Archivo de etiquetas| nueva era

Fin del mundo o renovación

Lo prometido es deuda dice el refrán y, desde el inicio del blog puse la pirámide de Chichén Itza en la portada, con la intención de ir a visitarla y celebrar el inicio de una nueva era según el calendario maya. Misión cumplida.

No sólo hice el viaje al sureste de la República y visité algunos de los lugares sagrados de esa cultura tan avanzada, si no que llevé a cabo un proceso de introspección para efectuar un balance anual, y uno natal, para evaluar dónde me encuentro y qué tanto he utilizado todos los dones y oportunidades que la vida me ha brindado desde antes de nacer.

Fue un viaje en el tiempo sin tiempo, pleno de energía y de luz, una sacudida para eliminar lastres que va uno acumulando con los apegos y la dependencia a lo material, a lo terrestre, a lo banal e intrascendente, del cual regresé con la firme decisión de iniciar una nueva era, un nuevo ciclo en mi crecimiento interior para evolucionar cada día y dirigirme hacia la esencia de la vida misma.

Agradezco a todas y cada una de las personas que me han acompañado a lo largo de mi vida, en trechos a veces dolorosos, difíciles, incomprensibles en apariencia, y, en forma especial a todos los seres humanos llenos de paz interior que me han modelado el camino, así como a quienes estuvieron en esta aventura de cambio de era conmigo.

Realizamos una ceremonia energética a la orilla del mar un pequeño grupo formado por algunas alumnas mías, amistades, e inclusive tuve la oportunidad de conocer a una “chamana” canadiense y una “snowbird” encantadora cuya labor en aquellos lares platicaré más adelante.

Les mostraré algunas fotos de algunos rituales que llevamos a cabo, así como el lugar en que estuvimos.

Nos vestimos todos con ropa blanca y prendimos copal y veladoras, pedimos permiso y protección para adentrarnos en ese encuentro con nosotros mismos y con la esencia de la vida, a quien yo llamo Dios y que alguien puede llamar Energía Universal o cósmica.

Hicimos un viaje interno hacia el pasado para ver lo que habíamos avanzado desde nuestro punto de partida, lo aprendido, lo valioso con lo que vale la pena quedarse, así como los tropiezos, los tramos difíciles y agrestes del camino. Revisamos nuestro bagaje emocional y nos introdujimos al mar para realizar un ritual de purificación y sanar nuestras heridas si las había.

Después, visualizamos y sentimos nuestra fusión con la Energía total y “recargamos la batería interna”, hicimos el compromiso de apoyarnos en el tiempo y la distancia, en una cadena energética de amor incondicional. Nos dimos la luz unos a otros y verbalizamos lo que intuíamos podía favorecer el camino de nuestro receptor hacia la evolución y trascendencia.

Para finalizar, cada quien escribió, en una pequeña hoja biodegradable, lo que quería agradecer a Dios (Energía Universal) y lo colocó en una flor de papel de color blanco que llevó al mar como ofrenda de gratitud. Fue maravilloso ver esa orla de flores que se mecían y que el mar se llevó y asimiló sin contaminarse.

Ya estamos en el camino con nuevos ánimos y una diferente visión, después de esta oportunidad de renovarnos e iniciar una nueva era. Aprovechar la coyuntura del 21 de diciembre del 2012 maya para un ejercicio energético y vital como éste, fue toda una experiencia que ya compartí con ustedes. Seguiremos en contacto. Me encantará saber cómo vivieron ustedes esa fecha.

21 de diciembre del 2012 (2)

Ya hablamos que esta fecha, según las profecías mayas, es el inicio de una nueva era, de una nueva etapa, donde los evolucionados podrán avanzar con pasos gigantescos hacia un estado total de bienestar. Les mencioné también un ritual que llevaban a cabo los aztecas cada 52 años para purificarse ye iniciar una nueva senda iluminada por el fuego nuevo.

Si aceptamos la premisa de prepararnos para entrar en una nueva era limpios de cuerpo y alma, es probable que podamos hacer algunas acciones que nos facilitarán eliminar el bagaje negativo que hemos arrastrado durante años, tal vez, décadas.

Al empezar por lo positivo, ya hemos recorrido parte del camino en las reflexiones a partir del 1º de agosto de este año, para dar las gracias (a Dios, a la Vida, a la Energía cósmica, a tu Poder Superior), por todo lo que sí tenemos. Dimos las gracias por:
1.- nuestro cuerpo.
2.- nuestra familia
3.- tener un techo
4.- haber vivido hasta este día
5.- nuestras amistades
6.- estudios
7.- ropa
8.- alimento
9.- nuestros padres
10.- porque el sol sale
11.- por tener salud.

A partir de hoy, tú puedes decidir qué es lo que quieres agradecer cada día, por ejemplo: por tener amor, inteligencia, sensibilidad, libertad, cultura, valores, experiencia, haber superado una pérdida. En fin, cada ser humano es único e irrepetible y puede valorar ciertas cosas en ciertos momentos.

Después del agradecimiento, introduje una acción para aplicar lo que íbamos reconociendo:
1.- regalar 3 sonrisas
2.- encontrar un milagro de vida
3.- saludar a tres personas
4.- compartir algo
5.- mirar (no ver) a tres personas
6.- dejar pasar a alguien
7.- Escuchar a una persona
8.- Saludar a tres ancianos
9.- Encontrar algo positivo en 3 personas
10.- Sonreír a 3 niños
11.- Dar gracias al mesero, chofer, sirvientes, ayudantes

Aquí también, tú puedes buscar algunas acciones sencillas que te acerquen a dar lo mejor de ti mismo.

Una vez que te sientas fuerte, empieza por anotar todos los “malos” recuerdos que has cargado como piedras en tu bagaje emocional para deshacerte de ellos. Si tienes rencores o resentimientos, maneja tus emociones displacenteras y procesa tus sentimientos negativos, hasta que llegues al Perdón, al otro y a ti mismo. Busca lo que he compartido acerca del rencor y de las emociones displacenteras y aplica la Inteligencia Emocional.

Si te decides a purificar tu mente, tu corazón y tu espíritu, estarás listo para el cambio de era. ¡Adelante!

PROFECÍAS MAYAS

Es un hecho que, a raíz del movimiento New Age (Nueva Era), surgieron muchos autores de teorías pseudocientíficas apoyadas en algunos datos o cifras verdaderas que se manejan bajo un esquema conceptual específico que puede modificarlos o distorsionarlos.

Tenemos así una corriente que anuncia el fin del mundo para el 22 de diciembre del 2012, otra que habla de la “alineación de los planetas y un rayo de luz que penetrará en el Sol”, lo que generará cambios definitivos en los habitantes del planeta Tierra. También se habla de una renovación de creencias e intereses del ser humano mediante un proceso de introspección y toma de conciencia que favorezca el poder entrar a una nueva Era en que prevalecerá la sincronía con la bondad, el equilibrio y la renovación de la naturaleza, para vivir en el amor hacía uno mismo, los demás y el planeta en que vivimos.

Respecto a las profecías mayas, pueden consultar el libro sagrado maya Chilam Balam con la mente abierta y, posteriormente, acudir a fuentes científicas para obtener información sobre algunas cifras que llamen su atención. Es indispensable estudiar todo el fenómeno bajo el rigor científico para no caer en el terreno de las charlatanerías.

En alguna parte de la primera profecía se habla del tiempo del no-tiempo, un periodo de 20 años llamados por los mayas un katum, los últimos 20 años de ese gran ciclo solar de 5 125 años, es decir desde 1992 hasta el año 2012, y menciona que hasta ese tiempo manchas del viento solar cada vez más intensas aparecerían en el sol. Desde 1992 la humanidad entraría en un último periodo de grandes aprendizajes, grandes cambios.

El calendario maya consta de 3 calendarios en uno, tres diferentes maneras de contar el tiempo que transcurren simultáneamente:

* El Sagrado o Tzolkin de 260 días.
* El Civil o Haab de 365 días.
* Y la Cuenta Larga de 144.000 días.

Ellos sabían que la luna se mueve alrededor de la tierra y la tierra se mueve alrededor del sol y que el sol (todo el sistema solar) también se mueve alrededor de un sol, llamado ALCIÓN y que ése es el sol central de las pléyades. Podían decir la posición de la tierra alrededor del sol, la de la luna alrededor de la tierra y la del sol alrededor de Alción en un momento dado. Es innegable y asombroso el conocimiento que sobre astronomía, matemáticas, arquitectura, cosmología, ingeniería, artes, tenía la civilización maya y leer algo de lo que quedó de la destrucción de la conquista y el tiempo, nos puede dejar algo positivo.

La gente necesita creer en “algo” más allá de lo humano y palpable (Poder Superior) que calme su angustia ante todas las interrogantes para las que no encuentra respuesta. Los practicantes de muchas religiones, que sentían cierta seguridad al pertenecer a determinada iglesia, están decepcionados por la corrupción que ha invadido a los dirigentes de la grey de la que forman parte (ver lo que está sucediendo en el Vaticano), y buscan un acercamiento a otras filosofías o crencias que les generen bienestar.

Tomar conciencia de nuestros errores, del daño que le hemos causado y seguimos causando a nuestro planeta, del egoísmo y falta de empatía con que actuamos ante los demás, ya sean nuestros familiares, vecinos, amistades, compañeros de trabajo, es algo positivo y útil.

Si el pensar en ponerle una fecha para entrar en una “nueva era” de armonía, amor, ayuda, bondad, cuidado, no sólo hacia nosotros mismos, sino a todo lo que nos rodea: los demás seres humanos, la naturaleza, el universo, y empezar a prepararnos para ese nuevo ciclo hoy, dejando atrás el miedo y modificando nuestros pensamientos, sentimientos y acciones para lograr la meta de un mundo armonioso y vital, nos ayuda: ¡Adelante! Cualquier teoría es beneficiosa si nos aporta elementos de apoyo para seguir evolucionando. ¿Tú qué opinas sobre este punto?