Archivo de etiquetas| pedir perdón

PERDONAR

Una pareja me envió una canción de Dyango que comentan les sirvió mucho a ellos, y recomiendan que meditemos sobre la letra con atención. Me encantó la idea y por eso la comparto con ustedes:

“Nos fallaron dos palabras y sabernos perdonar
Qué fácil era haber dicho “lo siento”.
Pero nos sobraba orgullo y nos faltaba humildad
Y cuesta tanto esfuerzo ser el primero en hablar
Que cuando uno se atreve es tarde ya
Tarde ya.

Por volverte a ver
Hoy daría media vida por volverte a ver
Y recuperar el tiempo que se me escapó
Y decir “lo siento” una y otra vez
No me sirve la razón si tú no estás
Si no estás

Por volverte a ver
Hoy daría cualquier cosa por volverte a ver
Y aprendí a no querer tanto y a querer mejor
Y a decir “lo siento, amor, perdóname”
No me sirve la razón si tú no estás
Si no estás aquí.

Nos fallaron dos palabras y sabernos perdonar
Qué fácil era haber dicho “lo siento”.
Son dos sencillas palabras fáciles de pronunciar
Quien las dice primero suele ser quien ama más
Y amar es darlo todo sin pedir
Ni esperar.

Hoy daría media vida por volverte a ver
Y recuperar el tiempo que se me escapó
Y decir “lo siento” una y otra vez
No me sirve la razón si tú no estás
Si no estás aquí”

 

 

 

Febrero 24 del 2014

Renovación 55

Es muy común que dejemos “asuntos pendientes” en la vida, los ignoremos como si no existieran, dirijamos la vista hacia otro lado para no pensar en ellos, esperando que se resuelvan solos, lo que no va a pasar. Lo más probable, es que un día exploten y nos compliquen la existencia que suponíamos estaba tranquila.

Dejamos sin cerrar muchos círculos, por ejemplo, los académicos. Sé de personas que se están titulando después de jubilarse porque no lo hicieron cuando terminaron la carrera. No requirieron el título para trabajar o pusieron una empresa, por eso lo relegaron “para después”.

Pues bien, si no cerramos el círculo y terminamos los ciclos: educativo, formativo, emocional, intelectual, vas a caminar con una vestimenta deshilachada o llena de hoyos, imagínala como quieras.

Vamos a revisar si estamos en ese caso y vamos a poner manos a la obra si tenemos asuntos a medio hacer, sin terminar, ya sea pedir perdón o perdonar, resarcir un daño que causamos a alguien, canalizar nuestras emociones displacenteras, procesar algún sentimiento negativo.

Hoy es un magnífico día para cerrar círculos. Podemos hacerlo porque estamos llenos de energía.