Archivo de etiquetas| evolución

LA ESPIRAL DE LA MUERTE

Vamos a ver algunos términos:

  • Una espiral es una curva plana que da vueltas alrededor de un punto y que, en cada una de estas vueltas, se aleja más y más de dicho punto.
  • La espiral es una forma frecuente en todo lo relacionado con la vida y nos transmite la idea de crecimiento, evolución y expansión. Un gran número de vegetales y animales crecen y se desarrollan en una serie de patrones relacionados directamente con la espiral, partiendo del ADN.
  • También se utiliza para definir la sucesión creciente o indefinida de acontecimientos. Se asocia a lo cíclico o a lo que parece no tener final.
  • En el ámbito de la cultura se cree que en las pinturas rupestres se asociaba al ciclo de nacimiento, vida, muerte y volver a nacer y, entre los celtas, expresaba lo que sería la fuerza vital, el crecimiento y también la positividad.

Ya nos hemos formado en nuestra imaginación un símbolo de la espiral, y conocemos su definición, y sabemos que forma parte importante en todas las culturas, por lo general asociada a lo positivo, a lo cíclico y a la evolución de la vida.

En cuanto a la sucesión creciente o indefinida de acontecimientos, estos pueden ser no solo positivos y benéficos, sino también, negativos y perjudiciales para la vida misma. Así hablamos, por ejemplo, de una espiral de violencia, o una espiral de corrupción, como la que vivimos en nuestra sociedad.

Al referirme a la espiral de la muerte, quiero enfatizar cómo el perpetuar ciertas conductas negativas en contra de la salud, nos lanza a una espiral que nos aleja cada vez más del punto central: LA VIDA.

Para definir la salud, utilizaré lo dictado por la Organización Mundial de la Salud (OMS): “La  salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Esta definición es el resultado de una evolución conceptual, ya que surgió para reemplazar la noción anterior que decía que la salud era la ausencia de enfermedades biológicas.

A partir de la década de los cincuenta, la OMS revisó esa definición y finalmente la reemplazó por esta nueva, en la que la noción de bienestar humano trasciende lo meramente físico. La Organización Panamericana de la Salud aportó luego un dato más: la salud también tiene que ver con el  medio ambiente que rodea a la persona.

Fuente: http://concepto.de/salud-segun-la-oms

Nosotros podemos generar desde nuestra mente conductas que nos lleven a un determinado fin.  Cuando estas conductas se mantienen en el tiempo y se automatizan, se les llama hábitos.

En ocasiones tenemos malos hábitos que son los que nos conducen a un fin negativo, y hábitos positivos cuya meta será siempre positiva. Visualizarlos como una espiral puede facilitarnos comprenderlos.

Entre otras cosas, lo siguiente puede generar y perpetuar las conductas contra la salud, y lanzarnos a la espiral de la muerte:

  • Vegetar no vivir.
  • Carecer de un sentido de vida. No tener un PARA QUÉ vivir.
  • No conocer ni vivir de acuerdo con nuestra Misión.
  • No haber diseñado un proyecto de vida. Pasar los días cómo vengan, ir de aquí para allá según lo que se presente.
  • Ausencia de una Visión de nuestro futuro.
  • Echar un clavado en el mundo de las enfermedades, no en el de la salud.
  • Pasar los días en el NO: No tengo esto, no puedo salir, no me alcanza, en lugar de ver todo lo que tenemos y somos.
  • Mantener un pesimismo constante y deprimente.
  • La autocompasión.

Es innecesario hacer una lista para salir de la espiral de la muerte, basta con poner en positivo todo lo que acabo de mencionar, y aplicarlo:

¡YA, HOY, DESDE ESTE MINUTO, EN FORMA CONSTANTE, LAS 24 HORAS DEL DÍA! 

                                   ¡ASÍ ESTARÁN EN UNA ESPIRAL DE VIDA!

Anuncios

LA ÚLTIMA CASITA

Por una razón u otra, me demoré 15 años, desde que compré un nicho en unas criptas, en ponerle la puerta, cerradura e inscripción con el nombre.

Como tanatóloga no puedo esquivarme en el pretexto encubierto en la frase con la empiezo este relato: la razón se llama MIEDO. Según yo ya había trabajado mi muerte, la había aceptado, tengo testamento, mis papeles en orden, pero faltaba el último detalle: decidir y adecuar el lugar donde mis hijos pondrán mis cenizas. Ya no se permite el romanticismo de que las esparzan aquí o allá, ni yo lo había imaginado tampoco.

Desde niña viví muchas mudanzas con mis padres. Recuerdo que siete veces supe lo que se sentía al desprenderse de un lugar que te había cobijado, a ti y a tus sueños por equis tiempo, dejar atrás los amigos, la escuela, lo conocido, para enfrentar un nuevo panorama desde cero.

Como casada también fueron siete mudanzas, desde la primera en que todo lo que teníamos cupo en un coche y empezamos con una cama y un buró, hasta la más traumática que fue pasar de una casa de 600 metros de construcción y tres pisos, a un departamento de 120 metros cuadrados.

Parece que el siete está muy presente en mi vida. Por eso pensé que cuando yo empiece a transitar en el nuevo ciclo, en otro plano, será necesario dejar la vestidura que usé en este mundo: mi cuerpo, en un lugar donde no estorbe ni cause problemas.

La mudanza física ya les tocará a mis hijos, a los que les recuerdo: EL CADAVER NO ES LA PERSONA. Los minerales en forma de cenizas en la cripta, no son YO.  Mi alma, mi espíritu, mi esencia, no se pueden encerrar en un lugar así.

Cuando terminé de poner al día mi última casita, (en diminutivo porque es un espacio muy reducido de más o menos 40 por 40 centímetros), sentí una gran paz interior. Ya estoy lista para partir. Faltan todavía algunos años en que pienso seguir cumpliendo mi Misión y trabajar para ayudar a los demás a elevar la calidad de su vida.

Los invito a vencer el miedo al desprendimiento de este mundo, al momento en que digamos “Hasta luego”, a evolucionar, y tomen las decisiones necesarias para hacerles el trance menos molesto a sus familiares.

21 de diciembre del 2012 (2)

Ya hablamos que esta fecha, según las profecías mayas, es el inicio de una nueva era, de una nueva etapa, donde los evolucionados podrán avanzar con pasos gigantescos hacia un estado total de bienestar. Les mencioné también un ritual que llevaban a cabo los aztecas cada 52 años para purificarse ye iniciar una nueva senda iluminada por el fuego nuevo.

Si aceptamos la premisa de prepararnos para entrar en una nueva era limpios de cuerpo y alma, es probable que podamos hacer algunas acciones que nos facilitarán eliminar el bagaje negativo que hemos arrastrado durante años, tal vez, décadas.

Al empezar por lo positivo, ya hemos recorrido parte del camino en las reflexiones a partir del 1º de agosto de este año, para dar las gracias (a Dios, a la Vida, a la Energía cósmica, a tu Poder Superior), por todo lo que sí tenemos. Dimos las gracias por:
1.- nuestro cuerpo.
2.- nuestra familia
3.- tener un techo
4.- haber vivido hasta este día
5.- nuestras amistades
6.- estudios
7.- ropa
8.- alimento
9.- nuestros padres
10.- porque el sol sale
11.- por tener salud.

A partir de hoy, tú puedes decidir qué es lo que quieres agradecer cada día, por ejemplo: por tener amor, inteligencia, sensibilidad, libertad, cultura, valores, experiencia, haber superado una pérdida. En fin, cada ser humano es único e irrepetible y puede valorar ciertas cosas en ciertos momentos.

Después del agradecimiento, introduje una acción para aplicar lo que íbamos reconociendo:
1.- regalar 3 sonrisas
2.- encontrar un milagro de vida
3.- saludar a tres personas
4.- compartir algo
5.- mirar (no ver) a tres personas
6.- dejar pasar a alguien
7.- Escuchar a una persona
8.- Saludar a tres ancianos
9.- Encontrar algo positivo en 3 personas
10.- Sonreír a 3 niños
11.- Dar gracias al mesero, chofer, sirvientes, ayudantes

Aquí también, tú puedes buscar algunas acciones sencillas que te acerquen a dar lo mejor de ti mismo.

Una vez que te sientas fuerte, empieza por anotar todos los “malos” recuerdos que has cargado como piedras en tu bagaje emocional para deshacerte de ellos. Si tienes rencores o resentimientos, maneja tus emociones displacenteras y procesa tus sentimientos negativos, hasta que llegues al Perdón, al otro y a ti mismo. Busca lo que he compartido acerca del rencor y de las emociones displacenteras y aplica la Inteligencia Emocional.

Si te decides a purificar tu mente, tu corazón y tu espíritu, estarás listo para el cambio de era. ¡Adelante!

21 diciembre del 2012

Dicen que cualquier pretexto es bueno cuando la dicha es mucha. Ha habido mucha información acerca de las profecías mayas y lo que se interpreta de ellas y, como siempre, existen muchas versiones al respecto.

Están las interpretaciones catastróficas que hablan del fin del mundo, de grandes desgracias y pérdidas, y las que hablan sobre un cambio de era que no necesariamente tiene que ir asociado a desgracias naturales o personales. Yo prefiero quedarme con ésta última versión.

Antes de comentar más sobre los mayas, recordemos otra costumbre de los aztecas, la ceremonia del Fuego Nuevo que practicaban  cada 52 años en la antigua Tenochtitlán. Según ellos el mundo estaba en peligro de dejar de existir si el sol no se levantaba de nuevo, por lo que, en el Cerro de la estrella (Huizachtecatl), llevaban a cabo un ritual, animando al sol a salir por otros 52 años.

Al atardecer del último día del ciclo de 52 años, todos los fuegos eran apagados, y únicamente los sacerdotes ubicados en la cima del cerro, estaban autorizados para iniciar un fuego nuevo y se quemaban o destruían artículos de guerra y algunos objetos personales, ya que el fuego nuevo era para ellos renovación. ¿Por qué cada 52 años? Porque era cuando el calendario civil y el calendario lunar coincidían en año nuevo.

Cuando amanecía al día siguiente, se hacían hogueras muy grandes para que se pudieran vislumbrar desde lejos y se perforaban las orejas con espinas de maguey, tomando unas gotas de sangre para rociarlas en dirección hacia donde había aparecido la luz de los sacerdotes o del “EL NUEVO SOL”

Más tarde se repartía la luz del cerro a otros pueblos por medio de corredores, y los vecinos de todo el reino  sus alhajas (posesiones más ricas) y se vestían con vestidos nuevos, ponían petates nuevos, en fin, renovando todo.

En cuanto a las famosas profecías mayas, cuya fecha clave el 21 de diciembre está por llegar, les transmito textualmente algo de lo que encontré en internet. Es conveniente leer con prudencia y extraer la esencia de lo que nos puede ser útil, por ejemplo, la oportunidad de un cambio interno, de una expansión de conciencia, de “limpiar” nuestro espíritu y abrirnos al amor, al universo, a la superación integral como parte armónica de una entidad global, universal, galáctica. Creo que esto nos beneficiará a todos.

“Las profecías mayas nos hablan del Sexto Ahau (Sexto Sol) que comenzará el 21 de diciembre de 2012. Ese día se iniciará un período de 5200 años. No es el fin del mundo como han malinterpretado personas fuera de la tradición maya.

La séptima profecía maya nos habla del momento que el sistema solar en su giro cíclico sale de la noche para entrar al amanecer de la galaxia. Dice que los 13 años que van desde 1999 al 2012, la luz emitida desde el centro de la galaxia sincroniza a todos los seres vivos y les permite acceder voluntariamente a una transformación interna que produce nuevas realidades.

Que todos los seres humanos tienen la oportunidad de cambiar y romper sus limitaciones, recibiendo un nuevo sentido, la comunicación a través del pensamiento, los hombres que voluntariamente encuentren su estado de paz interior, elevando su energía vital llevando su frecuencia de vibración interior del miedo hacia el amor, podrán captar y expresarse a través del pensamiento y con él florecerá el nuevo sentido.

La energía adicional del rayo trasmitido por Hunak-Hu activa el código genético de origen divino en los hombres que estén en una frecuencia de vibración alta. Este sentido ampliará la conciencia de todos los hombres, generando una nueva realidad individual, colectiva y universal, una de las trasformaciones más grandes ocurrirá a nivel planetario, pues todos los hombres conectados entre sí como un solo todo, dará nacimiento a un nuevo ser en el orden galáctico.

La reintegración de las conciencias individuales de millones de seres humanos despertará una nueva conciencia en la que todos comprenderán que son parte de un mismo organismo gigantesco.

La excelencia y el desarrollo espiritual serán el resultado de hombres en armonía que realizan las actividades con las que vibran más alto; al hacerlo expandirán su comprensión.

Los hombres que consciente y voluntariamente encuentren su paz interior, entran en una nueva época de aprendizaje por contraste armónico, la comunicación y la reintegración hará que las experiencias, los recuerdos individuales y conocimientos adquiridos estén disponibles sin egoísmos para todos los demás. Será como una Internet a nivel mental que multiplicará exponencialmente la velocidad de los descubrimientos, y se crearán sinergias nunca antes imaginadas.

Todos los hombres comprenderán que el reino mineral, vegetal, animal y toda la materia esparcida por el universo a todas las escalas desde un átomo hasta una galaxia, son seres vivos con una conciencia evolutiva”.

Fuentes:
http://www.profeciasmayas.com
biblioteca.itam.mx/estudios/estudio/letras27/textos4/sec_6.html
http://www.youtube.com/watch?v=gpL_-Wxn7tQ Cerro de la Estrella, Iztapalapa, México.
radioredam.mx/grc/redam.nsf/vwALL/XPAO-6YURMC Fuego Nuevo

PROFECÍAS MAYAS

Es un hecho que, a raíz del movimiento New Age (Nueva Era), surgieron muchos autores de teorías pseudocientíficas apoyadas en algunos datos o cifras verdaderas que se manejan bajo un esquema conceptual específico que puede modificarlos o distorsionarlos.

Tenemos así una corriente que anuncia el fin del mundo para el 22 de diciembre del 2012, otra que habla de la “alineación de los planetas y un rayo de luz que penetrará en el Sol”, lo que generará cambios definitivos en los habitantes del planeta Tierra. También se habla de una renovación de creencias e intereses del ser humano mediante un proceso de introspección y toma de conciencia que favorezca el poder entrar a una nueva Era en que prevalecerá la sincronía con la bondad, el equilibrio y la renovación de la naturaleza, para vivir en el amor hacía uno mismo, los demás y el planeta en que vivimos.

Respecto a las profecías mayas, pueden consultar el libro sagrado maya Chilam Balam con la mente abierta y, posteriormente, acudir a fuentes científicas para obtener información sobre algunas cifras que llamen su atención. Es indispensable estudiar todo el fenómeno bajo el rigor científico para no caer en el terreno de las charlatanerías.

En alguna parte de la primera profecía se habla del tiempo del no-tiempo, un periodo de 20 años llamados por los mayas un katum, los últimos 20 años de ese gran ciclo solar de 5 125 años, es decir desde 1992 hasta el año 2012, y menciona que hasta ese tiempo manchas del viento solar cada vez más intensas aparecerían en el sol. Desde 1992 la humanidad entraría en un último periodo de grandes aprendizajes, grandes cambios.

El calendario maya consta de 3 calendarios en uno, tres diferentes maneras de contar el tiempo que transcurren simultáneamente:

* El Sagrado o Tzolkin de 260 días.
* El Civil o Haab de 365 días.
* Y la Cuenta Larga de 144.000 días.

Ellos sabían que la luna se mueve alrededor de la tierra y la tierra se mueve alrededor del sol y que el sol (todo el sistema solar) también se mueve alrededor de un sol, llamado ALCIÓN y que ése es el sol central de las pléyades. Podían decir la posición de la tierra alrededor del sol, la de la luna alrededor de la tierra y la del sol alrededor de Alción en un momento dado. Es innegable y asombroso el conocimiento que sobre astronomía, matemáticas, arquitectura, cosmología, ingeniería, artes, tenía la civilización maya y leer algo de lo que quedó de la destrucción de la conquista y el tiempo, nos puede dejar algo positivo.

La gente necesita creer en “algo” más allá de lo humano y palpable (Poder Superior) que calme su angustia ante todas las interrogantes para las que no encuentra respuesta. Los practicantes de muchas religiones, que sentían cierta seguridad al pertenecer a determinada iglesia, están decepcionados por la corrupción que ha invadido a los dirigentes de la grey de la que forman parte (ver lo que está sucediendo en el Vaticano), y buscan un acercamiento a otras filosofías o crencias que les generen bienestar.

Tomar conciencia de nuestros errores, del daño que le hemos causado y seguimos causando a nuestro planeta, del egoísmo y falta de empatía con que actuamos ante los demás, ya sean nuestros familiares, vecinos, amistades, compañeros de trabajo, es algo positivo y útil.

Si el pensar en ponerle una fecha para entrar en una “nueva era” de armonía, amor, ayuda, bondad, cuidado, no sólo hacia nosotros mismos, sino a todo lo que nos rodea: los demás seres humanos, la naturaleza, el universo, y empezar a prepararnos para ese nuevo ciclo hoy, dejando atrás el miedo y modificando nuestros pensamientos, sentimientos y acciones para lograr la meta de un mundo armonioso y vital, nos ayuda: ¡Adelante! Cualquier teoría es beneficiosa si nos aporta elementos de apoyo para seguir evolucionando. ¿Tú qué opinas sobre este punto?