Archivo de etiquetas| cultura

DÍA INTERNACIONAL DEL LIBRO

libros2rosa_blanca¡ FELIZ DÍA DEL LIBRO !

Yo ya cumplí con este día. Le regalé un libro y una rosa a algunos de mis amigos.
Considero que los libros no van a pasar de moda. Algunas personas tienen la posibilidad de leerlos en el formato de e-book, y son la minoría.

La mayoría los leemos en papel, por necesidad o por gusto, ya que acariciar las páginas de un libro, ir avanzando en la historia que tejemos en nuestra mente conforme pasamos sus páginas, es como entrar en un viaje maravilloso, donde el autor, los personajes y nosotros somos una entidad en un mundo mágico.

Regalar un libro es regalar cultura, una cultura y conocimientos que perduran en el tiempo. Por ejemplo, le he dado muchos libros usados a una persona que tiene una fábrica, donde él los tiene en un anexo a su oficina. Los obreros pueden pedirlos y se los llevan a sus casas, los leen y los devuelven. Esa es una manera de ampliar el mundo de quienes tienen menos acceso a la educación.

Si te sobran libros, llévalos a los asilos de ancianos, donde hacen círculos de lectura, en ocasiones con una persona que los lee para ellos por la dificultad para ver que llega con la vejez. Hay centros de reinserción social, de rehabilitación, penitenciarios, que tienen programas de lectura también.

También puedes regalarlos a una escuela que no tenga recursos, grupos de autoayuda, en fin, a cualquier foro donde se busque la educación y la superación.

Gracias a todos los autores que han llenado mi vida de sueños, esperanzas, ilusiones, a todos los que han abierto puertas desconocidas para mí que me han impulsado a superarme, a todos los que me han acompañado en mis horas de angustia y dolor.

¡Que Dios les siga favoreciendo con el don de la pluma para que compartan su aprendizaje en este mundo!

PINGÜINOS

dra castellvi antartida.Acabo de leer una entrevista que Jacinto Antón hizo a Josefina Castellví (Barcelona 1935) en el periódico El País del día de hoy, 29 de diciembre del 2013. Ella es una investigadora quien fue a la Antártida a rodar un documental de Albert Solé, titulado “Los recuerdos del hielo”, sobre las investigaciones que se llevaron a cabo en esas lejanas tierras.

En dicha publicación, que ustedes pueden leer en http://www.elpais.com sale una foto de ella (Massimialiano Minocri) , con su pelo totalmente blanco, mostrando una figura de un pingüino de porcelana (o de algún otro material) de unos 15 centímetros de alto, el cual forma parte de su colección de alrededor de dos centenares de figuras, la mayoría de las cuales le ha sido obsequiada. Arriba puse una fotografía de la Doctora que encontré en Minimal Films, donde pueden ver la introducción al documental que ellos filmaron.

La Dra Castellví, o la abuela científica como la llaman con cariño muchos colegas, obtuvo su licenciatura en Biología en la Universidad de Barcelona en 1957. Se fue a París a especializarse en oceanografía en la Sorbona, y regresó para obtener el doctorado en Ciencias Biológicas en la Universidad de Barcelona en 1969. A partir de ahí trabaja en el Instituto de Ciencias del Mar, del que llega a ser directora en 1994-1995.

En 1984 participa en la organización de la investigación en la Antártida y colabora en la instalación de la Base Antártica Española Juan Carlos I en la Isla de Livingston, de la que fue directora de 1989 a 1994, base que permitió a España entrar como miembro del Tratado del Antártico en 1988.

Recibe en 1994 la Medalla de Oro de la ciudad de Barcelona y en el 2003 la Cruz de San Jorge, entre otros muchos reconocimientos, cuando regresa y dice que “los jóvenes deben tomar el relevo”.

Me llamó la atención la vida de esta mujer tan valiosa y tan valiente. Tomen en cuenta que fue la primera mujer española en llevar a cabo investigaciones en el continente blanco.

En un país como España, con tantos contrastes culturales y tradicionales, en el que existe la dicotomía de recién aprobar una ley anti-aborto, al mismo tiempo que se da entrada a la mujer a puestos de alto nivel/poder, el ver que hay mujeres que rompen molden y clichés establecidos, es un alivio. En México no cantamos mal las rancheras y aquí pasa tres cuartos de lo mismo.

La doctora Castellví dice que le divierte observar a los pingüinos y que se estos roban piedras que usan como base para preservar los huevos de la humedad, tienen calles de dirección única y guarderías. Componen una sociedad muy igualitaria, en la que machos y hembras empollan. Sigo pensando que hay mucho que podemos aprender de la naturaleza y de los animales que nos rodean.

Por lo pronto, yo fui madre de cuatro hijos y nunca el padre dio un biberón, cambió un pañal, cuidó a uno de ellos. “Eso es cosa de mujeres”, decía, “A mí me toca traer la comida a casa”. Igual que el hombre de las cavernas.

Aquí las cosas han cambiado en muchos aspectos, sobre todo entre la clase con un nivel cultural elevado, entre los pobres la cosa sigue siendo igual, el hombre a la calle y la mujer como la escopeta “cargada y detrás de la puerta”.

Si los pingüinos pueden formar una sociedad igualitaria, son capaces de colaborar macho y hembra, no sólo en la gestación sino en el proceso de empollar y cuidar a la cría, de trazar rutas de tránsito y respetarlas, de ser monógamos y darle a la familia una prioridad contra todas las otras tendencias, de apoyarse creando guarderías donde un grupo de ellos se forma en círculo alrededor de los pequeños para protegerlos del viento y la nieve, mientras sus padres van a buscar alimento, nosotros podemos aprender mucho de ellos.

Recuerdo que se me rodaron las lágrimas ante la belleza de un documental titulado “La marcha de los pingüinos”, que mis nietos me invitaron a ver hace muchos años. Ahora en “Los recuerdos del hielo” revivimos ese ambiente y la lucha de una mujer y muchos hombres por conquistarlo.

Si quieren informarse más sobre la vida de la doctora Castellví, el documental que fue a filmar en la Antártida “Los recuerdos del hielo”, y el titulado “La marcha de los pingüinos”, pueden consultar las siguientes direcciones:

http://www.elmundo.es/ciencia/2013/12/01
ca.wikipedia.org/wiki/JosefinaCastellví
http://www.elmundo.es
http://www.aragoninvestiga.org/Josefina-Castellvi-cuarenta-anos-dedicados
http://www.ondacero.es
http://www.mujeresycia.com
http://www.youtube.com La marcha de los pingüinos
http://www.teledocumentales.com/la-marcha-de-los-pinguinos
http://www.csic.es
http://www.minimalfilms.com/index.php/es/recuerdos-de-hielo
http://www.publico.es/…/josefina-castellvi-pionera-en-la-antartida
http://www.lasexta.com/…/primera-mujer-espanola-viajar-antartida

CARTA A LOS ESPAÑOLES

Hace poco le escribí a una amiga que vive en Madrid, con el fin de darle ánimos para seguir adelante.  Seguramente todos saben la difícil situación que está atravesando España, país que conozco desde siempre, amo y respeto. Problemas económicos, corrupción, gobernabilidad, etc. Creo que no hay un antecedente así que recuerden las últimas generaciones.

Visité, por primera vez España cuando todavía Franco era su Dictador. He constatado su entrada a la democracia, su tránsito de ser un país lleno de carencias a uno que tenía unas prestaciones sociales envidiables, que manejó el turismo como una herramienta de prosperidad y logró sus metas, no sólo en ese campo si no en muchas otras áreas también.

Por otro lado, conozco personas que vivieron del paro durante años, otras que se prejubilaron con muy buen ingreso y han vivido como reyes durante más tiempo del que laboraron (sin tener ninguna discapacidad o impedimento para trabajar). Algunas familias, cuando las conocí, trabajaban padre, madre e hijos; después, sólo el padre laboraba, la mujer en casa y los hijos estudiando y aun así, se hicieron de su casita en el pueblo, o de un pisito en la playa, con lo cual tenían dos propiedades. Así que me consta como prosperaron unos y otros.

Me llama mucho la atención la cultura del consumismo que tienen en varios renglones, por ejemplo, en muchos niveles sociales, los empleados se toman su café mañanero en el establecimiento de la esquina de su casa, al mediodía vengan unas cañas con unas tapas, antes de ir a comer a casa (lo que incluía la sagrada siesta), o de comer en algún restaurante cercano al trabajo…y por la noche, vamos otra vez a tapear y a comer algo fuera de casa. Esta costumbre la presencié también en barrios de clase media en Río de Janeiro y en Buenos aires.

A mí me llama mucho la atención porque es algo que nosotros los mexicanos no hacemos. Salimos a cenar fuera de vez en cuando, a comer con la familia en algún restaurante para festejar algo, mas no es algo diario e inamovible. Si por razones del trabajo tenemos que comer fuera de casa, en la mayoría de las empresas ya hay un espacio con unas mesas y un horno de microondas, para que los colaboradores calienten los alimentos que traen de su casa. Muchos llevan ensalada, un sándwich y una fruta, y comen la cena caliente en casa.

Esto pasa en una gran mayoría de la población, aunque existe la “cultura del taco” que es comer de pie unos tacos de nenepil, suadero, maciza, nopales, chicharrón, longaniza, etc., acompañados de una bebida gaseosa, a la salida del Metro o cerca del trabajo. Poder hacer esto todos los días no es económico y el resultado es obesidad y desnutrición.

¿Por qué menciono esto? Porque tal vez llegó la hora de que los españoles cambien su relación con la comida y empiecen a tomar sus alimentos en casa y salir a pasear sin gastar tanto dinero. Revisar qué es indispensable o no en este renglón puede ayudar a equilibrar el presupuesto familiar.

Ahora bien, le decía a mi amiga en mi carta que los españoles tienen una gran ventaja sobre nosotros. ¡YA VIVIERON UN RÉGIMEN CON GRANDES PRESTACIONES SOCIALES! muchas de ellas están a años luz de que nosotros las alcancemos. Así que, si ya lo hicieron una vez, ya conocen el camino y SABEN QUE SÍ SE PUEDE LOGRAR.

Es cosa de analizar y modificar lo que se puede cambiar, fortalecer lo que se ha debilitado y generar una cultura diferente ante la crisis para manejar todo, empezando por la economía individual y familiar, que es la base de la economía nacional y mundial.

Todos los cambios cuestan y, en muchas ocasiones, duelen. La situación está como está y lamentarse no sirve de nada. Se puede generar una cultura anticorrupción con reglas claras, controles y seguimiento. El dejar que los demás resuelvan por nosotros tiene un precio. Si yo me la paso “tapeando”, hablando de toros, futbol y artistas, en lo que el alcalde tal, el Presidente X, el banquero astuto, los constructores voraces, hacen lo que les conviene (lucrar y desaparecer el dinero), no me extrañe que cuando despierte de mi aletargamiento no haya dinero en las arcas.

¡ÁNIMO HERMANOS! Aun en las condiciones en que están, tienen más que nosotros: ya conocen el camino para vivir mejor y, si se ponen listos, aprenderán de los errores cometidos que facilitaron que las ventajas sociales se perdieran. Tienen un pasado lleno de historia, de gloria en muchos campos, de ejemplos de lucha y superación. Van a salir adelante y volverán a ser el gran país que se merecen, sólo que hay que construirlo día a día, con sacrificio y decisión, con amor y tenacidad.

Sólo la educación puede salvar a México

He repetido en todas las tribunas en que he podido:  radio, televisión, prensa, conferencias, que lo único que puede salvar a México es la EDUCACIÓN. Una amiga me envió hoy este texto que tiene la friolera de 81 años y que, cosa insólita, es aplicable hoy día a mi país y, tal vez, a muchos otros países también, por lo que lo comparto con ustedes. Es el discurso de Federico García Lorca al inaugurar la biblioteca de su pueblo, Fuente de Vaqueros, Granada, España, en septiembre de 1931,  y  que tituló  “Medio Pan y un Libro”

“Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. ‘Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre’, piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

 Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

 No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

 Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?

 ¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: ‘amor, amor’, y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fiódor  Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: ‘¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!’. Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

 Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: ‘Cultura’. Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz.

Algunos datos biográficos de Federico García Lorca: Nació en  Granada, Andalucía, España, el 5 de junio de 1898 y fue   ¿¿¿ejecutado???  el 18 de agosto de 1936 por su afinidad con el Frente Popular y por ser abiertamente homosexual.    Poeta, dramaturgo y prosista español, también conocido por su destreza en muchas otras artes. Adscrito a la llamada Generación del 27, es el poeta de mayor influencia y popularidad de la literatura española del siglo XX. Como dramaturgo, se le considera una de las cimas del teatro español del siglo XX, junto con Valle-Inclán y Buero Vallejo.