Archivo de etiquetas| pensamiento

Pensamiento = acción

Con toda seguridad puedo decir que hemos escuchado esta frase cientos de veces, aplicada en diversos contextos. En esta ocasión abordaré el tema por las publicaciones que he leído sobre los avances logrados en algunas investigaciones en neurociencias.

En mayo pasado, la revista Nature publicó un artículo sobre los resultados de los trabajos realizados en el laboratorio de neurociencias de la Universidad de Brown, Providence, Rodhe Island, USA, para lograr que dos personas cuadraplégicas y sin poder hablar, (Bob y Cathy), movieran un brazo robótico con el poder de su pensamiento. Para ello, los neurocirujanos implantaron diminutos chips que contienen casi 100 electrodos del grosor de un cabello, en la corteza motora de sus cerebros, con el fin de registrar las señales neuronales asociadas con la intención del movimiento. Al final doy una lista de publicaciones y sitios web donde podrán recabar información más detallada al respecto.

En el laboratorio de neurociencias de la Universidad de Brown, investigan como el cerebro convierte el pensamiento en acción, mediante la comprensión acerca de cómo gran número de neuronas corticales adquieren y codifican información relacionada con el planear y ejecutar movimientos voluntarios de los brazos. Eminentes neurocientíficos, dirigidos por el Dr. John Donoghue, además de expertos en matemáticas aplicadas, ingenieros, especialistas en computación científica, aportan sus conocimientos para desarrollar teorías y comprobarlas. Un campo donde piensan aplicar los códigos neuronales del movimiento, es el de construir aparatos de interfaz entre el cerebro y el mundo exterior para las personas que padecen parálisis.

En la publicación de la revista Nature de mayo, que acompañaron con un video en el que se ve a Cathy, paralítica desde hace 15 años y a quien le hicieron el implante hace 5 años, utilizar su pensamiento para mover un brazo robótico para tomar una taza de café y acercársela a los labios. Ella bebió y sonrió, con una sonrisa que “nunca olvidaremos” dijo Leigh Hochberg, neuroingeniero de la Universidad de Brown en Providencia, Rhode Island, USA, co-autor del artículo científico.

El Dr. Donoghue es cauteloso y habla de seguir observando y experimentando hasta tener una población más numerosa beneficiada con estos implantes.

El caso de Cathy es especial, ya que ella es una luchadora, con una voluntad de salir adelante a toda prueba. A los 42 años tuvo un padecimiento cerebral que la dejó cuadraplégica y sin habla. En 2007 levantó una demanda judicial en nombre de miles de discapacitados cerebrales para que el estado de Massachusetts facilitara su integración en la comunidad, costeando la construcción de hogares especializados y la ganó. Para levantar el vaso, Cathy tenía conectado un cable a su cerebro que iba hacia una computadora que se comunicaba con un brazo robótico con los dedos articulados.

La mayoría de nosotros tenemos el privilegio de tener un cerebro intacto, al que muchas veces no cuidamos ni alimentamos como es conveniente, y desperdiciamos todo el potencial de logro que está dentro de él.

Algunos lugares donde pueden recabar más información sobre estas investigaciones son:
http://www.bairngate.or/donaghue
http://donoghue.neuro.brown.edu/research
http://www.nature.com
http://research.brown.edu/myresearch/John_Donoghue
DONOGHUE, PHD, MS. Contacto por e.mail:  John_Donoghue@Brown.EDU

Artículos relacionados que encontrarán en http://www.nature.com:
• Neuroscience: Brain-controlled robot grabs attention.  16 May 2012
• ‘Marilyn Monroe’ neuron aids mind control.  27 October 2010
• Neuroscience: Opening up brain surgery.  14 October 2009
• I think therefore I move?.  07 May 2009
• Brain electrodes can improve learning.  29 January 2008
• Neuroprosthetics: In search of the sixth sense.  12 July 2006

ESPERANZA 4 

Ya hemos visto que se puede albergar esperanza apoyados en elementos científicos, y hoy vamos a terminar el tema con otro enfoque en este sentido: la Física Cuántica, llamada también mecánica ondulatoria, es la rama de la física que estudia el comportamiento de la materia cuando las dimensiones de ésta son tan pequeñas (alrededor de 1.000 átomos) que empiezan a notarse efectos como la imposibilidad de conocer con exactitud la posición de una partícula, su energía, posición o velocidad, sin afectarla (principio de incertidumbre de Heisenberg), surgió a principios del siglo XX debido a que había problemas que no podían ser resueltos mediante la física clásica.

Hay dos pilares fundamentales:

      1.- Las partículas intercambian energía en múltiplos enteros de una cantidad mínima posible, denominado quantum de energía.

      2.- La posición de las partículas viene definida por una función que describe la probabilidad de que dicha partícula se halle en tal   posición en ese instante

Max Plank (1858-1947) fue un físico alemán considerado como el fundador de la teoría cuántica y fue galardonado con el premio Nobel de Física en 1918.  Tenía una formación muy completa, ya que a los 16 años obtuvo su Schulabschluss o graduación. Tenía talento para la música y que tocaba el órgano, el piano y el cello ycompuso una opereta titulada “Die Liebe im Walde”. También tenía facilidad para la filología clásica y las ciencias. Esta versatilidad le hizo dudar a la hora de elegir su orientación académica y terminó por decantarse por la física para comprender sus fundamentos.

 Los descubrimientos de Plank fueron verificados posteriormente por otros científicos, y generaron el nacimiento de un campo totalmente nueva de la física, conocido como mecánica cuántica, los que proporcionaron los cimientos para la investigación en campos como el de la energía atómica. Reconoció en 1905 la importancia de las ideas de Einstein sobre la cuantificación de la radiación electromagnética y colaboró con él a lo largo de su carrera.

 Esta teoría nos facilita el asimilar que formamos parte de un todo y que todo lo que hagamos modifica ese todo, así como el que todo lo que pasa en el universo nos afecta. El pensamiento, las emociones y los sentimientos son energía que emiten vibraciones que armonizan con la energía existente, o pueden alterarla. La esperanza está basada en un pensamiento y en un sentimiento positivo, por lo tanto, facilitará el que entremos en sincronía con las frecuencias energéticas positivas que nos rodean.

 Los invito a investigar y leer sobre la Física o Mecánica Cuántica en los trabajos de Max Plank, Albert Einstein y sus alumnos. Aún si somos ajenos a las ciencias exactas, podremos extraer algo positivo para mejorar nuestras vidas.

Vibraciones

¿Será acaso que las más de cien réplicas del temblor nos están dando un mensaje?  Claro está que los geólogos, sismólogos y demás estudiosos del tema dirán que son la consecuencia del acomodamiento de las capas terrestres en la zona sísmica. Yo pienso que puede haber un para qué en todo esto.

Si partimos de la base de que venimos a este mundo de tres dimensiones a tener la oportunidad de aprender del universo lo necesario para evolucionar a un estado de conciencia más avanzado, aceptamos que estamos equipados para seguir el camino que nos conduzca a cumplir nuestra misión.

Voy a utilizar una metáfora, imaginemos que lo que nos conviene aprender para crecer está dentro de una nuez o una avellana. La cáscara es dura y es necesario romperla para llegar a la semilla. La cáscara puede ser el obstáculo o la vivencia dolorosa que se nos presenta, ante la cual nosotros podemos romper la cáscara y sacar el aprendizaje, o podemos dedicarnos, como ardillas laboriosas, a juntar y juntar nueces y avellanas sin abrirlas, hasta formar una muralla alrededor nuestro y de nuestra vivienda. Esta muralla artificial, dura y rígida, va a impedir que nos de la luz del sol a plenitud, nos va a aislar de los demás para intentar sentirnos más seguros y nos va a dar la sensación de que tenemos mucho alimento para el futuro. A pesar de todo esto, y como consecuencia de ello, nos vamos a estancar y nos vamos a sentir incómodos, desubicados, inquietos, amargados, por lo tanto, ese no es el camino.

¿Qué tal si sacamos la semilla, la enseñanza, y nos deshacemos de la cáscara, devolviéndola a la tierra para que sirva más adelante, después de darle las gracias por habernos brindado una oportunidad de aprendizaje?  Hablo de quedarnos con la esencia de las vivencias de todo tipo, sobre todo de las dolorosas, y deshacernos de la “cáscara” que serían los apegos, los rencores, los sentimientos negativos, la ira, el miedo, la tristeza, la nostalgia.

Las personas tienden a unirse por niveles de afinidad, que puede ser positiva o patológica. Así vemos como se atraen entre sí las personas amorosas y generosas por un lado y por el otro, los sociópatas y delincuentes.

Esta atracción va más allá del plano terrenal, hay vibraciones positivas y negativas en el universo, en el cosmos, en las galaxias, y nosotros podemos decidir con cual queremos entrar en sintonía. En mis cursos, yo les digo que nosotros no vemos las ondas hertzianas de la radio afuera de nuestra casa y, sin embargo, si tomamos un aparato de radio y lo encendemos, tenemos la opción de escoger con qué frecuencia queremos sintonizar para escuchar música clásica, jazz, noticieros, rancheras, chismes cinematográficos, etc.  De igual manera, podemos “vibrar” con la energía vital, poderosa, llena de luz, del universo y utilizarla para crecer y aprender cada día.

Todo lo que vive late de energía y toda esa energía contiene información. El cuerpo humano, a través de sus procesos biológicos, genera un campo electromagnético con el cual nos comunicamos con todo lo que nos rodea. Todas las experiencias pasadas y actuales, positivas o negativas, los recuerdos traumáticos y profundos, nuestras creencias y actitudes, generan energía emocional que queda codificada en nuestro organismo y forma parte de la memoria celular y podemos utilizarla para seguir adelante.

La neurobióloga Candance Pert dice que los neuropéptidos, sustancias químicas activadas por las emociones, son pensamientos convertidos en materia y que las emociones residen físicamente en el organismo. Ésta es una teoría muy interesante y los invito a profundizar en ella.

En forma sintética diré que somos lo que pensamos y sentimos. Podemos extraer el aprendizaje de todo lo que llega a nosotros para integrar y crecer en el conocimiento de nosotros mismos y del universo, para hacer el bien dentro del parámetro de la ética, o podemos tirar el aprendizaje y quedarnos con la cáscara, lo que nos llevará a aferrarnos a nuestros miedos, apegos, enfermedades, objetos materiales, creencias disfuncionales, ideologías.

Tenemos la libertad de elegir lo que vamos a hacer, decidir si queremos vivir mejor, con una vida interna plena, basada en la confianza en nosotros mismos, y si vamos a optar por el camino del crecimiento a través de conocernos, aceptarnos, valorarnos y amarnos.

La experiencia del temblor y la vulnerabilidad de sentir y pensar que puede haber otro más intenso en el futuro cercano, es una oportunidad para  repasar estos conceptos y ponerlos en práctica. ¿Ustedes qué opinan?