Archivo de etiquetas| intuición

Agosto 5 del 2014

Renovación 218

En ocasiones sabemos, estamos seguros en nuestro interior, que lo que estamos haciendo es negativo, tóxico, o perjudicial para terceros, y sin embargo, nos comportamos en un forma que traerá consecuencias adversas a nuestra vida.

El autoengaño no sirve más que para postergar un resultado negativo, el cual nosotros intuimos y nos negamos a ver.

Por ejemplo, si “presentimos”, “nos late”, que la relación de pareja que tenemos es de codependencia, no está basada en la integración de dos personas con dos Proyectos individuales de vida, que se ponen de acuerdo para construir un PROYECTO DE PAREJA, y seguimos adelante porque “ya se nos está pasando el tren” (tenemos muchos años solteros), queremos tener algo nuestro (mi casa, mi esposo, mis hijos), nos queremos salir de la casa familiar, etc., las cosas terminarán en divorcio, separación, agencia del Ministerio público, psicólogo o psiquiatra.

Si estamos iniciando una relación de pareja, hagámoslo bajo la premisa de construirla día a día, con amor y entrega total. Cero engaño al otro, cero autoengaño.

Una pareja puede ser la base de una familia. ¿Qué familia vamos a formar si los dos cojeamos al caminar, si nuestros valores, Misión, Metas son opuestas?

Si escondemos nuestra relación, es porque sabemos que algo no está en armonía en ella, y no queremos que los demás se den cuenta de ello.

Vamos a revisar nuestra relación de pareja y a escuchar a nuestro Pequeño Profesor, Intuición, Inconsciente, Sabio interior, o como quieran llamarle.

Julio 12 del 2014

Renovación 194

Confiemos en nuestra intuición, en esa chispa divina, o cibernética conectada al Universo, que nos manda mensajes por medio de sueños, metáforas, indirectas, sensaciones a las que algunos llaman “latidos”.

Todos nacemos con la capacidad de intuir, algunos la desarrollamos más que otros, y hay quien ni se entera nunca antes de morir que la tenía.

Según la Wikipedia, en el marco referencial de algunas teorías psicológicas, se llama intuición al conocimiento que no sigue un camino racional para su construcción y formulación, y por lo tanto no puede explicarse o verbalizarse. La persona puede relacionar esa información con experiencias previas o no, y por lo general no sabe por qué llega a una determinada conclusión. Son reacciones emotivas repentinas a determinados sucesos, percepciones o sensaciones.

Coloquialmente, a la intuición se le llama “presentimiento”.

Si tendemos a racionalizar todo lo que nos pasa = analizar y encontrar “razones” para justificar una determinada forma de pensar o actuar, tal vez convenga tomarnos unos segundos y hacer un ejercicio de introspección para escuchar a nuestra intuición.

En nuestro interior están todas las respuestas.

Silenciar a la “loca de la casa” y darnos la oportunidad de escuchar y sentir nos permitirá avanzar y fluir con menos esfuerzo.

Junio 16 del 2014

Renovación 168

Es importante que reconozcamos ante nuestro Poder Superior, ante nosotros mismos y algunas otras personas, nuestros errores y el hecho de que estamos en un proceso de recuperación.

Transparentar lo que nos sucede, o ha sucedido, es sano y ayuda a cicatrizar las heridas.

Es conveniente que sepamos ante quien vamos a “desnudar nuestra alma”, ya que muchas veces las personas más cercanas a nosotros, si no han avanzado en su camino de recuperación, no sólo no podrán comprendernos o apoyarnos, sino que pueden utilizar nuestras confidencias para intentar perjudicarnos.

Utilicemos nuestra intuición, nuestro sexto sentido, nuestro Pequeño Profesor, para identificar ante quiénes nos vamos a abrir, y de quiénes nos conviene alejarnos.

Enero 7 del 2014

El número 7 es un número cabalístico, un número muy especial por lo que hoy las cosas van a salir bien para ti.

El color previsto en la moda para el año es el morado y es el asociado al 7. Incluye algo de ese color en tu persona. No es necesario que compres ropa si no tienes de los colores asociados a los números. Compra retazos de tela de diversos colores y corta pequeños cuadros, para que los traigas doblados en tu bolsa o bolsillo. Eso será suficiente.

Todo esto es para reforzar la Fe, una de las tres virtudes teologales en la religión católica, y un elemento muy especial que puede cambiar el mundo, en forma material y objetiva. Recuerda el dicho “la Fe mueve montañas”

En lo primero en que vas a depositar tu Fe, es en ti mismo y en tu capacidad de vencer obstáculos, de encontrar soluciones creativas a los problemas y situaciones difíciles. Lo has hecho muchas veces antes y puedes hacerlo ahora. Haz memoria y vas a encontrar muchos eventos que lo comprueban.

Tal vez te encuentras ante una situación dolorosa, como la muerte de un ser querido o el anuncio de que padeces una enfermedad terminal, en cuyo caso, es necesario tomar conciencia que hay cosas que no podemos revertir, como la muerte, a la que no queda más recurso que aceptarla.

En el caso del cáncer, cada día hay más y más personas que han logrado que el padecimiento entre en remisión, después de eliminar las causas que los llevaron a somatizar la enfermedad. He sido testigo de ello y puedo hablarles de 20 y 25 años en que no ha habido recaídas.

En esos casos extremos, no hay respuesta a la pregunta ¿por qué? ¿Qué le puedes contestar a un padre cuyo hijo murió de cáncer a los cinco años, o fue atropellado, o asesinado? ¿Qué le puedes decir a una madre de tres niños a la que le diagnostican un cáncer terminal? Nada, no hay respuestas a la pregunta del por qué pasan las cosas. Puedes encontrar una respuesta si te planteas la interrogante ¿Para qué? Y encontrar la lección que trae contigo esa amarga vivencia.

Si no estás ante una experiencia como la anterior, todo tiene remedio y tú puedes encontrar el resorte para triunfar, la motivación para seguir adelante en medio de la adversidad, las estrategias que te faciliten el logro de tus objetivos, dentro de tí. Hay está esperando que lo utilices.

Ten Fe en ti, en tu capacidad de respuesta, en tu intuición, en tu sabiduría interna, en la posibilidad de unirte a la energía universal (Dios, Cosmos, etc.), y formar una unidad armoniosa dirigida hacia el bienestar.

Hay muchos ejemplos de personas que han empezado de cero, o que han resurgido después de perderlo todo, y han logrado triunfar. Encuéntralas cerca de ti. Si no las ves, hay una película titulada en español “En busca de la felicidad”, que está basada sobre una historia real, en donde se escenifica el poder de la Fe y cómo aplicarla para lograr una meta.

Vamos a tener un día muy productivo. Abre los ojos a todas las posibilidades que tienes frente a ti para mejorar la calidad de tu vida. ¡Puedes hacerlo!