Archivo de etiquetas| lealtad

Enero 31 el 2014

El año Nuevo Chino empieza este día y entra el año del caballo en el cual la energía es la expansión de nuevas ideas, de aportar teorías humanistas que mejoren el mundo.

Según lo que leí al respecto, el 2014 corresponde al caballo de madera y éste no tiene tanta dificultad para tomar decisiones como otros caballos, están en condiciones de mantener la disciplina en sus vidas, no tienen ningún problema en trabajar con otras personas. Son fácilmente adaptables.

Este año, según las predicciones, traerá un aire renovador de las ideas, costumbres, modales, hábitos. La energía del año es el movimiento, la expansión, la conquista de nuevas ideas, nuevos proyectos. 

Podemos tomar algunas ideas de esto y aplicarlas a nuestras metas del año si nos conviene.

Al pensar en un caballo, yo pienso en libertad, vitalidad, inteligencia, disciplina, lealtad, vigor, entrega, esfuerzo, constancia, ternura y muchos más aspectos positivos.  El único riesgo que conozco es que el caballo puede desbocarse.

Todos sabemos que a los caballos los están utilizando para dar terapia a niños y jóvenes con discapacidad neuromotora y trastornos del espectro autista, TDA, TDAH, trastornos de aprendizaje, síndrome de Down o trastornos neurodegenerativos.

Vienen a mi memoria películas sobre caballos:

  • Dreamer La historia de una niña y su papá que deciden adoptar a un caballo lesionado para salvarle la vida y renuevan su relación.
  • The horse whispered, Muestra un entrenador de caballos que facilita la recuperación de un caballo y de la niña que lo montaba cuando tuvieron el accidente.
  • Secretariat, Basada en una historia real, cuenta la vida dl caballo ganador en un Derby en 1973 entrenado por una joven que no sabía nada sobre las carreras. El corcel negro. Es una aventura de un niño de once años y un naufragio.
  • Hay muchas de ellas. Búscalas en internet y aprende con ellas:
    • El corcel negro (The Black Stallion). 1979
    • Fuego de juventud (National Velvet). 1944
    • Un caballo llamado furia. (Black Beauty) 1994
    • Oceános de fuego (Hidlgo) 2004
    • Más allá de la leyenda (Seabiscuit) 2003
    • E corcel indomable (Spirit) 2002.

Podemos aprender mucho de los caballos y ponerlo en práctica este año.

 

 

 

SERVICIO DOMÉSTICO II

Y sigue la mata dando………. Volví a leer otro artículo en el periódico Reforma con este tema, donde varias personas asociadas al Centro de apoyo y Capacitación para empleadas del hogar (CACEH) pedían apoyos legales y se quejaban de la situación de quienes laboraban en el hogar por un salario.

Aclaro lo del salario porque hay millones de mujeres que hacen lo mismo que esas empleadas domésticas, quienes jamás han recibido una remuneración, ni siquiera las gracias ni reconocimiento por todo lo que hacen, por las que daría mi voto y lucharía por sus derechos.

Me parece muy loable que haya una institución que CAPACITE a las personas, en este caso al personal doméstico, y me gustaría preguntarles:

• ¿Qué porcentaje de empleadas domésticas están afiliadas a su grupo?

• ¿Será acaso el 1% acaso del total de esa población?

• ¿Cuál es la capacitación que brindan?

• ¿Qué nivel de profesionalismo adquieren las mujeres que asisten a recibir sus clases?

• ¿Terminan sabiendo cocinar, llevar una casa, lavar y planchar, hacer camas, barrer y trapear, poner la mesa, cuidar niños, contestar el teléfono, leer y escribir?

• ¿Tienen contemplado el desarrollo integral de la persona?

• ¿Cómo evalúan sus progresos?

¿Quiénes los avalan a ellos?

• ¿Están registrados en la STPS?

Pregunto esto porque hace muchos años supe de una institución que se anunciaba como capacitadores de personal doméstico y contraté una cocinera con ellos. Nefasta experiencia. Tres días en que yo aguanté de todo “porque era nueva”, hasta que la mujer mostró una actitud grosera y agresiva hacía mí. La despedí con todo respeto y ante testigos, y le liquidé todo lo que le debía por esos días. Se negó a salirse de mi casa. Llamé a una patrulla, les dije lo que pasaba y que tenía miedo por la actitud rijosa de la empleada, por lo que procedieron a acompañarla a su habitación para que empacara sus cosas y se subiera al taxi que le había pedido (y pagado) para que la llevaran a su domicilio.

¡Sorpresa! La mujer tenía una bolsa de plástico de unos 10 kilos con marihuana y otro lleno de pastillas, que los policías dijeron eran las que vendían en el narcomenudeo. Se levantó el acta, etc., etc., y reclamé a la Asociación de Capacitación de domésticas, que dijo estar tan sorprendida como yo, además de que no tenían sus datos, nunca la habían capacitado para nada, y sólo me habían cobrado una “cooperación” por contratarla, para poder “seguir ayudando a más sirvientas”.

Tal vez la asociación que mencioné al principio, las capacite, las evalué, tenga sus datos, sea una institución con fines loables y merezca todo respeto, y no una agencia de colocaciones disfrazada, como aquella.

Ahora bien. Ya acepté que hay brujas y ogros, o sea, personas que abusan y explotan a su personal doméstico. Creo que son los menos. Muchas de nosotras hemos pasado por el proceso de “civilizar” a una muchachita que llega a tu casa sin saberse limpiar las narices con papel desechable (todavía lo hacen con la mano), no saben comer con cubiertos, no saben ni barrer y trapear para acabar pronto. Uno las enseña a todo, desde vestirse decentemente y bañarse todos los días, a hacer el quehacer del hogar, comer de todo, hablar, inclusive en ocasiones, a leer y escribir. ¿Y qué pasa? Que en la mayoría de los casos, la palabra lealtad no existe en su mente por lo que, en cuanto sienten que ya saben el quehacer, se van con cualquiera que les ofrezca cien pesos más al mes.

Tenemos también el costo del aprendizaje. ¿Cuántas lavadoras, licuadoras, hornos de micro-hondas, planchas, en fin, aparatos domésticos, echan a perder en lo que aprenden? ¿Cuántas prendas de vestir queman, decoloran, desgarran? ¿Cuántas veces no transmiten un mensaje urgente?

Existe también la variable de que muchas de estas muchachitas, con un hambre endémica de afecto, caen víctimas del primer hombre que les dice “mi alma”, y le entregan “la prueba de su amor”, que chilla a los nueve meses. ¿Cuántas familias las dejan seguir en su trabajo y criar ahí a su hijo? Decía una de las personas entrevistadas que los patrones se sentían con derecho de pedirle a su hijo que hiciera cosas porque vivía en su casa. ¡Caray! Resulta que yo mantengo a un chamaco de todo a todo y no le puedo pedir que me traiga el periódico o que haga alguna tarea para la casa? ¿De parte de quién? No se trata de que sea mi sirviente, sino de que aprenda a ser agradecido y a cooperar con el grupo con el que vive y del que depende.

En mi labor quijotesca de darles estudios a mis empleados domésticos, logré que varios mozos terminaran la preparatoria y los coloqué en empresas, para que siguieran avanzando en la vida, otros son ahora choferes o ejercen algún oficio que aprendieron en mi casa, y algunos trabajan como chalanes en algún taller automotriz o cargan costales en la Central de abastos (esos estaban cerrados a la capacitación, educación o superación). En cuanto a las mujeres, me volví exportadora, ya que muchas trabajan como domésticas en los Estados Unidos y ganan muy bien porque saben hacer todo muy bien, otras son micro-empresarias y, la mayoría, se llenó de hijos como sus madres, abuelas y todas las mujeres de su entorno, recordemos que “infancia es destino”.  Hoy día me ayuda una asistente del hogar desde hace nueve años, quien trabaja 6 horas y, en ese tiempo, desempeña su labor sin que jamás tenga yo que corregir algo o lamentar dañe mis pertenencias. Es una profesional.

Antes de enseñarlas a exigir derechos:

Capacítenlas para desempeñar su labor con profesionalismo.

Enséñenlas a amar y respetar lo que hacen.

Trabajen para que ellas dignifiquen el servicio doméstico.

Favorezcan su desarrollo integral (físico, mental, psicológico, emocional, social, espiritual).

Bríndenles el apoyo psicológico que requieran para erradicar el síndrome de La Malinche.

• Verifiquen que tengan una adecuada educación sexual y que sepan que pueden no tener hijos desde los 13 años porque las asalte una calentura de verano, o llegue a sus vidas el Romeo con el que han soñado siempre.

• Promuevan grupos de crecimiento para que puedan ser mejores personas y mejores mujeres, que serán el día de mañana mejores madres y compañeras, que ayudarán a sus seres queridos a superarse. Se puede romper la cadena cultural limitante, de perdedores, para forjar líderes del mañana, ciudadanos de primera, que trabajen para que las próximas generaciones tengan una mejor calidad de vida..

La EDUCACIÓN es la llave para que progresemos en todos los roles de vida.

La FORMACIÓN INTEGRAL es indispensable para ser una persona triunfadora en todos los roles de vida.

Empecemos por ahí. ¿No creen?

 

EL DUELO ANTE LA MUERTE

El tema de eutanasia tuvo muchas visitas, por lo que si lo desean, puedo ampliarlo para ustedes.  Hablando de la muerte, me llamó la atención un correo que recibí el día de hoy, sobre un evento que sucedió en marzo del año pasado, que tiene que ver con el duelo ante la muerte, manifestado no por seres humanos, sino por un grupo de elefantes que lamentó la muerte de su salvador y amigo. Yo creo que no existen casualidades, sino que todo sucede para algo, por lo que voy a compartir ese correo con ustedes, así como algunas fuentes donde pueden obtener más información sobre este suceso.

Lawrence Anthony, nacido en Sudáfrica en 1950, es una leyenda en su país y en el mundo, por su labor como defensor de los animales y su lucha por la conservación de las especies y el medio ambiente. Escribió tres libros que menciono al final, que tienen que ver con su valeroso trabajó para rescatar animales salvajes, y rehabilitar elefantes de todo el mundo de las atrocidades humanas, incluyendo el valiente rescate de los animales del Zoologico de Bagdad durante la invasión norteamericana de 2003.

El 7 de marzo de 2012 Lawrence Anthony falleció.

Vive en el recuerdo y lo extrañan su esposa, sus dos hijos, dos nietos y numerosos elefantes.

Dos días después de su deceso, los elefantes salvajes aparecieron en su casa, con dos enormes matriarcas a la cabeza.

Las manadas salvajes llegaron por separado para despedirse de su bienamado amigo humano.

Un total de 31 elefantes había caminado pacientemente más de 20 kilómetros para llegar a su casa en Sudáfrica.

Testigos de este espectáculo, los humanos estaban asombrados, no sólo por la  inteligencia y la precisión exacta con que estos elefantes sintieron el deceso de Lawrence, sino también por los recuerdos y emociones profundos que estos amados animales evocaron de forma tan organizada:

Caminando lentamente – durante días – Abriéndose camino en una sola fila solemne desde su habitat hasta su casa.

La esposa de Lawrence, Francoise, se conmovió profundamente, sabiendo que los elefantes  habían estado en su casa hacía más de tres años, y sin embargo, todos sabán dónde iban.

Era obvio que los elefantes querían dar su más profundo pésame, honrando a su amigo que les había salvado la vida, tanto así que permanecieron durante 2 días con sus noches sin comer absolutamente nada..

Luego, una mañana partieron, emprendiendo su largo viaje de regreso a casa.elefantes de duelo

 

 

Libros:
“Babylons´s Ark.” Editorial Thomas Dunne Books.
“The elephant whisperer” Editorial Pan Macmillan. (bestseller mundial)
“The Last Rhinos” Editorial Sidgwick & Jackson.

Consultar:
http://www.ecoosfera.com

www.elpais.com

www.youtube.com/watch?v=wwPvivNpX_M 01/05/2012

http://www.lawrenceanthony.co.za

http://www.cbc.ca/…/saying-goodbye-elephants-hold-a

http://www.psychologytoday.com/…/elephants-mourn