Archivo de etiquetas| flexibilidad

Octubre 15 del 2014

Renovación 289

Parte de la neurosis que acompaña muchas veces a la codependencia, es la rigidez, la falta de flexibilidad.

Queremos que las cosas se hagan de determinada manera y, si alguien se opone a ello, nos convertimos en plañideras y nos desgarramos las vestiduras, o iniciamos una Guerra Santa contra quien no se someta a nuestros deseos.

Querer controlar todo y a todos es enfermizo, y forma parte de la codependencia cuando lo aplicamos a nuestra pareja, a nuestros hijos o amigos.

Por ejemplo, puede haber algo de misoginia si el objetivo primario es separar emocionalmente a nuestra pareja de sus seres queridos para que dependa en lo afectivo únicamente de nosotros, y esto lo practican no sólo los hombres, también hay mujeres que se dedican a tejer una tela de araña alrededor de su pareja para distanciarlo de su familia de origen, y siembran la discordia, la inconformidad, la provocación que termina en conflicto.

Recordemos que si somos co-dependientes funcionamos reactivamente a los estímulos de los demás o de nuestra pareja.

Detrás de ello hay un sentimiento de minusvalía, una autoestima muy baja, o un ego agigantado por alguna patología, como podría ser la bipolaridad en su fase maníaca.

Es conveniente:
• Ser flexibles con nosotros mismos.

• Darnos permiso de adoptar otros enfoques de cualquier situación.

• Escuchar otras opiniones.

• Analizar otros puntos de vista.

• Practicar la empatía.

• Tender puentes de comunicación en lugar de imponer ultimatums cuando hay criterios opuestos.

• Aceptar que no somos los dueños de La Verdad. Cada quien puede tener una versión propia.

• Responsabilizarnos de nuestros actos, pensamientos, sentimientos.

• RESPETAR A LOS DEMÁS COMO SERES INDEPENDIENTES.

Dejemos la rigidez a un lado. Vamos a quitar las ataduras que nos impiden crecer y ser libres.

Febrero 11 del 2014

Renovación 42

Hablamos ayer de la actitud que conviene tomar ante un reto, al cual podemos considerar una oportunidad de superarnos, aprender y crecer.

Vamos a reflexionar sobre cómo podemos ser asertivos para que nuestras acciones mos hagan triunfar ante los retos.

Mi definición para asertividad es que es una técnica que nos permite comunicar y/o defender nuestras ideas, sentimientos, pensamientos, sin agredir, manipular, descalificar, al interlocutor.

Dentro del ámbito de la comunicación, la persona asertiva toma en cuenta:
• Las ideas y sentimientos del otro.
• Sus puntos de vista y argumentos, para evaluarlos y considerarlos en su argumentación.

Al entablar relaciones con los que le rodean, una persona asertiva muestra:
• Congruencia
• Respeto
• Claridad
• Equilibrio
• Autocontrol de impulsos
• Flexibilidad para plantear otra perspectiva sin modificar su postura inicial.
• Firmeza
• Comunicación integral
• Consistencia

Conviene que revisemos si estamos aplicando estas características al entablar diálogos con nuestros seres queridos, en el trabajo, con los vecinos y, si detectamos que estamos fallando en alguno, poner manos a la obra y reforzar o adquirir esa competencia.

Podemos hacerlo.
Vamos a ser asertivos y a mantener un clima agradable y respetuoso en todos nuestros roles de vida.