Archivo de etiquetas| empatía

Diciembre 10 del 2014

Renovación 345

Hoy revisaremos si ya hemos procesado algunos sentimientos negativos que servían para reforzar nuestra co-dependencia, tales como la culpa, el rencor, la envidia, los celos, etcétera.

Somos responsables de lo que pensamos, hacemos, decimos, sentimos, en todo momento y lugar. Esto es algo que conviene tener presente.

No hay excusa. “Nadie puede hacerme sentir algo que yo no quiera sentir”. Frases como: tú me hiciste enojar, ella/él me lanzó a la depresión cuando se fue, me abandonó, se murió, implican que estamos culpando a los demás por lo que sentimos. Si nos dejaron, murieron, abandonaron, insultaron, es una acción de ellos. Es nuestra opción DECIDIR QUÉ SENTIMOS ANTE DICHA ACCIÓN.

Esto también podemos aplicarlo al pasado. No podemos modificar el pasado, y SI PODEMOS MODIFICAR NUESTRA ÓPTICA RESPECTO A LO QUE PASÓ.

Una vez que identifiquemos los sentimientos negativos, en lugar de luchar contra ellos, vamos a aplicar o incrementar el antídoto, es decir, el sentimiento positivo que lo anula. Por ejemplo, si yo siento rencor por alguien puedo:

• ¿Por qué sentimos rencor?

• ¿Cuáles eran nuestras expectativas? ¿Eran lógicas y razonables, o fantasiosas?

• Aplicar la comprensión que incluye el aspecto cognitivo sobre la persona y lo que nos dañó y la empatía.

• Identificar nuestras áreas débiles y fortalecerlas (autoestima, tolerancia, saber perdonar, empatía, inteligencia emocional).

• Encontrar otras fuentes sustitutas de reconocimiento o cariño.

• Definir los límites en la relación.

• Bajo ningún punto de vista, toleraremos maltrato físico, verbal, psicológico, sexual.

Tenemos aquí siete pasos, podemos llevar a cabo otros muchos, los que sean necesarios para deshacernos de la basura emocional que nos impide lograr la salud en todos los campos.

Agosto 15 del 2014

Renovación 228

Puede haber personas que no nos acepten, tengan envidia o celos de lo que somos, tenemos, o hemos logrado.

Eso no podemos evitarlo. Lo que si podemos es impedir que su animosidad nos afecte.

Si permitimos que lo que piensen o sientan los demás nos afecte es porque estamos dándoles el poder sobre nuestras vidas.

Yo soy responsable de lo que pienso, siento, y de la forma en que actúo. Los demás, lo son de sus pensamientos, sentimientos y actos.

Mantener una distancia sana y practicar la asertividad cuando sea necesario hablar con ellos, evitará que el ambiente se enrarezca con su presencia.

Asumir nuestra responsabilidad en lo que sentimos y pensamos, y modificar lo que sea necesario para poder actuar en una forma asertiva y congruente, es indispensable para nuestra salud mental.

Incrementar nuestra autoestima reconociendo nuestros logros, nuestro esfuerzo, todo lo positivo que hay en nuestra vida, va a fortalecernos.

Aplicar la Inteligencia emocional en un ejercicio de empatía puede ayudarnos a comprender por qué somos el blanco de los celos o envidia de esa persona.

Finalmente, vamos a conectarnos con nuestra fuente de Poder interno: Dios, Poder Superior, Energía Universal, o como la llamemos, y vamos a enviarle a la persona afectada un pensamiento positivo o una oración, por ejemplo, al hablar con Dios podemos decir:
“Llena su corazón de paz”.

“Que la luz del entendimiento llegue a su mente”.

“Ayudala a que deje de sufrir”.

“Que encuentre el camino del amor y la armonía”.

El DAR nos conecta con las fuerzas positivas del universo y nos beneficiará en todos los planos.

Julio 5 del 2014

Renovación 187

Tolerancia cero. Si, cero paso a la violencia contra nosotros, sea del tipo que sea: psicológica, física, emocional, sexual, económica, y provenga de quien sea.

Cero tolerancia para negarnos a abrir las puertas de la oportunidad de aprender, crecer, madurar, valorar la vida, unirnos al universo en un hito de amor infinito.

Cero tolerancia al autocastigo por no ser lo que queremos ser, por no lograr nuestros objetivos rápido y sin esfuerzo, por tener carencias, defectos, y un lastre emocional.

Cero tolerancia a la codicia, la envidia, el odio, los celos, el deseo de venganza, el rencor, el resentimiento, la desidia, la indiferencia, el orgullo y la soberbia.

Por otro lado, seamos pacientes y tolerantes con nosotros mismos y los demás.

Vamos a utilizar la empatía y la comprensión.

Vamos a recurrir a la solidaridad y la compasión.

Marzo 23 del 2014

Renovación 83

¡Entró la primavera con todo el ímpetu de la naturaleza para perpetuar la vida!

Si miramos a los árboles vamos a verlos cubiertos de brotes, de ramas nuevas, de follaje nuevo y reluciente, de flores que anuncian que vendrán frutos más adelante.

Vamos a imitar a la naturaleza. Vamos a permitir que broten de nosotros ramas nuevas, es decir, hagamos vínculos nuevos con personas positivas que pueden ser compañeros o compañeras de camino, no estoy hablando de una pareja, si no de alguien con quien recorreremos al mismo tiempo el camino de la evolución personal.

Practiquemos la generosidad en todos nuestros actos: amabilidad, empatía, ternura, compasión, apoyo, y ello hará que nuestra vida se rodee de un halo positivo que atraerá todo lo positivo del universo.

Permitamos que florezca nuestra capacitad de aprender, de asimilar lo diverso y lo complejo, de recuperar nuestra capacidad de asombro, para dar salida a nuestra creatividad e imaginación mediante acciones que traigan a nuestra vida, y la de quienes nos rodean, bienestar y alegría.

“Voy a permitir que florezca en mí lo mejor de mi interior, para lograr mi bienestar y el de quienes están a mi alrededor”

NEURONAS ESPEJO

NEURONAS ESPEJO 

Acabamos de llevar a cabo la práctica de mirar a tres personas, ¿recuerdan?  Si no lo has hecho, consulta la reflexión anterior y realízalo porque vas a encontrar muchas cosas interesantes, sorprendentes, o divertidas en ello.

He aquí algunos resultados que puedes encontrar: de todas las personas que estaban en tu entorno social o familiar, tú escogiste a aquéllas con las que te identificas más, o por el contrario, a las te causan más antipatía. Existe una explicación para ello y puedes obtener información valiosa para tu desarrollo personal si te adentras en la búsqueda de por qué te decidiste elegirlos a ellos y no a algún otro.

Una teoría interesante que nos orienta en el sentido de la socialización y la empatía, es la de las neuronas espejo que, gracias a las investigaciones que se han hecho en la neurociencia, plantean que existe una facultad de las un grupo de neuronas para descargar estímulos, tanto cuando una persona observa a otro realizar un movimiento, como cuando es él mismo quien lo hace, que forman parte de un sistema de percepción-ejecución. Esta facultad es la base de la imitación, la empatía y la socialización.

 Diversos investigadores comentan que a un grupo de neuronas, localizadas en la corteza cerebral, se puede atribuir el entender las intenciones de los otros. Cuando se ha formado el circuito asociativo “acción-intención” en una persona, si el otro realiza una acción provoca que el observador genere la misma acción (aunque sea en su mente nada más) y por ello va a atribuir al otro la intención que tendría la acción si la realizase ella misma.

Muchos estudiantes de varias modalidades de la neurociencia,  hablan inclusive que estas neuronas son la base de la telepatía también.

Un investigador que aportó información relevante sobre la neurobiología del cerebro es Giacomo Rizzolatti de la Universidad de Parma, quien recibió el Premio Príncipe de Asturias en Investigación en 2011, en un libro titulado Las neuronas espejo”, Editorial Paidós, 2006, donde explica por qué captamos de inmediato el significado de las acciones de las demás personas y comprendemos, sin casi darnos cuenta, sus intenciones y emociones, dando pie a la imitación, empatía, altruismo y el comportamiento social, al mismo tiempo que abrió la posibilidad de nuevos tratamientos para enfermedades neurodegenerativas como el Alzhéimer o el Parkinson.

Otro científico que ha hecho importantes descubrimientos en el área de la neurología de la conducta y de la psicofísica es el Dr. V.S. Ramachandran, director del Center for Brain and Cognition, profesor en el departamento de psicología y de la currícula de neurociencias en la Universidad de California en San Diego, quien ha publicado alrededor de 180 artículos en publicaciones científicas), y en revistas como Sciencie, Nature Neuroscience, Perception and Vision Research (donde pueden localizarlos). Su libro “Fantasmas en el cerebro”, ha sido traducido a nueve idiomas, además de incursionar en la televisión de la BBC y en Estados Unidos. Vale la pena documentarse sobre su trabajo.

 Algunas fuentes de información pueden ser: www.elpais.com  (sábado 18 de agosto del 2012, página 21), en donde pueden encontrar otro artículo anterior sobre las neuronas espejo en 2005,  Algunos videos son: Neuronas espejo y Empatía YouTube, y Neuronas espejo en dailymotion.com.  

Los invito a encontrar explicación a conductas propias que puedan inquietarlos o darles curiosidad. Continuar en el camino de conocernos mejor es un reto gratificante.