Archivo de etiquetas| kamikase

TERRORISMO URBANO

Hace unos días, un loco adoctrinado por el ISIS agredió, con una camioneta alquilada, a algunos ciclistas y paseantes en una zona residencial tranquila y pacífica.

Estuve en Nueva York los primeros días de julio pasado y, desde la terraza del  departamento de unos amigos, pude ver la avenida donde se cometió el asesinato colectivo durante un atardecer que pintó el cielo de todos los colores púrpuras y rojos posibles. Se sentía una paz infinita.

Una paz que ya dejaron de sentir los vecinos que habitan ahí cerca, y todos los habitantes de Nueva York. ¿Se dan cuenta cómo ha proliferado esta nueva moda de hacer terrorismo urbano? Con camionetas, coches, furgonetas, camiones, en fin, con todo tipo de vehículo de transporte que pueda convertirse en un misil devastador en manos de un suicida demente.

El kamikaze en esta ocasión, al que no le importaba morir a pesar de tener esposa y tres hijos pequeños, en aras de una creencia que incita a matar al otro que piensa, siente o actúa deferente a él, coincide con los demás jóvenes que han realizado asesinatos parecidos. Parece ser que la década entre los 20 y los 30 años es la más prolífera, aunque el adoctrinamiento empieza, muchas veces, desde los 18 años. No importa tanto su nacionalidad, sino sus costumbres y creencias.

Claro que estos actos van a despertar desconfianza entre la población respecto a personas de determinado lugar de origen, creencia o apariencia física. No puede evitarse, aunque sea injusta en la mayoría de los casos. Por ejemplo, si yo me encuentro con el asesino del 30 de octubre en una calle solitaria, la adrenalina me llegaría hasta el tope: la pinta de asesino se ve en sus ojos y presencia, sin saber sus creencias religiosas dónde nació o lo que hace.

Es necesario protegernos, sin discriminar, saber más quiénes son nuestros vecinos, cómo viven, etcétera.  Este individuo trabajaba para Uber. ¡Oh my God! Yo utilicé ese servicio en Nueva York. Este chofer tenía antecedentes de varias faltas de tránsito y rebeldía en presentarse ante las autoridades cuando lo citaban al respecto. Es indispensable que una empresa en la que muchos confiamos, redoble las precauciones al contratar choferes.

¿Cómo es posible que un individuo así tenga tarjeta de crédito para alquilar vehículos? También se sabe que vivió en diferentes estados en poco tiempo,  ¿Por qué? Tal vez no sea paranoia tener un seguimiento de las personas a las que les abrimos generosamente las puertas de nuestra casa.

Dicen que el adoctrinamiento fue posterior a su llegada a USA. De acuerdo, nada más que hay un perfil de estos terrorista, urbanos o no, y más vale que todos nos pongamos las pilas, empezando por las autoridades competentes de todos los países.

Las redes sociales han sido muy útiles para cosas creativas y productivas, y están siendo virales para difundir y arraigar creencias nocivas y asesinas. Tal vez los especialistas podrían tener un filtro al respecto, o una ventana de observación.

Un abrazo a los hermanos argentinos que murieron en este vil atentado y a sus familias: esposas e hijos que quedaron sin su figura paterna, padres y hermanos de hombres de bien que hoy viven un duelo terrible por el acto demencial de un criminal sin nombre.  Un abrazo solidario a todos los heridos y afectados por tan absurda agresión. ¡Qué Dios haga llegar la paz a sus corazones!

 

 

 

Anuncios

TODOS SOMOS UNO

TODOS SOMOS UNO

Es lo que conviene que practiquen todas las dependencias policiacas, militares, fuerzas especiales de investigación y prevención de delitos de terrorismo, etc., en todo el mundo.

Me imagino una base de datos confidencial, compartida por todos los países, no sólo de Europa y Norteamérica, sino de todas las naciones que luchan contra el terrorismo en forma activa, que incluya a todos los que han sido sospechosos de terrorismo, sus familiares, amigos, compañeros, colegas, maestros, etc. Incluiría también a todos los que han viajado a los lugares donde les dan entrenamiento a los terroristas.

Perdón por generalizar, pero si tiene cuatro patas, parece un perro, se comporta y ladra como un perro, lo más seguro es que sea un perro. Si algunos de los terroristas kamikazes de los atentados terroristas en Bélgica habían sido detenidos, ¿Por qué no una especial vigilancia sobre ellos? ¿Por qué estaban en libertad para preparar tan nefasto ataque? A pesar de ser belgas algunos, sus nombres y apellidos llaman la atención, su apariencia y el país en el que estuvieron algún tiempo, también.

Aunque algunos elementos utilizados en la preparación de los explosivos son muy comunes, se podría restringir la venta de algunos de ellos, y sólo venderlos a personas registradas en una lista previa.  Un ejemplo que puede ser jocoso es que tendrían que comprar cincuenta o cien frasquitos de acetona en una farmacia en lugar de llevarla por galones, lo cual los haría verse sospechosos.

Después del ataque a Pearl Harbor, los japoneses residentes en Estados Unidos sufrieron  represalias de parte de la ciudadanía. Esto es una reacción normal en estos casos. La sociedad islamista dice que ellos no son terroristas, pero en muchos casos, los terroristas usan su identidad para difuminar su presencia.

¿Qué tal una campaña de concientización donde los islamistas sanos pudieran dar información en forma anónima sobre algo sospechoso que hayan visto en su vecindario o en los lugares donde se reúnen para cumplir con su religión?  Así podrían cooperar sin temor a recibir castigo y ellos serían los más beneficiados, ya que depurarían su grupo.

Libertad, Igualdad, Fraternidad para todos, menos para los enemigos = terroristas.  Para ellos un frente común y mano dura.