Archivo de etiquetas| equinoccio primavera

Equinoccio en Chichén Itza

Equinoccio proviene de la palabra euqus  que significa igual y nox , noche. Cada año suceden dos acontecimientos de este tipo el de primavera y el de otoño, con fechas aproximadas al 21 de marzo y el 20 de septiembre, durante los cuales el Sol hace un recorrido eclíptico sobre la Tierra, cruza el Ecuador y pasa del hemisferio sur al norte, con lo que la duración del día y la noche es igual, doce horas cada una.

Ayer les hablé de un ritual que podemos hacer en esta fecha en que se dice hay niveles muy altos de energía positiva en el ambiente. Veremos algo más sobre las culturas prehispánicas que celebraban una ceremonia en estas ocasiones para pedir los favores de los dioses y que la cosecha fuera un éxito. Hay diversos lugares en donde todavía se siguen efectuando estas ceremonias y pueden observarse los fenómenos que se presentan, como en Teotihuacan y Calixtlahuaca en el Estado de México; El Tajín en Veracruz; Chichén Itzá y Dzibilchaltún en Yucatán; Tulum en Quintana Roo; Palenque en Chiapas; Xochicalco y El Tepozteco en el Estado de Morelos; Monte Albán y Mitla en Oaxaca; Comalcalco en Tabasco; Edzná en Campeche; Tula en Hidalgo, y Cuicuilco en el Distrito Federal.

He visitado casi todos estos sitios arqueológicos y presenciado el equinoccio en varios de ellos. Los que más me han impresionado son los de Yucatán.  Al atardecer de los días 21 de marzo y 22 de septiembre, en la pirámide de Chichén Itza (Kukulcán o El Castillo), a 150 kms de Mérida, Yucatán, se observa una proyección solar que consiste en siete triángulos de luz invertidos que simulan la imagen de una serpiente descendiendo por la alfarda noroeste hasta la cabeza de serpiente que está en la base. Es impactante y sobrecogedor, no en balde miles de personas acuden a presenciar este fenómeno.

Otro lugar ubicado dentro de la ciudad de Mérida es Dzibilchaltún, en el que sólo queda la parte superior de una monumental pirámide llamada el Templo del sol o de las siete muñecas, donde se ve como el Dios de los mayas aparece con su penacho de fuego a través del arco central. Al lado hay un cenote bellísimo donde se puede nadar.

Disfruten este día y la primavera, abran su mente y su espíritu a la energía cósmica y “recarguen pilas”, el año se presenta difícil en todos los países, por lo que vale la pena tomarse unos minutos para recuperar fuerzas. Si les interesa más información sobre estos temas, escriban y con mucho gusto lo comentaremos.

Equinoccio de primavera 2012

Estamos a punto de que inicie la primavera (marzo 20 a las 5.14 a.m. seg´n Instituro Astronomía UNAM), con lo cual dejaremos atrás el frío invierno, las tendencias depresivas, el encogimiento físico y mental, para dar paso a la floración de nuestra persona en todos los campos.

Es una oportunidad para revisar si lo que hemos tenido latente por diversas causas, puede ser ahora llevado a cabo y empezar a hacerlo.

En las culturas prehispánicas hay muchos rituales que se llevaban a cabo en los centros ceremoniales, básicamente para pedir a los Dioses una buena cosecha. ¿Qué te parece si hacemos algo parecido?  Te propongo un ritual que puedes hacer en tu casa si no tienes acceso a un espacio verde y que te llevará como mínimo 15 minutos (para que no te interrumpan). Se busca la limpieza de alma y cuerpo, por lo que hacerlo después de bañarse es lo óptimo. Viste ropa blanca o de colores claros, cómoda y sencilla.

Vas a requerir una maceta de tamaño mediano, tierra para plantar, semilla de algún cereal que germine pronto, o de alguna planta que de flores, dos veladoras: una verde y una blanca y unos cerillos de madera. Una vez que tengas todo listo, prende tus veladoras y haz una relajación y si sabes meditar, hazlo. Visualiza algo que quieres lograr en el momento en que alcanzas tu objetivo y siente la alegría de la meta cumplida. Abre tus ojos y siembra tus semillas, comprometiéndote a regarlas y cuidarlas con frecuencia. Apaga las velas que prenderás una vez a la semana mientras meditas o te relajas un rato.

Tu planta es el espejo de lo que va a pasar con la meta que quieres lograr. Si la riegas todos los días, la cuidas, eliminas la basura que pueda surgir, le das un espacioso luminoso y ventilado, dialogas con ella, la ves y la escuchas con el corazón, va a florecer. En esta vida, cosechamos lo que sembramos. Te invito a sembrar amor, solidaridad, generosidad, calidez humana, espiritualidad, disciplina,  y eso será lo que regresará a ti multiplicado cuánticamente.

Nota. Algunas publicaciones dan la hora del inicio a las 23.14 del día 19 de marzo, lo cual no tiene mayor importancia para practicar el ritual. Tú decide a qué hora, cercana a las dos que hay sobre el evento, quieres sembrar tu planta.