Archivo de etiquetas| lección

CUMPLEAÑOS

Mayo 23 del 2015

Cuando cumplimos años es una magnífica oportunidad para llevar a cabo un balance de todo lo que hemos logrado hasta ese día, y festejarlo con gran alegría.

Es también el momento de tomar en cuenta lo que hemos venido postergando por alguna “desconocida” razón, y resolver lo que nos tiene frenados. Hablo de lo que nos impide realizar lo que ya hemos planeado, lo que nos hace posponer, una y otra vez, las acciones que nos pueden llevar a realizar nuestras metas. ¿Puede ser el miedo al triunfo? ¿Se tratará del miedo a crecer y a ser responsable al 100% de todo lo que somos, hacemos, sentimos?

Si hemos sido reactivos mucho tiempo, podemos tomar la decisión de dejar de culpar a los demás de nuestros fracasos, y creer que los logros que hemos tenido son gracias a alguien más. Es muy fácil decir: “Mi marido no me deja trabajar”, “Yo siempre hago lo que me indican porque ellos saben más”, “Fulano de tal me hizo enojar”, en lugar de aceptar que tenemos miedo a trabajar, de que no queremos pensar ni tomar decisiones, por lo que preferimos hacer lo que nos dicen para así tener a quién echarle la culpa si las cosas no salen según lo deseado, o de reconocer que nosotros tenemos la oportunidad de decidir cómo y qué sentimos ante lo que hacen los demás.

Si somos proactivos, y por lo tanto asertivos, no vamos a hablar de fracasos, sino de experiencias adversas que nos brindan la oportunidad de aprender de nuestros errores. Reconocerlos, aceptarlos, analizarlos, resolver lo que los generó, evitará que los volvamos a cometer en el futuro.

Vamos pues a realizar nuestro balance y utilicemos los roles de vida como marco de referencia. Recordemos que estos son: PAREJA, FAMILIA, SOCIAL Y LABORAL.

Analicemos las metas que nos hemos plantado en cada uno de esos roles:
• ¿Las hemos logrado?
• ¿Están en proceso?
• ¿Estamos atorados en algún rol?
• ¿Hay alguna lección que no hemos aprendido, por lo que se repiten con inusitada frecuencia las experiencias displacenteras o adversas?
• ¿Hay nuevas metas y objetivos que queremos incorporar?
• ¿Estamos llevando a cabo nuestro Proyecto de vida, que diseñamos hace años por escrito?
• ¿Estamos dónde, cómo y con quien queremos estar?

Para los que ya pasamos el ecuador de nuestro tiempo de vida, es muy importante darnos cuenta de que el tiempo es un recurso no renovable. Si pasamos una tercera parte de nuestra vida durmiendo, conviene calcular cuánto tiempo real nos queda para realizar nuestros sueños, y ponernos manos a la obra, cosa que sería útil a los más jóvenes también. .

¡ FELIZ CUMPLEAÑOS A TODOS LOS GÉMINIS!

Noviembre 28 del 2014

Renovación 333

Un número peculiar, el 333, por ser capicua y por su simbolismo.

Resumiendo lo que dice la numerología y diversos autores esotéricos, encontramos que el 333 ó el 3333, significa que es el momento de tomar una decisión, de hacer algo que si no te lleva a la culminación del objetivo, o sea a haber aprendido la lección, será necesario que la repitas hasta lograrlo. También mencionan que los Maestros Ascendidos están de acuerdo con tus pensamientos y sentimientos, lo que podría interpretarse como su ¡SÏ! Cósmico a las preguntas que has hecho.
Si aprovechamos la coyuntura de los números, podemos reflexionar sobre si es el momento de tomar esa decisión que hemos venido postergando por una u otra razón, y si ya estamos listos para dar el último paso para lograr nuestro objetivo o, si por el contrario, todavía faltan algunos pasos que vamos a repetir hasta lograrlo.

Recordemos que la clave para avanzar está en haber aprendido la lección del pasado.

No lo hemos hecho si:

• todavía estamos en la lamentación y la posición de víctimas,

• seguimos en el rencor y el resentimiento o el deseo de venganza,

• continuamos “rumiando” el pasado todo el día, en lugar de construir el futuro,

• no hemos modificado nuestra narrativa interior,

• carecemos de un proyecto de vida donde encajar la lección aprendida,

• nuestro cociente emocional está bajo cero.

Podemos crecer y avanzar. Vamos a hacerlo.

• 333 ó 3333 – Decisión: Debes tomar una decisión, que te llevara al 666, lo que significa que debes repetirla de alguna otra forma, o al 999 que significa culminación y que has aprendido la lección. Los maestros ascendidos están cerca de ti, deseando que sepas que tienes su ayuda, amor y compañía. La señal 333 también muestra que los Maestros Ascendidos están de acuerdo con tus pensamientos y sentimientos y podría interpretarse como un “¡Sí!” Cósmico a las preguntas que has hecho o a las ideas que puedas tener.

Agosto 26 del 2014

Renovación 239

Cuando vivimos pérdidas es necesario procesar un duelo.

Manejar y procesar todos los sentimientos y emociones que trae consigo la pérdida, sea la muerte de alguien querido, la salud, una parte de nuestro organismo, nuestro empleo, posición económica, etcétera, lleva un tiempo y requiere constancia.

Conforme vayamos cerrando círculos respecto a nuestra relación con el objeto de la pérdida, vamos a ir recuperando el paso ligero y comprometido hacia nuestras metas y objetivos en la vida.

Cuando ya podamos hablar sin sollozar, sin que se nos haga un nudo en la garganta, sin sentir dolor, rabia, miedo, o algún sentimiento negativo generado por el recuerdo de lo que se ha ido, sabremos que ya hemos elaborado el duelo.

Cuando lo que hemos perdido pase a forma parte de nuestra narrativa, y hayamos aprendido la lección que su presencia trajo a nuestra vida, podremos volver a recuperar la alegría de vivir a plenitud.

Hay un momento para cada acción, para cada emoción, para cada sentimiento. Vivamos los que están en nuestra vida hoy.

Dejemos el pasado atrás, cuando nos haya dado la plataforma para el hoy que queremos vivir.

Agosto 7 del 2014

Renovación 220

“Todo sucede para algo”

“Lo que pasa es lo más conveniente para mí”

“Hay una lección en todo lo que vivo”

Aceptar estas premisas cuando lo que sucede es negativo, significa la muerte de alguien querido o la pérdida de alguien o algo valioso para nosotros, cuesta trabajo.

Aceptar que somos parte de un todo, que existe un orden universal que rebasa nuestra limitada comprensión, facilita la tarea. Cuando Einstein dijo: “Dios no juega a los dados con la naturaleza”, abrió una puerta a muchas perspectivas diferentes.

¿Cómo aceptar la muerte de un hijo? En mi opinión es la muerte que más puede lastimarnos porque va contra natura. Sólo podremos hacerlo si creemos que nuestra vida, (y la de todos) tiene un sentido, que tenemos una Misión, que estamos en este mundo para algo en especial, no para crecer, reproducirnos y morir.

Ese hijo que murió, sin importar la edad, tenía una Misión y la cumplió. Hay una lección en su muerte.

Aprenderla le dará sentido a su vida y será una manera de conservarlo en nuestro corazón, enriqueciendo la nuestra.

Podemos aplicar estas premisas para aprender de todo lo adverso y doloroso que vivamos.

Julio 21 del 2014

Renovación 203

Es indispensable aceptar que todo pasa para algo, que nada es fortuito ni casual, para poder aprender las lecciones que están implícitas en todo lo que vivimos, sea ello grato y placentero o desafortunado.

Cuando aprendemos de lo que vivimos, podemos seguir avanzando y creciendo. Si, por el contrario, nos pasamos la vida quejándonos, culpando a los demás, a la mala suerte, a Dios, del dolor o dificultados con que nos tropezamos, nos estancamos o retrocedemos en lugar de avanzar.

Puede que sea difícil, complejo y doloroso el proceso por el que estamos pasando, y ya que no podemos evitarlo, vamos a utilizarlo para superarnos, para aprender, para extraer algún conocimiento que nos lleve a un plano más elevado de conciencia.

Mientras más pronto aprendamos las lecciones implícitas en lo desfavorable que estamos viviendo, más pronto encontraremos el camino hacia la paz.