Archivo de etiquetas| obesidad

INDEPENDENCIA ¿SUEÑO O PESADILLA?

Amanecí como si me hubiese pasado un ferrocarril por encima debido a que, durante la noche, pasé mucho tiempo entre sensaciones de duermevela, de ensoñación, de pesadilla, que desgastaron mi energía en una forma atroz.

Voy a compartir con ustedes lo que viví en ese sueño o pesadilla. Iba yo sentada en un hermosa tapete persa que volaba entre un cielo azul despejado, durante un amanecer muy bello, lleno de luz y tibieza. No sabía adónde nos dirigíamos, pero intuía que mi vehículo sí.

Llegamos a un hermoso reino, con campos florecientes, donde me habían dicho que se respiraba un ambiente de bienestar y prosperidad, que se traducía en una sonrisa de bienvenida a todos los que ahí llegaban.

Sin embargo, cuando el tapete se posó sobre tierra, encontramos a campesinos que peleaban entre sí, con distintos estandartes y proclamas.  Preguntamos qué pasaba y nos dijeron que uno de los grupos apoyaba al nuevo Rey y sus ayudantes, mientras que el otro, quería elegir a quién los representaría mediante el voto de todos.

Al frente de una manifestación de los rebeldes, estaba el Rey. Al verlo me quedé asombrada: parecía un personaje de película tragicómica, chaparrito, cincuentón, flacucho, con un flequillo a lo Príncipe Valiente que se le ve simpático a un niño pequeño, y ridículo a un hombre de su edad; con unos lentes que escondían unos ojos que esquivaban la mirada. Su lenguaje corporal transmitía el mensaje: “Mira lo que me obligaste a hacer” de un niño que ha hecho algo que sabía estaba prohibido.  “Los demás tienen y tendrán siempre la culpa de todo lo que salga mal, sea lo que sea”.

Sus ademanes, restringidos muchas veces, eran suaves, buscando la complicidad de algunas personas en especial.  El colmo de mi asombro fue cuando dio un discurso: por su forma de hablar era la reencarnación de Cantinflas: decía que no había dicho lo que pensaba decir cuando decía todo lo contrario. Es decir, que las cosas no estaban ni bien ni mal, sino todo lo contrario. Cuando terminó, todos nos preguntamos: ¿Qué dijo? ¿Qué si o que no? ¿Va a dejar el reino? ¿Va a dejar que todos decidan quién será nuestro Rey? ¿Quiere que declaremos una revolución? ¿Alguien entendió algo?

La mayor duda era sobre si él quería separar al reino de todos los que los rodeaban, construir una muralla y aislarse del mundo. Decía que quería ser independiente para encubrir su necesidad de pasar a la historia. Hasta ahora, todos los reinos que habitaban en esa península habían mantenido una unión comercial, cultural, social, política, económica, que favorecía el bienestar de todos: para los extranjeros eran una totalidad con una reglamentación acordada por todos, integrada por reinos autónomos que tenían cada uno su Rey.

Junto a este Rey estaba siempre su Ministro, otro personaje singular: era la viva estampa de Sancho Panza, el compañero inseparable de El Quijote, nada más que no tenía ni la inteligencia natural, ni la chispa, ni el ingenio o intuición del querido Sancho. Otra coincidencia era que nunca se bajaba de su burro.

Este Ministro era obeso en primer lugar, no por haberse comido todos los jamones y chorizos del mundo, sino por haberse atragantado con muchas ideas maquiavélicas y siniestras que guardaba en su interior, ya que no las podía digerir.

Por si fuera poco traía una tonsura (círculo rasurado que llevan algunos clérigos en la coronilla). Me dio curiosidad porque los calvos, por lo general empiezan con una frente que crece por segundos y unas entradas que parecen salidas, lo cual dicen que pasa por pensar mucho. No sé si la tonsura de nuestro “gordito” era natural o no, lo que sí sé es lo que hacían los francos y los godos: tonsuraban a los príncipes incapaces de suceder en el trono.

El Rey y su Ministro rompieron con todos los demás reinos y se declararon independientes, sin saber bien a bien lo que hacían, lo que querían, ni valorar  lo que podía pasar, vamos, ni siquiera lo que significaba esa palabra. ¿O sí?

Ellos les habían prometido a sus campesinos una Ínsula Barataria y no querían decir que ésta no existía o que, dadas las circunstancias, no era el momento de salir a buscarla.

Ante lo crítico de la situación, se reunieron los sabios del reino declarado, en forma ilegal, independiente. Veamos que opinaron:

  • Que los otros reinos querían apropiarse de sus tierras y palacio, por lo que los convertirían en sus esclavos.
  • Que el Rey sufría una manía de superioridad, basada en su complejo de inferioridad, que lo llevaba a buscar que todos hablasen de él, cosa que su peculiar Sancho Panza aprovechaba alimentando sus delirios, ya que él no podía ser Rey.
  • Que el Rey era un esquizofrénico peligroso que no podía ni articular sus ideas, ni expresarlas con una estructura mental adecuada al tema. Que lo más adecuado era recluirlo en la Casa de la risa, para que viviera en su propia Ínsula Barataria, feliz y tranquilo por el resto de sus días.
  • QUE LO QUE CONVENÍA ERA QUE TODOS LOS HABITANTES DEL REINO, FUERAN O NO PARTIDARIOS DEL REY, VOTASEN PARA DECIDIR QUIÉN LOS IBA A GOBERNAR Y A CONSERVAR LAS ALIANZAS CON LOS DEMÁS REINOS.
  • Que, en virtud de que los campesinos a los que les tocaba sembrar no tenían semillas, y los que acababan de cosechar no podían venderles a los otros reinos y se les pudriría lo cosechado en los silos, se nombrase un sustituto del Rey provisional, en lo que todos votaban por el gobernante que querían tener, ya que convenía re-establecer las relaciones con todos los otros reinos, para seguir comerciando en santa paz.
  • Hubo el sabio didáctico que les expuso la siguiente teoría:
  • “Cuando el ser humano es concebido (algunos animales también) es dependiente al 100% para su manutención y sobrevivencia, vive en una total simbiosis, ya que no podría continuar vivo por sí mismo. Nace y conforme va creciendo, unos antes y otros después, se va haciendo autosuficiente, hasta llegar a conseguir su alimento y garantizar su supervivencia. El hombre es, tal vez, el más lento de los animales en ese sentido.
  • Los niños van formando su YO, independiente de la madre y de la familia y su entorno. Cuando tienen un desarrollo sano, transitan por varias etapas, según un sabio muy antiguo: el primer año es la etapa oral, si se atoran ahí, tendrán problemas de dependencia al alcohol, drogas, o trastornos alimenticios cuando crezcan (gordura y obesidad, bulimia, anorexia), alcohólicos, verborrea, etc. Sigue la etapa anal que si no es manejada en forma sana, los niños podrán terminar siendo perfeccionistas, manipuladores, coleccionistas, obsesivos, etc. Sigue la genital, donde suele darse una identidad sexual. Mal manejada engendrará hijas o hijos enamorados de sus padres, incapaces de establecer relaciones sanas de pareja. También personas con trastornos de tipo sexual.
  • Sigue la etapa social, donde el niño o niña aprende a convivir, compartir, disfrutar la compañía de otros. Todavía es dependiente en muchos sentidos.
  • Y llega la adolescencia, donde se desea tener la independencia total. Los chicos se pelean con sus padres, con las ideas, con lo retro, con sus maestros y compañeros. Quieren romper con el pasado. “Ser ellos”.  
  • Muchos quieren LA LIBERTAD SIN LA RESPONSABILIDAD. Quieren ser autónomos, mandar en sus vidas, decidir qué hacer y cómo, cuándo y en dónde hacerlo, sin ser capaces de sobrevivir por sí mismos.
  • UN GRAN RIESGO ES CUANDO NO ASIMILAN QUE SU LIBERTAD TERMINA DONDE EMPIEZA LA DEL OTRO.
  • Cuando se logra transitar en una forma asertiva durante la adolescencia y se cierran los núcleos pendientes de los primeros siete años, se llega a SER UNA PERSONA ÍNTEGRA.
  • Ahí se constata la realidad de que lo ideal es que todos seamos independientes en nuestras ideas, creencias, hábitos y costumbres, etc., en la medida en que estemos solos. Al entrar en sociedad, nos damos cuenta que:

                                              “TODOS NECESITAMOS DE TODOS”

  • Si tenemos un YO fuerte, sin dependencias, sin núcleos no resueltos, sin complejos, y contamos con una mente sana, un espíritu noble y generoso, tenemos la capacidad de amar a los otros en la misma medida en que nos amamos a nosotros mismos, podremos entrar en una dinámica que se llama:

                                                   INTERDEPENDENCIA     

       En la que todos vamos a unirnos con un objetivo común: EL NOSOTROS.  

      Seremos muchos YO INDEPENDIENTES, que buscan, trabajar y colaborar por         el bien común, sin menoscabo de la identidad propia, en una forma armoniosa y         pacífica. No hay luchas de poder, no hay complejos, no hay separaciones, no hay       intereses ocultos en esta actividad común: buscar todos ser mejores cada día y             apoyar a que todo los demás lo sean.

  • Así terminó el sabio: Veamos si el Rey es una persona simbiótica, acomplejada, con algún tipo de trastorno de conducta o alteración del principio de la realidad (desde borderline a psicótico), si tiene un YO fuerte o tiene miedo de ser “invadido” por los demás y dejar de ser independiente; si lo cantinflesco de su forma de hablar es proyección de una confusión mental o de un plan maquiavélico suyo y de su Sancho Panza para lograr el poder.

Tras esta exposición, todos los sabios, menos la minoría: los rebeldes incondicionales del Rey, con quien mantenían una relación simbiótica, ya fuera económica, social o emocional, votaron a favor de la cordura y de pedirle al soberano que dejara paso a un período de transición en lo que TODOS ELEGIRÍAN AL NUEVO REY.   

Nota: Este sueño, o pesadilla, es producto de mi imaginación. Cualquier parecido con personajes reales o circunstancias actuales o del pasado, es pura coincidencia.

¿ Adios a la obesidad ?

Según una fuente de la OMS, el primer lugar del mundo en población obesa lo tienen los Estados Unidos, y ¡¡¡¡¡el segundo, México ¡!!!!!!

Le siguen en orden Australia, Reino Unido, Canadá, Rusia, Polonia, Hungría, Brasil, que conforman los primeros 10 países con más obesos.

El total mundial al año de 2009 era de 300 millones de obesos, y eso ha seguido creciendo en forma exponencial. La OMS habla de mil millones de adultos que tienen sobrepeso, y que mueren al año al menos 2.6 millones de personas por esta causa.

En los Estados Unidos un 70.8% de la población padece obesidad debido a una cultura de comida rápida de poca calidad, bebidas endulzadas con jarabe de maíz, galletas y panes al por mayor.

México, otrora un país con personas delgadas, ostenta el segundo lugar y ha triplicado el porcentaje de personas obesas debido al cambio en los hábitos alimenticios de la población, ya que se ha triplicado también la importación de comida chatarra, y la apertura de numerosas cadenas de comida rápida provenientes de los Estados Unidos, además de ser el país donde se toma más Coca Cola en el mundo. Aquí, la diabetes, asociada a la obesidad, es la primera causa de muerte.

Según recientes investigaciones, el gen llamado iroquois3, o IRX3, es el responsable del problema de la obesidad, más no es posible atacarlo impunemente, según se está estudiando, ya que interviene en muchos procesos esenciales del desarrollo de las vísceras.

Los investigadores tienen indicios de que su función esencial en la obesidad tiene lugar en el hipotálamo, y piensan seguir buscando las causas científicas en la intricada red genómica dentro del cuerpo humano.

Si quieren leer completos los artículos pueden consultar:

http://www.elpais.com

http://www.nature.com/

http://www.hsph.harvard.edu/obesity…/obesity-causes/genes-and-obesity

http://www.hechosdehoy.com/el-gen-clave-de-la-grasa-que-se-convierte-en-un-34073.htm

http://www.esmateria.com/…/el-raton-inmune-a-la-comida-basura-desvela-una-clave-de-la-obesidad-humana

NIÑOS DEL 2014

Encontré en la revista TIME una información interesante sobre algunos datos acerca del futuro que espera a los niños que nacen durante el 2014. Los comparto con ustedes:

• Tendrán uno o dos hermanos, ya que las familias permanecerán reducidas.
• Es probable que vivan 69 años.
• Durante su vida, compartirán el planeta con 3 billones de personas que no han nacido todavía.
• Cuando lleguen a los 20´s, tendrán que competir con 172 millones de personas para encontrar empleo.
• Serán la generación más dependiente de la tecnología.
• Tendrán más peso que el estándar hasta ahora, lo cual puede hacer que no sobrevivan a sus padres.
• Para cuando sean adultos, vivirán en una sociedad en la que el 20% de la población serán ancianos mayores de 65 años, comparada con el 13.7% que existe en la actualidad..

De estos datos podemos extraer alguna información útil. Ya sea que nuestros hijos/nietos nazcan este año, o sean pequeños todavía, el mundo que les espera vivir será:

• Muy competitivo.
• La tecnología será el pan nuestro de cada día.
• La obesidad es un riesgo latente que va asociada a la alimentación y la vida sedentaria.
• La probabilidad de ser hijo único crece, y con ella la aparición de síndromes asociados a esa condición.
• Encontrar un empleo requerirá, además de preparación académica, un alto Cociente Emocional basado en la práctica continúa de las competencias de la Inteligencia Emocional.

Consultar: http://www.timeeurope.com Revista del 13 de Enero/2014

RENOVACIÓN TOTAL (4)

El proceso no ha sido sencillo, fácil o rápido, y ahí vamos caminando en la ruta planeada. Les recuerdo que hablamos de empezar la renovación por el cuerpo, para lo cual conviene poner al día nuestra salud física, lo que implica equilibrio y constancia en la alimentación, ejercicio y descanso.

Yo ya pasé por visitar los especialistas necesarios para atender pequeñas dolencias a las que no quería enfrentar y decía: mañana, mañana. El mañana llegó y ya están bajo control y seguimiento, con la esperada mejora. En cuanto al descanso, recurrí a la relajación, meditación, música, PNL y, por supuesto, suprimí las bebidas tóxicas antes de dormir (café, té) o alimentos muy condimentados.

Estoy ahora en el capítulo de la alimentación. Cuando publiqué información sobre una sustancia que estaba próxima a ser autorizada por la FDA y que servía para adelgazar, llovieron las respuestas y se incrementó el número de visitas, lo que indicó que la obesidad o gordura es un tema que inquieta a muchos.

Yo no tenía hábitos alimenticios sanos y equilibrados, por lo cual, según mi criterio, comía lo que podía, donde podía, cuando podía, lo cual era una falacia. Brincarme comidas o comer en desorden trajo consigo peso de más. En lugar de enfrentar sola el reto, acudí a un Médico Bariatra (especialidad en pérdida de peso). Su formación es la carrera de Medicina, y especializaciones en Nutrición y Bariatría, en México y en el extranjero. Enfatizo esto porque, para mí, no es lo mismo los conocimientos y práctica que pueden tener un o una Licenciada en Nutrición, a un médico que se especializa en el tema.

Conozco a personas que han acudido con él y han perdido 20 kilos en 4 meses, sin pasar hambre, sin sentirse mal, y sin que sus análisis clínicos arrojasen alguna anomalía. Mis referencias de sus asesorados son muchas y de todas las edades, sexo y condiciones laborales. También lo consultan muchos atletas de alto rendimiento, a los que les estructura el programa alimenticio necesario para el óptimo desempeño del deporte que practican. Veremos cómo resulta para mí.

Si ustedes han pasado años, tomando esta o aquélla pastilla, jarabe o preparación mágica para bajar de peso, los invito a acudir a un especialista en Bariatría y modificar sus hábitos alimenticios. Recuerden que estamos en el camino de una renovación total para caminar en esta nueva era con paso firme y seguro hacia el bienestar. ¿Qué piensan al respecto?

ADELGAZAR 2

Comparto con ustedes esta información acerca del fármaco para adelgazar recién autorizado por FDA de los Estados Unidos que pueden encontrar en:   www.informador.com.mx

“La obesidad amenaza el bienestar general de los pacientes y es un importante problema de salud pública”, dijo Janet Woodcock, directora del Centro de la FDA para la Evaluación e Investigación de Drogas.

“La aprobación de este fármaco, utilizado de manera responsable en combinación con una dieta y un estilo de vida saludable, ofrece una opción de tratamiento para los estadounidenses obesos o que tienen al menos una dolencia relacionada con el sobrepeso”, añadió.
El último medicamento contra la obesidad aprobado en Estados Unidos fue el Xenical (orlistat) de Roche en 1999.También comercializado como Redustat, Slimella, Beltas, Redicres o Alli, fabricado por diversos laboratorios, este fármaco funciona evitando que el cuerpo absorba grasa, pero sus efectos secundarios gastrointestinales, como deposiciones aceitosas, disminuyeron su popularidad entre los pacientes.

La FDA dijo que solicitará a Arena Pharmaceuticals -que cuenta con oficinas en San Diego, California y Zofingen, Suiza- que lleve a cabo seis estudios post-venta del Belviq para evaluar eventuales riesgos del fármaco, como ataque cardiaco y accidente cerebrovascular.

El prospecto del medicamento también recomienda que Belviq sea descontinuado en pacientes que no logren perder 5% de su peso corporal después de 12 semanas de tratamiento. “Esos pacientes tienen pocas probabilidades de lograr una pérdida de peso clínicamente significativa con el tratamiento continuado”, dijo el comunicado de la FDA.

Belviq no debe ser utilizado por mujeres embarazadas y puede causar graves efectos secundarios si se toma en combinación con algunos medicamentos para la depresión y la migraña, que aumentan los niveles de serotonina o activan los receptores de serotonina.

“Belviq también puede causar trastornos en la atención o la memoria”, advirtió la FDA.
Los efectos secundarios comunes en los pacientes sin diabetes incluyen dolores de cabeza, mareos, fatiga, náuseas, sequedad de boca y estreñimiento. En los pacientes diabéticos, los efectos secundarios pueden incluir bajo azúcar en la sangre, dolor de cabeza, dolor de espalda, tos y fatiga.

Un comité independiente asesor de la FDA recomendó la aprobación del fármaco en mayo, después de tres ensayos clínicos aleatorios de casi ocho mil pacientes, controlados con un placebo, durante uno o dos años. “Todos los participantes realizaron una modificación de su estilo de vida que consistió en una dieta baja en calorías y asesoramiento sobre el ejercicio físico”, dijo la FDA.  “En comparación con el placebo, el tratamiento con Belviq de hasta un año se asoció con una pérdida de peso promedio de entre 3 a 3.7 por ciento”.

__________________________________________________________________________________________________________

En caso de querer adelgazar,  el índice de masa corporal (IMC) es un factor determinante para decidir la utilización del fármaco, y para compenetrarnos más con este concepto, a continuación comparto algunos datos publicados en la Wikipedia de Google:

El índice de masa corporal (IMC) es una medida de asociación entre el peso y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga L. A. J. Quetelet, por lo que también se conoce como índice de Quételet.  Se calcula según la expresión matemática:                           

El valor obtenido no es constante, sino que varía con la edad, el sexo y el género. También depende de otros factores, como las proporciones de tejidos muscular y adiposo. En el caso de los adultos se ha utilizado como uno de los recursos para evaluar su estado nutricional, de acuerdo con los valores propuestos por la Organización Mundial de la Salud.[1]

Clasificación de la OMS del estado nutricional de acuerdo con el IMC Índice de Masa Corporal

Clasificación

IMC (kg/m2)

 

Valores principales

Valores adicionales

Infrapeso

<18,50

<18,50

Delgadez severa

<16,00

<16,00

Delgadez moderada

16,00 – 16,99

16,00 – 16,99

Delgadez no muy pronunciada

17,00 – 18,49

17,00 – 18,49

Normal

18.5 – 24,99

18.5 – 22,99

23,00 – 24,99

Sobrepeso

≥25,00

≥25,00

Preobeso

25,00 – 29,99

25,00 – 27,49

27,50 – 29,99

Obeso

≥30,00

≥30,00

Obeso tipo I

30,00 – 34,99

30,00 – 32,49

32,50 – 34,99

Obeso tipo II

35,00 – 39,99

35,00 – 37,49

37,50 – 39,99

Obeso tipo III

≥40,00

≥40,00

   

* En adultos (20 a 60 años) estos valores son independientes de la edad y son para ambos sexos.

Referencias:

  1. Comité de Expertos de la OMS sobre el estado físico: El estado físico: uso e interpretación de la antropometría. Serie de informes técnicos, 854. Ginebra (Suiza): Organización Mundial de la Salud, 1995.

Este método fue ideado por el filósofo Agustín Santander, más conocido como “el tigre” del NOA.

Comité de Expertos de la OMS sobre la obesidad: Obesity: preventing and managing the global epidemic. Report of a WHO consultation on obesity. WHO technical report series, 894. Ginebra (Suiza): Organización Mundial de la Salud, 2000.

Organización Mundial de la Salud: Appropriate body-mass index for Asian populations and its implications for policy and intervention strategies. Ginebra (Suiza): Organización Mundial de la Salud, 2004.

_________________________________________________________________________________________________________

 Considero conveniente acudir a un médico antes de ingerir el Belviq, o cualquier otro medicamento similar. Recordemos que la base de la salud es:

a)     La alimentación.

b)    El ejercicio.

c)     El descanso.

La alimentación varía de acuerdo con la edad, las actividades que se lleven a cabo, las condiciones del organismo, etc. La clave es que la dieta sea balanceada e incluya todos los elementos indispensables para la salud de la persona en ese momento.

El ejercicio puede ser el que más te guste, siempre que no sea excesivo.  Lo más sencillo es caminar 30 minutos diarios a buen paso, porque no cuesta, no requieres de un equipo especial, y puedes hacerlo a cualquier hora.

El descanso incluye no sólo el dormir o estar acostado, sino la relajación, la distracción, la diversión, la ensoñación, la fantasía, la imaginación, actividades artísticas y relajantes, etc.

Puede existir un componente emocional detrás de la gordura. Para determinar si estás en esa circunstancia, contesta la pregunta ¿Para qué me sirve estar gordo o gorda? Si eres honesto(a) puedes encontrar cuál es la “ganancia” secundaria de tu obesidad ¿evitar el sexo o el triunfo? ¿llamar la atención? ¿recibir lástima? . Si identificas tu necesidad interna, podrás trabajar para satisfacerla y vencer el miedo que te lleva a cargar un lastre muy pesado que puede dañar tu organismo.