Archivo de etiquetas| energía positiva

Julio 8 del 2014

Renovación 190

Nos cuesta trabajo dar a ciertas personas cercanas tolerancia, amor, paciencia, comprensión, cuando a otras, tal vez ajenas a nosotros o desconocidas, podemos tenderles la mano y apoyarlos.

Esto puede ser porque nos gusta sentirnos magnánimos con quienes no nos conocen, o con quienes más necesitan, para recibir su reconocimiento y agradecimiento.

En cambio, con las personas más inmediatas a nuestro entorno, los que saben de nuestras carencias y limitaciones, sentimos miedo de no ser valorados.

También puede ser que tengamos miedo a la competencia, a no ser considerados “salvadores”, generosos, los mejores, por nuestros seres queridos o conocidos.

El acto de dar a los demás amor incondicional, tolerancia paciencia, comprensión, es consecuencia directa de la forma en que nosotros nos amamos a nosotros mismos, y practicamos la paciencia, tolerancia, comprensión, con nosotros antes que nada.

“NADIE PUEDE DAR LO QUE NO TIENE”

Vamos a empezar por aceptarnos y amarnos, a pesar de nuestros defectos y carencias, a reconocer estos últimos y trabajar para aminorarlos o erradicarlos.

Demos a los nuestros cariño y apoyo sin esperar nada a cambio.

Entremos en el flujo de la energía positiva que genera el amor y el estar conectados con la totalidad.

Febrero 20 del 2014

Renovación 51

“Pagar es corresponder”. Es un dicho popular muy sabio que nos recuerda que cuando recibimos muchos dones, obsequios, sonrisas, favores, cariño, atenciones, etcétera, lo que procede es devolver lo mismo que recibimos, y, si es posible, algo mejor.

A veces podremos corresponder a la misma persona que nos favoreció en el pasado. En otras ocasiones, podremos hacerlo con sus descendientes, seres queridos, o con algún desconocido.

¿Somos de las personas que recibimos y recibimos y nunca damos en la misma medida que nos dan? Vale la pena reflexionar sobre esto y revisar si estamos “recargándonos” en nuestros familiares o amigos, y esperamos que ellos nos den todo el cariño y ayuda posible, y nosotros nos hacemos tontos cuando ellos necesitan algo.

En la medida en que demos amor, cariño, cuidado, apoyo, amistad, etcétera, abrimos el flujo de la energía positiva y nos llegará mucho más de lo que nosotros demos a los demás.

Hagamos ese análisis y empecemos a dar algo positivo todos los días, a quien lo necesite, a quien esté cerca, al que esté en una posición difícil.

Enero 5 del 2014

¡Domingo! ¡Se acabaron las vacaciones! Mañana regresaremos a la escuela, al trabajo, a nuestro quehacer rutinario. Vale la pena tomarnos el día con calma y disfrutarlo.

Por supuesto, al abrir los ojos dimos gracias, tenemos claro lo que queremos lograr en los meses venideros, y almacenamos paciencia para cuando las cosas se pongan difíciles.

Podemos introducir un pequeño cambio que no nos cause mucho conflicto, por ejemplo:
• Preparar desde la noche anterior la ropa que nos vamos a poner al día siguiente. Revisarla que no esté descosida, le falte un botón, o esté arrugada.
• Decidir qué accesorios vamos a usar: cinturón, zapatos, bolsa, aretes, anillos, etc.
• Revisar que nuestro portafolio (mochila) tenga todo lo que vamos a utilizar en las clases o en el trabajo.
• Cerrar el día con una meditación de unos cuantos minutos para echar fuera el estrés y sincronizarnos con la energía positiva para tener un descanso placentero.
• Evitar cerrar el día con un noticiero ya que, por lo general, el contenido es en su gran mayoría sobre desgracias, asesinatos, traiciones, robos, asaltos, terrorismo, subida de impuestos, etc. Las cosas no van a cambiar durante la noche. Puedes enterarte de lo que ha pasado si pones la radio mientras te bañas o aseas, así habrás descansado con una mejor química.
• Dar un beso y un abrazo a nuestros seres queridos, con un “te quiero mucho”, en lugar de gritarles “ya vete a dormir”.
• Poner la mesa para el desayuno.
• Otros.

Hay muchas cosas que puedes modificar para que, con la práctica, se vuelvan hábitos positivos.
Una cosa a la vez

Decide qué cambio quieres introducir en tu vida y ¡HÁZLO!

NOCHEVIEJA

Así se le llama a la noche del 31 de diciembre en muchos países. Vamos a ver cómo podemos aprovechar este día para favorecer nuestros propósitos de mejorar, eliminar lo negativo de nuestra vida, atraer el bienestar y la prosperidad.

Mi premisa en este sentido es que no nos va a caer nada del cielo porque sí, porque lo pidamos y ya. Nosotros podemos atraer cierta energía, podemos sintonizar y armonizar con la energía positiva, o permanecer inconscientemente en el lado negativo de la vida. No creo en el esoterismo, creo en la ciencia pura del impacto del observador sobre lo observado.

Vamos entonces a aprovechar ciertos rituales populares para lograr sentirnos mejor y favorecer el flujo de la energía positiva en nuestras vidas.

• Asumo que ya eliminaron de su casa, de sus closets, de su cocina lo que no usan, lo que no sirve, lo que no van a utilizar en el futuro, ya sea que lo hayan regalado o tirado. Por ejemplo, hay personas que guardan un radio descompuesto por años, diciendo que pronto lo llevarán a reparar. ¡Circúlenlo!

• Tiren las tazas despostilladas, los platos descarapelados, los sartenes viejos, y saquen los que guardan para las visitas. Ustedes son las visitas más importantes en su vida. En el panteón de nada le va a servir el haber guardado la vajilla de Bavaria, el cristal cortado, para “apantallar” a sus visitas durante una vez al año. Disfruten lo que tienen, si se rompe, no importa, para eso son las cosas. Lo importante es el goce que tuvieron al haberlas utilizado y sentirse como reinas.

• Ahora, vamos a barrer la casa, empezando por el lugar más alejado y dirigiéndonos hacía la puerta de la calle, con una escoba nueva, al mismo tiempo que visualizamos cómo estamos eliminando cualquier vibración negativa que pudiera haber en ese espacio. Cuando acaben, recorran el espacio con una varita de incienso, una veladora blanca encendida, un recipiente con agua hirviendo con canela, etc., mientras visualizan como el lugar se llena de paz.

Hay algunos rituales para esa noche que hemos hecho en mi familia, les compartiré algunos:

• Nos vestimos con un traje o vestido elegante, listos para recibir al huésped de honor: el Año Nuevo.

• Sentados frente a la chimenea encendida, o en la sala, cada uno escribe en un pequeño papel todo lo negativo que quiere quitar de su vida. Dependiendo del nivel de apertura y compromiso que exista en la familia, cada uno quema en un recipiente seguro su papel, después de leerlo en voz alta o en silencio.

• Tomamos una vela y el más pequeño la enciende y comparte sus deseos para el próximo año para él, para su familia, para su comunidad. En seguida le entrega la veladora a la persona que está sentada a su derecha, diciéndole: “Comparto la luz contigo, que ilumine tu vida y tu camino”. Y así hasta que todos han recibido y dado la luz.

• Comemos las doce uvas al sonar las doce campanadas.

• Prendemos una vela blanca para que nos acompañe todo el tiempo, hasta que se termine.

• Sacamos a pasear una maleta para salir de viaje.

• Barremos el frente de la casa con una cubeta de agua para alejar lo negativo de nuestras vidas.

• Nos abrazamos y deseamos lo mejor con toda sinceridad.

• Antes de la cena formal, comemos dos cucharaditas de sopa de lentejas para que haya alimento en abundancia en nuestras vidas.

• He regalado costalitos con las semillas y diversos símbolos de amor, dinero, paz salud.

• En una ocasión, les hice una “limpia” a algunos invitados y les funcionó. Lo importante es la fe y la convicción de que van a poder triunfar en lo que se propongan desde lo más íntimo de su ser. No es recomendable jugar con este tema.

• Si hemos estado en la playa, escribimos lo negativo que queremos alejar de nuestras vidas, lo quemamos y tiramos las cenizas al mar. También hemos depositado en el mar una flor blanca, o un ramo, o una pequeña ofrenda, para dar las gracias por lo recibido y unirnos a la energía positiva infinita que une todos los océanos. Se puede comprar una pequeña trainera, chalupa o barco de madera y colocar una veladora y las flores en él para depositarlo en la orilla del mar, tal como lo hacen en Río de Janeiro en la ceremonia para Yemanyá, la diosa del mar. Vean videos sobre esta ceremonia.

Todo esto lo hacemos vestidos de blanco, mientras muchas veladoras encendidas colocadas sobre la arena, iluminan nuestra ceremonia. Si el clima lo permite, entramos al mar hasta que cubra nuestros tobillos y visualizamos como se lleva la ola las toxinas de nuestro organismo y lo negativo de nuestra vida, y cómo nos llena de energía universal positiva al acariciarnos con la ola entrante.

Esto lo hicimos en la Playa de Progreso el fin de año pasado y, lo pensamos repetir tan pronto como se pueda en enero.
Ya tienen algunas ideas. Hay cientos alrededor de este tema, desde el color de los calzones, hasta rituales culturales por país, religión, zona. Decidan cuáles quieren practicar y recuerden que lo importante es el apasionamiento y compromiso con que los lleven a cabo. Tienen un día para conseguir lo que necesiten para su ceremonia. ¡Suerte!

BOSTON

Leí un artículo escrito por Dennis Lehane, oriundo de Boston, donde vive, sobre la reacción de los habitantes de estqa ciudad ante el ataque terrorista que sufrieron en días pasados, al que titula “No saben con qué ciudad se han metido”.
Menciona que esta frase se la dijeron unos amigos, no como una frase dicha con odio o con ánimo de venganza, sino implicando que lo sucedido no los va a hacer cambiar, ya que ellos han vencido muchas contrariedades , por lo tanto, se van a recuperar, van a seguir corriendo la Maratón y no van a pertrecharse de armas.

Lo que si van a hacer es recordar a los muertos y a las víctimas, cuidar y dar consuelo a los supervivientes y, desde luego, no olvidar el evento, pero aferrándose a los fundamentos sobre los que se construyó esa ciudad: su capacidad de resistencia y su respeto por el civismo y el intelecto.

Platicaba con una atleta que ha corrido varios Maratones, muchos de ellos en los Estados Unidos, sobre el atentado y me comentaba que ella admira y reconoce la capacidad de respuesta que tiene Boston, donde ha estado varias veces los últimos años, y que le tocó constatar personalmente durante la tormenta de nieve que tuvieron los días 8 y 9 de febrero pasado, considerada como la quinta peor de la historia en los Estados Unidos.

La tormenta los pescó viajando en auto entre New Hampshire y la ciudad de Boston. Menciona que sólo tres autos después del suyo, pasaron antes de que cerraran esa y todas las carreteras, y que lo que le admiró fue que, delante de ellos iba un camión especial esparciendo sal en el asfalto para que los autos no derrapasen.

Imaginen el aspecto de Boston donde hubo un acopio de nieve de 91 centimetros, lo que batió el record que tenían de 80 ctms. Se volvió una ciudad “fantasma”, ya que nadie salió a las calles, no había comercios abiertos, etc., donde todos, habitantes y turistas, se recluyeron en sus casas u hoteles hasta que pasó el estado de emergencia, y durante todo ese tiempo, hubo orientación y apoyo de las autoridades para todo el que la requería.

Ella comenta que no le ha tocado otra emergencia en USA, sólo ésta de Boston, pero ahí vio cómo responden en segundos las autoridades, tal como lo hicieron bomberos, ambulancias, paramédicos, policías, que llegaron al lugar de la explosión de días pasados, antes de que se disipase el humo.

La energía no tiene fronteras, ni idioma, es universal y está en todo lugar y momento. Les pido que hagan un ejercicio para conectarse a la energía positiva cósmica y les envíen a todos los que están heridos, los que han perdido sus piernas, los que están llorando la muerteee de un hijo, una madre, un hermano, un amigo, un caudal de esa energía para que se sientan reconfortados y puedan salir adelante de la situación tan dolorosa en que se encuentran.

DESEO PARA ELLOS QUE PUEDAN VIVIR SU DUELO HASTA LLEGAR AL PERDÓN Y SUPEREN ESTA ETAPA NEGRA EN SUS VIDA.

www.bbc.co.uk

www.elpais.com

www.elmundo.es

www.nytimes.com

www.reforma.com