiritual requiere ubicarse en un marco de referencia filosófico, religioso, místico, esotérico, conceptual, o de alguna creencia específica como quienes mencionan que es la búsqueda del sentido de la vida. Para mí, la espiritualidad es la conexión energética de  lo más íntimo de mi ser con la energía existente en totalidad.

Los caminos  para llegar a la espiritualidad pueden ser muchos, la religión es uno de ellos, más no el único, también podemos llegar a ella a través del arte, la música, la meditación, la oración, en fin, cada quien puede encontrar la vía que le facilite el acceso a su espiritualidad.

En los últimos tiempos, las personas  se han decepcionado de algunas religiones por la mala praxis de sus representantes, del materialismo egoísta que conduce al consumismo, la posesión y concentración de riqueza porque no les genera una paz interior ni una salud integral, y han buscado nuevos horizontes, que no son nuevos, son diferentes nada más.  Así tenemos que se han puesto a estudiar filosofías, religiones, artes marciales orientales para encontrar el sentido de su vida. Otros se han ido al esoterismo, a la magia, a las sectas religiosas que se multiplican como hongos. El problema aquí radica en que hacen un “champurrado” con sus creencias originales y no viven  de acuerdo ni con ellas ni con lo que se supone están aprendiendo. Conozco a personas que se pasan la vida meditando, haciendo yoga, son vegetarianas, y dicen vivir en el amor; pero no procuran ni cuidan a su familia ¿es eso vivir en el amor? ¿Dónde dejaron las tres virtudes teologales que les enseñaron en la religión católica: Fe, Esperanza y Caridad?

Encuentra el sentido de tu vida, tu Misión en este mundo, la razón de tu existencia, conéctate con tu Poder Superior, energía cósmica, Dios, o como quieras llamar a la Totalidad, y forma una unidad con ella en constante comunicación. La acción de Dar fluirá por sí misma y establecerá y mantendrá un flujo virtuoso que sí traerá paz a tu existencia.