Archivo de etiquetas| educar

Mayo 15 del 2014

Renovación 136

Hoy se celebra, en México, el Día del Maestro. Felicidades a todos los que están en el magisterio.

Vale la pena tomar en cuenta que EDUCAR es transmitir conocimientos, y FORMAR es favorecer el desarrollo integral de los demás.

Podemos tener, o haber tenido, muchos profesores que nos transmitieron, o transmiten ahora, lo que sabían o saben sobre cierta materias. Fueron figuras importantes, algunos de ellos, por la manera de impartir, o compartir, sus clases y porque ayudaron a que, como digo en broma, “no rebuznemos” hoy día.

En nuestro pasado hemos tenido muchos Maestros que nos modelaron algunas actitudes, acciones, conductas negativas y positivas, creencias filosóficas y espirituales, que han favorecido quienes somos en la actualidad. Ellos no enseñan, no dan clases, sólo viven y nos dan la oportunidad de aprender. Es nuestra labor extraer todo el aprendizaje de su modelo de vida y aplicarlo a la nuestra.

Vamos a dar las gracias porque estuvieron, o están, en nuestro camino. ¡Qué Dios los bendiga!.

¿MAESTROS?

¿Maestros o maistros?

Hoy en la primera página del periódico Reforma de México D. F., viene una fotografía de unos individuos, escondidos tras un pasamontaña o  paliacateS cubriendo parte del rostro (como lo hacían los forajidos del siglo XIX cuando asaltaban una diligencia) armados con enormes palos y garrotes, en actitud belicosa, bloqueando la autopista México-Acapulco, la llamada autopista del Sol.  El pie de foto decía que se trataba de unos maestros ¿¿¿¿¿¿¿???????? que estaban bloqueando la carretera federal antes mencionada.

Lo primero que sentí fue un desconcierto muy grande y pensé que si mis hijos fueran pequeños, por nada de este mundo querría que unos individuos como esos fueran sus maestros. ¿Por qué?

• Parecían forajidos, delincuentes.

• Eran semejantes a los acarreados que encuentras en grupúsculos que utilizan determinados partidos o grupos políticos para salirse con la suya, cuando no tienen argumentos lógicos con los que plantear sus inquietudes.

Una persona que esconde el rostro para violar la ley a sus anchas, no puede tener la integridad para ejercer la más sublime de las profesiones: el magisterio.

• Un individuo que se ve y actúa como un patán, una escoria social, que está delinquiendo, no puede ser capaz de MODELAR una conducta cívica de respeto hacia las leyes que gobiernan un país.

• Un maestro (o maestra) transmite conocimientos ¿cuáles? ¿esos? ¿cómo delinquir y violar las leyes? ¿cómo hacer asonadas para salirse con la suya? ¿cómo evitar el progreso? ¿cómo seguir en la intransigencia de la ignorancia y el abuso del anonimato?

En el artículo se mencionaba que un grupúsculo de ese mismo sindicato de ¿maistros? fue recibido en las oficinas de Gobernación. Ahí me surgió otra interrogante:

• ¿Hasta cuándo van a tener nuestras autoridades el valor de actuar con firmeza ante estos individuos?

• ¿Por qué no los rodean a todos con uno, dos, tres batallones de soldados y los hacen que se identifiquen, y todo el que no sea maestro va a dar al “bote” por estar encubriéndose para delinquir, y los que sí sean y lo comprueben, son amonestados y se les aplica la misma multa que a cualquier empleado que falta a su trabajo, y se les obliga a restituir el daño a terceros que hayan ocasionado?

 ¿Es válido
o pelear para que no los evalúen en su trabajo?

o pedir que si no sirven para cubrir decorosamente su labor, se les deje en el mismo puesto, bajo las mismas condiciones?

o Rechazar que se les de capacitación?

o Faltar a su trabajo cuando se les la gana?

o Perjudicar a millones de niños, no sólo porque no van a recibir las enseñanzas oficiales, sino porque les van a mostrar cómo cubrirse el rostro y delinquir?

o Pedir que su puesto de trabajo sea un título de propiedad, como un bien material, que puedan heredar o traficar con él?

Para mí, que he dado clases por más de 50 años, no existe otra profesión tan valiosa y con tanto impacto psicológico, emocional, mental, social, espiritual, por lo que puede transmitir uno a los demás, en ocasiones, nada más con pararse delante de un grupo, aún antes de abrir la boca, que el magiserio

Pido a nuestras autoridades mano dura, las voces que escucho en la calle, entre los profesionistas y los maestros de verdad, piden lo mismo; los taxistas, locatarios del mercado, empleados, barrenderos, amas de casa, piden lo mismo.

¡Actúen ya!  ¡Los apoyaremos!

 

Maternidad/Paternidad

Vamos a agradecer el privilegio de haber sido conductores de una nueva vida en este mundo, en especial si lo hicimos en forma consciente y llenos de amor y sentido de responsabilidad.

Recuerdo la incredulidad, la sensación de asombro ante el milagro de tener en mis brazos el milagro de la vida cuando me entregaron por primera vez a mis hijos recién nacidos. Verlos respirar, contarles los deditos y ver que estaban sanos y completos, percibir su corazón latir, fue una experiencia única.

En ocasiones, muchas madres llegan a serlo después de muchos sacrificios y esfuerzos; mientras que otras mujeres viven todo el proceso sin tener que sufrir ninguna contrariedad en el camino de la maternidad.  Así mismo, muchos padres lo son en forma responsable, entregados a la Misión que conlleva engendrar una vida, desde el embarazo y hasta el final del camino.

Tal vez a algunos los pilló de sorpresa recibir un hijo y fueron aprendiendo a aceptar el compromiso que ello implica.

Es importante agradecer el haber tenido esta oportunidad de trascender físicamente, y valorar el reto de trascender espiritual y mentalmente a través de la escuela que significa criar y formar a los hijos. Conste que digo FORMAR A LOS HIJOS, no educarlos. La formación es integral y significa aprender a ser el facilitador(a) del desarrollo de sus potenciales, no imponerles nuestros valores, juicios o creencias.

Si aún no son padres, les deseo que algún día vivan la experiencia y la aprecien en todo lo que vale.

El aborto

Es un tema controversial que conlleva todo tipo de opiniones, basadas en las creencias, usos y costumbres de las personas y los países. Entendemos como aborto (latín abortus) el término utilizado para referirse a una interrupción y finalización prematura del embarazo.

Existen dos tipos de aborto, el inducido que es la interrupción activa de la vida del embrión o feto, ya sea por razones terapéuticas, o por elección voluntaria de la mujer embarazada, y ello puede llevarse a cabo mediante medicamentos o quirúrgicamente.

El aborto espontáneo o natural, es el que no es provocado intencionalmente, y ello puede ser por anomalías congénitas del feto, anormalidades del aparato reproductivo, enfermedades sistémicas o infecciones de la madre.

En ambos casos hay dolor en el proceso, no sólo físico, sino emocional y, en muchas ocasiones, queda una cicatriz que no permite olvidar fácilmente el trance que se vivió.

Hay mujeres que han luchado una y otra vez por tener descendencia y cada intento termina en un aborto que rompe toda la ilusión que estaban sintiendo. En un caso que conozco de cerca, la madre sufrió tres abortos y, finalmente logró llevar a término un embarazo, al permanecer acostada durante 8 meses, sin levantarse para nada de la cama. El calvario de embarazarse y gestar a un hijo lo viven muchas mujeres en todo el mundo, mientras que para otras es lo más natural y no le dan importancia.

Por otro lado, tenemos a las mujeres que se encuentran con la noticia de que están esperando un hijo no deseado, que puede ser fruto de una violación, ya sea por un extraño, marital o familiar, lo que es muy común en la población suburbana donde existe mucha promiscuidad. Ahí, por lo general es el padre, el abuelo, algún tío o un hermano mayor, el que viola a una niña o jovencita, que resulta embarazada. Hubo un caso muy conocido en México en que una niña de once años tuvo un bebé por estas causas.

El factor económico es otra razón que ocasiona que unos padres, no sólo la madre, rechacen la idea de tener otro hijo. Por supuesto que existe la planificación familiar y ha sido ampliamente difundida en nuestro país, aunque hay estratos sociales donde no ha permeado la idea.

Conductas irreflexivas pueden generar un embarazo también. Tenemos el caso de algunas “calenturas de verano”, en que la pasión de un momento se paga con la palabra maternidad, y el que viven miles y miles de jovencitas, mal informadas o desinformadas, además de mal orientadas, que se encuentran de pronto con la alarmante noticia de que están embarazadas, y proceden a practicarse un aborto clandestino, que puede ser mediante brebajes, introducción de objetos punzocortantes en la vagina, intervenciones ilícitas y carentes de medidas de asepsia, hasta procedimientos quirúrgicos en clínicas clandestinas.

Ante esta realidad, la suprema Corte de Justicia de México, con una actitud de vanguardia (para algunos absurda), dictaminó el 29 de agosto de 2008 que, en la ciudad de México, fuera despenalizado el aborto realizado durante las primeras 12 semanas de gestación, por lo que se le considera una de las legislaciones más liberales, junto con Cuba, sobre el aborto en Latinoamérica. Desde el año de 2007, que se empezó a manejar la despenalización, hasta el 2011, se han realizado 52 484 interrupciones voluntarias del embarazo. Si quieren mayor información sobre cifras exactas y fechas en México, pueden consultar las páginas web del INEGI y CONAPO, así como artículos en diversos periódicos, uno de ellos habla de estadísticas hasta el 2010, http://www.eluniversal.com, 29 de julio de 2010.

¿Por qué me llamó la atención el tema? Por el revuelo que ha causado en Estados Unidos y en España, donde se ha despertado mucha controversia, una vez más, ante la campaña política previa a las elecciones en el primero, y la entrada al poder de un partido conservador, fuertemente influenciado por la iglesia católica, en el país ibérico.

En España, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, maneja la reforma del aborto con aspectos que algunos consideran es dar marcha atrás, ya que cuestiona lo del “peligro para la salud física o psíquica de la madre y la malformación del feto.

Como antecedentes tenemos la ley aprobada por el Gobierno de Felipe González en 1985, que despenalizó el aborto en caso de violación (hasta 12 primeras semanas), malformación del feto (hasta semana 22), y por riesgo grave para la salud física o psíquica de la mujer en cualquier momento.

Durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se aprobó la Ley de Salud sexual y reproductiva en 2010, donde se consideró al aborto como un derecho, por lo que ya no había que alegar razones durante las primeras 14 semanas.

La reacción social de muchas mujeres españols ante la marcha atrás ante la ley del aborto, es regresar a la práctica de ir a interrumpir el embarazo a otros países, en especial, a Gran Bretaña, quienes tienen la economía para ello, o recurrir a curanderas y clínicas clandestinas otras.

Yo no quiero pronunciarme en un sentido u otro, pero si les diré que consideré muy en serio la palabra cuando entré por primera vez al Hospital Psiquiátrico Infantil “Juan N. Navarro”, en donde en el pabellón A, estaban ¿niños? a los que les faltaban algunos o todos sus miembros y que eran además oligofrénicos, mongólicos, etc., que sobrevivían por la ayuda externa que recibían, sin que se comunicaran con el exterior. También cuestioné la práctica del aborto cuando encontré personas que habían caído en graves patologías psiquiátricas, por haber sido rechazadas por su madre desde el momento mismo de la gestación, lo cual los había conducido a generar conductas desviadas que terminaban en homicidio, drogadicción, alcoholismo, prostitución, sociopatías o a sufrir ideación suicida. etc.

Cada caso es único. Lo conveniente es prevenir, no tener que recurrir a remedios dolorosos y onerosos, que es a lo que yo me inclino: EDUCAR, EDUCAR, EDUCAR.

Antes de tomar una posición radical en contra del aborto, basada únicamente en creencias religiosas o tradiciones costumbristas locales, vale la pena informarse, investigar y ampliar nuestro criterio.

15 de Mayo  día del Maestro

Han sido mis Maestros muchos profesores de diversas materias, desde matemáticas, lectura, historia, cálculo mercantil, contabilidad, y otras muchas que fueron parte de mi formación académica desde primaria hasta la universidad y las que me ayudaron en el área del desarrollo humano.

Notarán que hago una diferencia entre ser profesor y ser Maestro y quiero enfatizar que, para mí, no es lo mismo educar que formar.

EDUCAR            =      TRANSMITIR CONOCIMIENTOS

FORMAR             =      FAVORECER  LA ADQUISICIÓN DE HERRAMIENTAS PARA    UN CRECIMIENTO INTEGRAL.

Muchos profesores pueden modelar un camino de superación y es a ellos a quienes recordamos con gratitud.

La vida es muy generosa y nos ofrece Maestros muy especiales en el camino que pueden ser personas de todas las escalas sociales, de distinta formación académica, creencias, nivel cultural, posición económica y social. Por ejemplo, en mi caso, la Nana Soledad (que apenas sabía hablar español); varios médicos-consejeros que me brindaron siempre orientación y apoyo; una amiga querida cuando viví en un lugar casi desértico con quien compartía libros e inquietudes y muchos más que no eran profesores académicos.

Todas las personas que están en nuestro tránsito por esta vida tienen algo que enseñarnos, y depende de nosotros que nos abramos para asimilar ese conocimiento. En especial, aquellas personas que suponemos “nos hicieron sufrir”, cumplían una misión y es importante que encontremos el sentido de ese sufrimiento, del dolor que vivimos a su lado, para llegar al aprendizaje.

Pueden ser nuestros Maestros los padres, abuelos, hijos, nietos, vecinos, amigos, el que recoge la basura todos los días o el que nos trae el periódico a la puerta.

Agradezcamos a todos ellos su labor en  pro de nuestra superación como seres humanos y vamos a modelar la bondad, la aceptación, la generosidad, en el acto mismo del Amor, del amor a la Vida, a la Totalidad, a nosotros mismos, para que podamos amar a los demás.

¡FELICIDADES A TODOS LOS MAESTROS!