Archivo de etiquetas| relación de pareja

Diciembre 1 del 2014

Renovación 336

Entramos en la recta final, el último mes de este trabajo que hemos realizado desde el 1 de enero de este año, por lo que vamos a retomar y concluir algunas reflexiones sobre ciertos aspectos, uno de ellos muy importante, la relación de pareja

Para que se forme una relación de pareja-pareja, es indispensable que cada uno tenga su Proyecto de Vida por escrito, y tengan la idea de apoyarse mutuamente para lograr las metas individuales, y que diseñen un Proyecto de vida en pareja, con metas para la pareja.

Si alguno de los dos es co-dependiente en su familia de origen y, por lo tanto, lucha por hacer que su pareja entre en esa dinámica, ya sea separandolo(a) de sus padres y hermanos, amistades y familiares cercanos, para que dependa emocionalmente de él o de ella, o que “le venda” la idea de que todo lo hace “para él/ella” y sacrifique sus metas en aras de “demostrarle su amor y entrega”, la relación va a ser disfuncional y, tarde o temprano, va a terminar en tormenta.

Ya sabemos que si en nuestra familia de origen hay algún adicto al alcohol, drogas, fármacos, a las relaciones destructivas, o padece alguna enfermedad o trastorno mental rechazado socialmente, y no hemos resuelto esto con asesoría profesional, o en grupos de ALANON, somos co-dependientes.

En la pareja-pareja los dos conocen las necesidades espirituales, sociales, mentales, psicológicas, emocionales, físicas y sexuales del otro, y hay una apertura total a la comunicación en ese sentido.

Si somos celosos (celotipia =patología mental), estamos ante una inseguridad que se va a desplegar mediante una actitud obsesiva, absorbente, posesiva, controladora, manipuladora. La otra persona nos pertenece, es nuestro esposo(a), y podemos exigirle una entrega absoluta a nuestros caprichos y necesidades disfuncionales.

Una pareja-pareja se construye día a día, con cariño, pasión, amor y comprensión. No es una meta que termina con un vestido blanco en un templo, o con una firma en el Registro Civil, es un compromiso de crecer juntos, de lograr las metas individuales y las de pareja.

Vamos a revisar nuestra relación de pareja y a sanarla si hace falta.

Agosto 5 del 2014

Renovación 218

En ocasiones sabemos, estamos seguros en nuestro interior, que lo que estamos haciendo es negativo, tóxico, o perjudicial para terceros, y sin embargo, nos comportamos en un forma que traerá consecuencias adversas a nuestra vida.

El autoengaño no sirve más que para postergar un resultado negativo, el cual nosotros intuimos y nos negamos a ver.

Por ejemplo, si “presentimos”, “nos late”, que la relación de pareja que tenemos es de codependencia, no está basada en la integración de dos personas con dos Proyectos individuales de vida, que se ponen de acuerdo para construir un PROYECTO DE PAREJA, y seguimos adelante porque “ya se nos está pasando el tren” (tenemos muchos años solteros), queremos tener algo nuestro (mi casa, mi esposo, mis hijos), nos queremos salir de la casa familiar, etc., las cosas terminarán en divorcio, separación, agencia del Ministerio público, psicólogo o psiquiatra.

Si estamos iniciando una relación de pareja, hagámoslo bajo la premisa de construirla día a día, con amor y entrega total. Cero engaño al otro, cero autoengaño.

Una pareja puede ser la base de una familia. ¿Qué familia vamos a formar si los dos cojeamos al caminar, si nuestros valores, Misión, Metas son opuestas?

Si escondemos nuestra relación, es porque sabemos que algo no está en armonía en ella, y no queremos que los demás se den cuenta de ello.

Vamos a revisar nuestra relación de pareja y a escuchar a nuestro Pequeño Profesor, Intuición, Inconsciente, Sabio interior, o como quieran llamarle.