Archivo de etiquetas| defectos

Noviembre 12 del 2014

Renovación 316

Vamos a tomar conciencia de qué tan humildes somos, mediante algunos cuantas preguntas:

• ¿Nos creemos superiores a los demás en algún aspecto?

• ¿Nos sentimos “el papá o la mamá de los pollitos?

• ¿Nos sentimos “hechos a mano o paridos por los Dioses”?

• ¿Actuamos como dueños de la verdad absoluta?

• ¿Tratamos de ocultar nuestras carencias, limitaciones, defectos, hasta de nosotros mismos?

• ¿Nos negamos a abandonar una batalla perdida y reconocer que no pudimos, o no supimos, hacer tal o cual cosa?

• ¿Utilizamos muchos símbolos de estatus para proyectar una imagen poderosa?

La medida en que contestemos que sí, y cuantifiquemos intensidad y frecuencia, nos orientará al respecto, y nos permitirá modificar esa conducta negativa o soberbia.

Podemos aplicar ciertas pautas para lograr la humildad:

• Reconocer que somos un átomo más que diminuto entre los millones de millones que hay en el universo.

• Aceptar que tenemos cualidades y defectos, carencias y limitaciones, así como un enorme potencial de crecimiento, igual que cualquier ser humano.

• Aprender de todo y de todos en todas nuestras actividades.

• Permitir que los valores morales guíen nuestros pasos.

• Dar más importancia a SER, que a TENER y a HACER.

¡Vamos a hacer de la humildad una parte importante de nuestras vidas!

Nota: Hay un artículo interesante sobre cuántos átomos hay en el universo que les recomiendo leer en:

http://www.fayerwayer.com/2014/03/cuantos-atomos-hay-en-el-universo

Con un agradable sentido del humor, el autor plantea que el universo es infinito, por lo tanto no podemos contabilizar los átomos, y hace un supuesto, en el caso de que fuera finito el universo tiene 300 mil millones de galaxias** con 400 mil millones de estrellas cada una, tendremos un total de 1.2×10^23. Pero para simplificar los cálculos tomaremos el numero como 10^23 estrellas.

Poniéndoles un peso promedio de 10^35 gramos a cada estrella tendríamos una masa de 10^58 gramos***, y como cada gramo de materia tiene 10^24 protones, y sabiendo que cada átomo de hidrógeno tiene solo 1 protón, podemos estimar el total de átomos de hidrogeno en el universo en 10^82. El hidrógeno es el elemento químico más abundante del universo, constituyendo casi el 75% de la materia bariónica, es decir la materia “común”.

Yo no entendí ni una palabra de lo anterior, lo que me quedó claro es que somos pequeños, pequeños átomos conectados a un todo infinito.

Julio 8 del 2014

Renovación 190

Nos cuesta trabajo dar a ciertas personas cercanas tolerancia, amor, paciencia, comprensión, cuando a otras, tal vez ajenas a nosotros o desconocidas, podemos tenderles la mano y apoyarlos.

Esto puede ser porque nos gusta sentirnos magnánimos con quienes no nos conocen, o con quienes más necesitan, para recibir su reconocimiento y agradecimiento.

En cambio, con las personas más inmediatas a nuestro entorno, los que saben de nuestras carencias y limitaciones, sentimos miedo de no ser valorados.

También puede ser que tengamos miedo a la competencia, a no ser considerados “salvadores”, generosos, los mejores, por nuestros seres queridos o conocidos.

El acto de dar a los demás amor incondicional, tolerancia paciencia, comprensión, es consecuencia directa de la forma en que nosotros nos amamos a nosotros mismos, y practicamos la paciencia, tolerancia, comprensión, con nosotros antes que nada.

“NADIE PUEDE DAR LO QUE NO TIENE”

Vamos a empezar por aceptarnos y amarnos, a pesar de nuestros defectos y carencias, a reconocer estos últimos y trabajar para aminorarlos o erradicarlos.

Demos a los nuestros cariño y apoyo sin esperar nada a cambio.

Entremos en el flujo de la energía positiva que genera el amor y el estar conectados con la totalidad.

Abril 21 del 2014

Renovación 112

En ocasiones, ante una ofensa menor, una falta leve, un error de los demás, reaccionamos en una forma contundente, tajante, definitiva, rígida, y optamos por alejarnos de esa persona o expulsarla de nuestra vida.

Es probable que tengamos un patrón mental muy estricto en cuanto a nosotros mismos desde la infancia, y que por ello nos exigimos ser los mejores, los más capaces, los que obtienen más logros, los que nunca nos rendimos ante los retos, los que no nos perdonamos equivocarnos, caer, perder el rumbo, y aplicamos la misma regla a los demás.

Reconocer que somos humanos y, por lo tanto, falibles, es sano.

Aceptar que no somos perfectos y podemos equivocarnos y aprender de nuestros errores, es el medio más rápido para crecer.

Todos tenemos carencias, un lado débil, aspectos negativos de nuestra personalidad que conviene modificar, ya sea suprimiéndolos o incrementando sus opuestos.

Para ello, vamos a practicar el autoanálisis y el autoconocimiento, y a ser tolerantes con nosotros mismos y con los demás.

Cualquiera se equivoca, es de humanos hacerlos. Lo importante es aprender de los errores y no volverlos a cometer.

No somos perfectos, los demás tampoco. Todos tenemos cualidades y defectos.

Vamos a relacionarnos con los aspectos positivos de los demás, y a apoyarlos para que superen sus carencias y modifiquen sus conductas negativas.

AUTOCONOCIMIENTO

Ya tienes una lista, que espero sea muy larga, de aspectos positivos de tu personalidad, la que puedes seguir enriqueciendo cada vez que recuerdes algo o que alguien te diga algo que no habías identificado anteriormente.

Ahora vas a elaborar una lista de todos los aspectos negativos que pienses o sientas existen en tu personalidad y todos los que en alguna ocasión te hicieron ver los demás. No es necesario tomar “el látigo de las siete puntas”, sino ser realista y aceptar que existen áreas que pueden ser mejoradas. Escribe estos “defectos”, “carencias”, “áreas de oportunidad”, en forma vertical, por ejemplo:

  • impulsivo,
  • desconsiderado,
  • grosero,
  • egoísta,
  • violento,
  • inconstante,
  • …..etc.

Toma unos días para hacerlo si es necesario y, cuando termines, vas a trazar una ruta para erradicar o disminuir ese aspecto negativo de tu personalidad, especificando las acciones concretas que vas a llevar a cabo para lograrlo:

_________________________________________________

DEFECTO                 CUALIDAD             ACCIÓN

Impulsivo                  autocontrol             control de impulsos

                                                                    Inteligencia Emocional

                                                                    Respirar y contar hasta

                                                                   100 antes de actuar si

                                                                   mi respuesta es la ira.

Desconsiderado         solidario                Empatía con demás.

                                                                   Tomar en cuenta a los demás.

                                                                    Tratar a los otros como

                                                                    quiero ser tratado.

Tendrás así una manera específica y concreta de mejorar algunos aspectos de tu personalidad que son negativos, o que te dificultan las relaciones interpersonales, además de que pueden afectar tu productividad, estado de ánimo, creatividad. Está en tus manos el lograrlo. Tú decides tu ritmo de crecimiento.

Cada vez que ejerzas el poder de tu voluntad para entrar o permanecer en el área positiva de tu personalidad y  que apliques la Inteligencia Emocional, vas a generar cambios energéticos que van a sintonizar con muchas personas que están en ese camino o frecuencia y vas a sentirte fortalecido y reconocido por ellos en el inconsciente colectivo. ¡Adelante!