Archivo de etiquetas| metas

AÑO 2020

Como número es una cifra “bonita”, grata al oído. Nos recuerda una carabina y el que nos percatemos dos veces de algo que no caíamos en cuenta.

¿Qué vamos a hacer con este regalo de vida? ¡Otro año más para lograr ser, hacer, tener, infinidad de cosas! ¡Lo que nosotros decidamos ser, hacer, tener!  Plantearnos estas preguntas nos permite reflexionar sobre si andamos en el camino que nos lleva a trascender, o nos hemos desviado de la ruta al haber encontrado obstáculos o escuchado el canto de las sirenas.

Es necesario que las acciones que planeen realizar durante este año formen parten de su Proyecto de vida personal, y de su Proyecto de pareja o de familia, si los tienen. De lo contrario serán como esas luces multicolores de los fuegos artificiales que estallan en el cielo durante los festejos. Pueden ser muy bellas y gratas, y no llegan a ninguna parte. En cambio, si nuestro año recién estrenado forma parte de un Plan maestro, todo lo que hagamos será como eslabones que nos consoliden, fortalezcan y guíen hacía una Meta ya establecida.

Supongo que ya tienen definida su Meta final de vida: LA MUERTE, y que de ahí han trazado la ruta, no solo para llegar a ella, sino para trascender y dejar huella. Tal vez tengan 50, 60, 45, o menos años para lograr todo lo que quieren hacer. También existe la posibilidad de que sean unos pocos meses o años si padecen alguna enfermedad terminal.

En ambas situaciones, vamos a comprometernos a vivir cada día a tope, es decir, en forma intensa, apasionada, con una entrega total de cuerpo, mente y espíritu en todo lo que realicemos.

Luchar por nuestros ideales, anhelos, sueños, es construir cada día una parte de ellos. Vamos a definirlos para poder elaborar los planos y organizar nuestros recursos para llevarlos a cabo. Os recursos pueden ser materiales, emocionales, mentales, espirituales, todos ellos producto de nuestra experiencia y de todas las lecciones que hemos aprendido de nuestros Maestros de Vida, sobre todo de aquéllos que no nos hicieron fácil el camino.

Revisar, actualizar o diseñar nuestro Proyecto de vida es el primer paso. ¡Vamos a hacerlo hoy!

CUMPLEAÑOS

Mayo 23 del 2015

Cuando cumplimos años es una magnífica oportunidad para llevar a cabo un balance de todo lo que hemos logrado hasta ese día, y festejarlo con gran alegría.

Es también el momento de tomar en cuenta lo que hemos venido postergando por alguna “desconocida” razón, y resolver lo que nos tiene frenados. Hablo de lo que nos impide realizar lo que ya hemos planeado, lo que nos hace posponer, una y otra vez, las acciones que nos pueden llevar a realizar nuestras metas. ¿Puede ser el miedo al triunfo? ¿Se tratará del miedo a crecer y a ser responsable al 100% de todo lo que somos, hacemos, sentimos?

Si hemos sido reactivos mucho tiempo, podemos tomar la decisión de dejar de culpar a los demás de nuestros fracasos, y creer que los logros que hemos tenido son gracias a alguien más. Es muy fácil decir: “Mi marido no me deja trabajar”, “Yo siempre hago lo que me indican porque ellos saben más”, “Fulano de tal me hizo enojar”, en lugar de aceptar que tenemos miedo a trabajar, de que no queremos pensar ni tomar decisiones, por lo que preferimos hacer lo que nos dicen para así tener a quién echarle la culpa si las cosas no salen según lo deseado, o de reconocer que nosotros tenemos la oportunidad de decidir cómo y qué sentimos ante lo que hacen los demás.

Si somos proactivos, y por lo tanto asertivos, no vamos a hablar de fracasos, sino de experiencias adversas que nos brindan la oportunidad de aprender de nuestros errores. Reconocerlos, aceptarlos, analizarlos, resolver lo que los generó, evitará que los volvamos a cometer en el futuro.

Vamos pues a realizar nuestro balance y utilicemos los roles de vida como marco de referencia. Recordemos que estos son: PAREJA, FAMILIA, SOCIAL Y LABORAL.

Analicemos las metas que nos hemos plantado en cada uno de esos roles:
• ¿Las hemos logrado?
• ¿Están en proceso?
• ¿Estamos atorados en algún rol?
• ¿Hay alguna lección que no hemos aprendido, por lo que se repiten con inusitada frecuencia las experiencias displacenteras o adversas?
• ¿Hay nuevas metas y objetivos que queremos incorporar?
• ¿Estamos llevando a cabo nuestro Proyecto de vida, que diseñamos hace años por escrito?
• ¿Estamos dónde, cómo y con quien queremos estar?

Para los que ya pasamos el ecuador de nuestro tiempo de vida, es muy importante darnos cuenta de que el tiempo es un recurso no renovable. Si pasamos una tercera parte de nuestra vida durmiendo, conviene calcular cuánto tiempo real nos queda para realizar nuestros sueños, y ponernos manos a la obra, cosa que sería útil a los más jóvenes también. .

¡ FELIZ CUMPLEAÑOS A TODOS LOS GÉMINIS!

Procurar no morirse

Leí un artículo muy interesante en un periódico que me hizo reflexionar sobre algo que algunos hemos hecho alguna vez, y que muchos hacen hoy día: procurar no morirse.

Cuando tomamos esa decisión, enfocamos todos nuestros pasos a evitar la muerte, y por tanto, a los peligros que pueden llevarnos a ella. Cuidamos con empeño, hasta la exageración (o la obsesión) no intoxicarnos con la comida, para lo cual limitamos nuestra ingesta sólo a alimentos orgánicos, no elaborados, preparados con total higiene en casa; no dar un mal paso al caminar, por lo que no salimos a pasear porque las calles están llenas de peligros para nuestra estabilidad; exponernos al viento y al sol, así que nos vamos quedando encerrados en casa con más frecuencia; dejamos de leer para que no se nos lastime la vista, de trabajar para no quedarnos sin energía, en fin, empeñados en evitar la muerte, dejamos de vivir.

Al procurar no morirnos, podemos avanzar como robots en el calendario mientras morimos inevitablemente, día a día, en un proceso natural que inicia cuando nacemos.

¿Qué tal que aceptamos que la muerte es nuestra compañera de vida, y está ahí, junto a nosotros, las 24 horas de todos los días, meses, años, desde el momento de nacer hasta el partir hacia lo desconocido en un viaje sin retorno? La certeza que tenemos es que va a llegar indefectiblemente: nos vamos a morir algún día.

¿Qué tal que, en lugar de procurar no morirnos, empezamos a vivir plenamente cada minuto de nuestra vida?

Vamos a disfrutar y agradecer el hecho de estar vivos, a valorar lo que sí tenemos, a soñar lo que queremos hacer, a dedicarnos con empeño a lograr las metas que nos hemos trazado, a vivir el amor e irradiarlo como un faro que ilumine a los que están a nuestro alrededor.

Recordemos a Jaime Sabines que, en uno de sus poemas, decía:

“Alguien me habló todos los días de mi vida al oído, despacio, lentamente.
Me dijo: ¡vive, vive, vive!
Era la muerte”

Agosto 27 del 2014

Renovación 240

Ya llevamos dos terceras partes del año trabajando nuestra codependencia.

Nos falta un tercio y cambiamos de hoja en el calendario.

Nos ha costado trabajo y ha habido algunas pausas y retrocesos.

En verdad hemos sido disciplinados y constantes, para escribir estas reflexiones, para leerlas, para ponerlas en práctica.

Merecemos un ¡Hurra! o un ¡Bravo!

Hemos logrado mucho, hemos crecido, aprendido, modificado conductas, incorporado hábitos sanos a nuestra vida.

Vamos a tomar aliento para la recta final.

Vamos a fortalecernos.

Vamos a disfrutar de lo que hemos logrado, sin lamentar lo que nos falta por conseguir.

Somos capaces de lograr nuestras metas. ¡Vamos a hacerlo!

¡Adelante!

Julio 18 del 2014

Renovación 200
Ayer hablamos de nadar contra corriente, porque en la vida nos podemos ver en ese caso.

Imaginemos que tras un esfuerzo así, en lugar de nadar, nos dedicamos a flotar un rato, mientras el cuerpo se recupera y el ánimo se estabiliza y asimilamos todo lo que hemos avanzado.

Podemos contemplar las nueves, el cielo, sentir la brisa en el rostro, escuchar el rumor de las olas, sentir el movimiento del mar, podemos recrearnos en el placer de ver, escuchar, sentir, oler, palpar y saborear las gotas de agua que caen en la boca. Sólo placer, sólo bienestar.

Tras un rato, podremos seguir nuestro camino.

Quizás el mar no está tan agitado ahora, quizás la corriente está a nuestro favor.

Lo importante es mantener firme la idea de seguir adelante, entre el placer y el esfuerzo, hasta acercarnos cada vez más a nuestras metas.

Julio 14 del 2014

Renovación 196

Confiemos en nosotros.

Podemos lograr lo que nos propongamos y lo haremos desde el fondo de nuestro ser.

Vamos a llevar a cabo un compromiso interno y con los demás, sin miedo, con decisión y ánimo de triunfar.

Verbalizar nuestros objetivos, escribir nuestras metas, compartirlas, expresarlas, favorece la sinergia positiva.

Se vale soñar para establecer metas y construir nuestros sueños.

Si utilizamos esa herramienta para evadirnos mediante sueños diurnos que no llevan a ningún lado, ahí será adónde lleguemos.

Tenemos todo para triunfar.

Tomemos la decisión de hacerlo.

Junio 30 del 2014

Renovación 182

¡Eureka!

¡Hemos llegado al ecuador de nuestro proceso!

¡Hoy estamos a la mitad del 2014!

¡Hace 182 días empezamos juntos un camino para renovarnos y mejorar nuestra vida!

¡FELICIDADES!

Sé que no ha sido fácil en ocasiones, que quisiéramos correr y avanzar a la velocidad de la luz para modificar, implementar, incrementar o suprimir aspectos de nuestra personalidad que nos impiden triunfar.

Estamos en el camino. Vamos a lograr nuestras metas. Vamos a triunfar.

Siente la alegría de haber transitado la mitad del camino. Es probable que las cosas sean más fáciles en adelante.

Persevera y mantén viva la luz de la esperanza y la Fe.

¡Podemos hacerlo!

¡Vamos a lograrlo!