Archivo de etiquetas| logros

Diciembre 2 del 2014

Renovación 337

Hoy vamos a reflexionar sobre qué tanto nos conocemos en todos sentidos.

El autoconocimiento, en especial el emocional, es indispensable para estar al tanto de el inventario personal con que contamos para lograr nuestras metas.

Vamos a revisar nuestro trabajo durante los meses transcurridos desde que empezamos a dejar atrás la co-dependencia.

¿Ya lo logramos?

¿Qué áreas fuertes nos ayudaron a lograrlo?

¿Todavía no hemos roto las cadenas de la codependencia?

¿Qué nos falta por hacer implementar, reforzar, suprimir?

Conocernos a fondo nos permitirá conocer a los demás, con lo que podremos establecer relaciones sanas de amistad y de amor con la pareja, la familia, los vecinos, compañeros, colaboradores, jefes.

Tener nuestro inventario personal de áreas fuertes, de las cualidades, habilidades y destrezas que facilitaron nuestros logros en el pasado, nos permitirá trazar los pasos a seguir en nuestro Proyecto de vida durante el 2015.

¡Adelante!

Octubre 20 del 2014

Renovación 294

En ocasiones, cuando las cosas empiezan a salir bien, inclusive mejor de lo que esperábamos, nos resistimos a aceptarlo y disfrutarlo, sentimos que “algo malo” va a pasar.

Sabemos que la vida está llena de altibajos, de escollos, de tropiezos, y de alegrías, logros, bendiciones.

Es conveniente fortalecernos para no sólo sobrevivir, sino aprender a ser mejores en los tiempos adversos, y disfrutar, gozar intensamente, los tiempos en que las cosas van viento en popa.

Pensar en lo negativo y temerlo cuando todo es positivo, puede ser una forma de atraer lo adverso, porque lejos de disfrutar y elevar nuestras defensas inmunológicas, nos desgastamos en el miedo a una amenaza imaginaria.

Vamos a disfrutar nuestros logros, y aquello que la vida nos regala día a día.

Tal vez algo que nos sorprende recibir es el fruto de mucho tiempo de labor silente.

Merecemos ser felices.

Vamos a serlo.

Octubre 16 del 2014

Renovación 290

En ocasiones podemos sentirnos “atorados”, limitados, sin ganas de seguir adelante, y esto nos asusta, ya que nos decimos: ¿Por qué si voy tan bien, de pronto me siento sin fuerzas para avanzar?

Esto puede suceder en cualquier etapa de recuperación de una adicción, y el ser codependiente es una de ellas. No importa si ha pasado mucho tiempo en que todo iba viento en popa y nuestro proceso de renovación avanzaba día a día, o acabamos de empezar a romper los lazos de la dependencia emocional.

Digamos que es un “atorón”, un lapsus forzoso de descanso y reflexión, no de desesperación, irritación o culpa.

Es conveniente tener varias cosas presentes para evitarlas:

• Buscar a alguien para que nos haga sentirnos mejor, cuando sabemos que la felicidad o la paz no están en los demás, si no en nosotros mismos.

• Regresar a viejos patrones de pensamiento, sentimiento o conductuales que ya habíamos dejado atrás.

• Obsesionarnos con este paréntesis en lugar de abrir el panorama para avanzar por otra puerta distinta.

• Exigirnos más en todos sentidos.

Vamos a:

• Ser realistas y aceptar que estamos en un lapsus del camino.

• Evitar la vergüenza o la culpa.

• Amarnos más que nunca.

• Reconocer nuestros logros y todo lo que hemos avanzado.

• Practicar la paciencia y tolerancia con nosotros mismos.

• Aplicar una conducta de recuperación sin esperar resultados inmediatos.

• Reafirmar que somos capaces de dejar atrás la codependencia y que estamos decididos a trabajar para ello.

• Visualizar, una vez más, nuestra meta ya cumplida.

Julio 26 del 2014

Renovación 208
En ocasiones nos preocupamos y/o nos ocupamos, en forma activa y constante por lo que nos hace falta lograr, lo que queremos obtener, aquello de lo que carecemos y pensamos nos es necesario.

Podemos embarcarnos en una tarea tras otra en ese camino, y no nos damos tiempo para tomar en cuenta, y valorar, lo que sí tenemos, lo que hemos logrado, lo que tenemos y lo que nos sobra.

Vamos a hacer un paréntesis y escribir todo lo anterior. Si lo hacemos a conciencia, va a resultar una lista larga y diversa.

Disfrutemos de la sensación de todo lo que está en nuestro haber y demos gracias por ello.

Dar las gracias a nuestro Poder Superior es indispensable para constatar cuán afortunados somos.

Somos más de lo que tenemos y de lo que hemos hecho.

Junio 27 del 2014

Renovación 179

El miedo puede llegar a paralizarnos e impedirnos vivir felices, aunque todo esté a nuestro favor.

Cambiar de rumbo, de manera de pensar, de sentir, de actuar, es difícil y requiere de una firme determinación y voluntad de seguir adelante, sin importar las circunstancias que se presenten.

Hoy podemos estar por dar un paso importante en nuestras vidas. Ya hemos analizado todos los Pros y los Contras del movimiento, todo lo positivo y negativo de iniciar otro nuevo ciclo en otro lado, o con otras personas, y qué pasará si nos quedamos sin hacer nada.

Realizamos este ejercicio con nuestra capacidad racional, sin contaminación emocional, y el resultado fue obvio a la vista. Lo que conviene, lo que nos conviene, es salirnos del círculo vicioso en que estamos e iniciar un nuevo camino.

Tomamos la decisión y, de pronto, cuando alguien nos dice que no vale la pena ir a buscar algo nuevo, que “más vale malo conocido que bueno por conocer”, que es muy riesgoso perder lo seguro por lo probable, etc., sentimos un miedo garrafal y nos llenamos de dudas.

Si en nuestro análisis escribimos que en nuestra situación actual el estrés, la incertidumbre, la limitación, la falta de oportunidad de crecer y superarnos, la agresión pasiva o directa que en forma constante recibimos, nos van a conducir a un desgaste emocional, mental y físico que va a acarrear enfermedades, no hay lugar para tener dudas. ¿Queremos vivir o morir?

Podemos hacer una fantasía catastrófica sobre qué es lo peor que podría pasarnos en el nuevo camino, y el resultado sería que cualquier resultado negativo sería menos dañino que la situación tóxica que estamos viviendo en estos momentos.

Podemos hacer un balance de nuestras cualidades, habilidades, fortalezas, logros, aprendizaje, recursos físicos, mentales, psicológicos, emocionales, espirituales, con que contamos, y eso nos va a dar la seguridad de que tenemos con qué triunfar.

Conviene hacer una lista de afirmaciones basadas en todo lo anterior y leerla en voz alta las veces que sea necesario para que nuestro cerebro se actualice y genere las redes neuronales que se requieran para darnos seguridad.

Junio 25 del 2014

Renovación 177

Si la duda se apodera de nosotros, recordemos que ¡Sí podemos lograr nuestros objetivos!

Hemos llegado hasta donde estamos con mucho esfuerzo, dedicación, empeño, compromiso, entrega, determinación.

Somos lo que somos por todo lo que hemos vivido y aprendido de nuestras experiencias.

Somos seres humanos únicos, irrepetibles, valiosos, y estamos vinculados al universo, a todas las galaxias, a la Energía pura, por lo que tenemos esa chispa divina en nuestro interior.

Toca ahora permitirle salir para iluminar nuestro camino.

Vamos a seguir logrando cada día renovar o mejorar algo en nosotros que nos haga sentirnos más ligeros, y a comprometernos con nuestro entorno para mejorarlo en la medida en que podamos.

Mayo 20 del 2014

Renovación 141

Hoy vamos a respirar profundamente, a llenar nuestros pulmones de oxígeno, y a disfrutar del hecho de estar vivo.

Nos quejamos muchas veces, nos esforzamos por ser mejores y trabajamos duro para ello, crecemos emocional, intelectual, cultural, espiritualmente, y damos por sentado (gratuito), el hecho de estar vivos.

Podemos tener el motor medio averiado si no lo hemos cuidado ni le hemos dado mantenimiento oportuno, una carrocería abollada de tropezar una y otra vez en el camino y, aun así, somos dueños de decidir cómo queremos vivir, qué queremos ser, hacer, y tener, (en ese orden), adónde queremos llegar, con quién deseamos compartir nuestra vida, nuestros logros, nuestras vivencias.

Hagamos un contacto íntimo entre la esencia de nuestro ser y la energía universal, y disfrutemos de participar del proceso milagroso de la vida.