Archivo de etiquetas| Dios

Agosto 15 del 2014

Renovación 228

Puede haber personas que no nos acepten, tengan envidia o celos de lo que somos, tenemos, o hemos logrado.

Eso no podemos evitarlo. Lo que si podemos es impedir que su animosidad nos afecte.

Si permitimos que lo que piensen o sientan los demás nos afecte es porque estamos dándoles el poder sobre nuestras vidas.

Yo soy responsable de lo que pienso, siento, y de la forma en que actúo. Los demás, lo son de sus pensamientos, sentimientos y actos.

Mantener una distancia sana y practicar la asertividad cuando sea necesario hablar con ellos, evitará que el ambiente se enrarezca con su presencia.

Asumir nuestra responsabilidad en lo que sentimos y pensamos, y modificar lo que sea necesario para poder actuar en una forma asertiva y congruente, es indispensable para nuestra salud mental.

Incrementar nuestra autoestima reconociendo nuestros logros, nuestro esfuerzo, todo lo positivo que hay en nuestra vida, va a fortalecernos.

Aplicar la Inteligencia emocional en un ejercicio de empatía puede ayudarnos a comprender por qué somos el blanco de los celos o envidia de esa persona.

Finalmente, vamos a conectarnos con nuestra fuente de Poder interno: Dios, Poder Superior, Energía Universal, o como la llamemos, y vamos a enviarle a la persona afectada un pensamiento positivo o una oración, por ejemplo, al hablar con Dios podemos decir:
“Llena su corazón de paz”.

“Que la luz del entendimiento llegue a su mente”.

“Ayudala a que deje de sufrir”.

“Que encuentre el camino del amor y la armonía”.

El DAR nos conecta con las fuerzas positivas del universo y nos beneficiará en todos los planos.

Agosto 11 del 2014

Renovación 224

Tener Fe es como tener un motor y combustible de repuesto.

Cuando pensamos que ya no podemos más, recurrimos a nuestra Fe y podemos salir delante de muchas situaciones difíciles.

Si la Fe mueve montañas, ¿Qué no hará por nosotros?

Es necesario tener Fe en un Poder Superior, en Dios, en la Energía Cósmica, o en cualquier entidad que signifique la totalidad y el infinito.

No es necesario encuadrarla dentro de un marco religioso, y si es conveniente hacerlo bajo un enfoque espiritual.

Cuando nos sentimos parte integral del universo, de la totalidad, sabemos que no estamos solos y que somos valiosos, lo que nos da fuerza y energía para vencer los retos que se nos presenten.

Vamos a tener Fe y a avanzar con la vista en el horizonte sin límites.

Podemos hacerlo.

Vamos a lograrlo.

Mayo 2 del 2014

Renovación 123

Introducir una nueva conducta, por pequeña que sea, requiere de mucha voluntad decisión, disciplina, y Fe, una enorme cantidad de Fe.

Fe en nosotros mismo, en los beneficios que vamos a obtener, en que sí vamos a lograr los objetivos que nos propongamos, y Fe en un Poder Superior que está presente en nuestras vidas.

No se trata de profesar ésta o aquella religión, es la certeza de que existe algo superior a nuestra capacidad de entendimiento, un orden universal, galáctico, infinito, del cual formamos una parte muy pequeña.

Aceptar esta premisa significa estar unido a una totalidad, por lo que no estamos solos.

Vamos a aceptar, con humildad y asombro, esta unión y a aprovechar todo lo positivo que emana esa Totalidad, a la que llamaremos nuestro Poder Superior, Dios, Energía Cósmica, o cualquier otro nombre con el que nos identifiquemos, ya sea por razones culturales o situacionales.

“Dios no juega a los dados con el universo”. Albert Einstein”