Archivo de etiquetas| cualidades

Diciembre 2 del 2014

Renovación 337

Hoy vamos a reflexionar sobre qué tanto nos conocemos en todos sentidos.

El autoconocimiento, en especial el emocional, es indispensable para estar al tanto de el inventario personal con que contamos para lograr nuestras metas.

Vamos a revisar nuestro trabajo durante los meses transcurridos desde que empezamos a dejar atrás la co-dependencia.

¿Ya lo logramos?

¿Qué áreas fuertes nos ayudaron a lograrlo?

¿Todavía no hemos roto las cadenas de la codependencia?

¿Qué nos falta por hacer implementar, reforzar, suprimir?

Conocernos a fondo nos permitirá conocer a los demás, con lo que podremos establecer relaciones sanas de amistad y de amor con la pareja, la familia, los vecinos, compañeros, colaboradores, jefes.

Tener nuestro inventario personal de áreas fuertes, de las cualidades, habilidades y destrezas que facilitaron nuestros logros en el pasado, nos permitirá trazar los pasos a seguir en nuestro Proyecto de vida durante el 2015.

¡Adelante!

Noviembre 12 del 2014

Renovación 316

Vamos a tomar conciencia de qué tan humildes somos, mediante algunos cuantas preguntas:

• ¿Nos creemos superiores a los demás en algún aspecto?

• ¿Nos sentimos “el papá o la mamá de los pollitos?

• ¿Nos sentimos “hechos a mano o paridos por los Dioses”?

• ¿Actuamos como dueños de la verdad absoluta?

• ¿Tratamos de ocultar nuestras carencias, limitaciones, defectos, hasta de nosotros mismos?

• ¿Nos negamos a abandonar una batalla perdida y reconocer que no pudimos, o no supimos, hacer tal o cual cosa?

• ¿Utilizamos muchos símbolos de estatus para proyectar una imagen poderosa?

La medida en que contestemos que sí, y cuantifiquemos intensidad y frecuencia, nos orientará al respecto, y nos permitirá modificar esa conducta negativa o soberbia.

Podemos aplicar ciertas pautas para lograr la humildad:

• Reconocer que somos un átomo más que diminuto entre los millones de millones que hay en el universo.

• Aceptar que tenemos cualidades y defectos, carencias y limitaciones, así como un enorme potencial de crecimiento, igual que cualquier ser humano.

• Aprender de todo y de todos en todas nuestras actividades.

• Permitir que los valores morales guíen nuestros pasos.

• Dar más importancia a SER, que a TENER y a HACER.

¡Vamos a hacer de la humildad una parte importante de nuestras vidas!

Nota: Hay un artículo interesante sobre cuántos átomos hay en el universo que les recomiendo leer en:

http://www.fayerwayer.com/2014/03/cuantos-atomos-hay-en-el-universo

Con un agradable sentido del humor, el autor plantea que el universo es infinito, por lo tanto no podemos contabilizar los átomos, y hace un supuesto, en el caso de que fuera finito el universo tiene 300 mil millones de galaxias** con 400 mil millones de estrellas cada una, tendremos un total de 1.2×10^23. Pero para simplificar los cálculos tomaremos el numero como 10^23 estrellas.

Poniéndoles un peso promedio de 10^35 gramos a cada estrella tendríamos una masa de 10^58 gramos***, y como cada gramo de materia tiene 10^24 protones, y sabiendo que cada átomo de hidrógeno tiene solo 1 protón, podemos estimar el total de átomos de hidrogeno en el universo en 10^82. El hidrógeno es el elemento químico más abundante del universo, constituyendo casi el 75% de la materia bariónica, es decir la materia “común”.

Yo no entendí ni una palabra de lo anterior, lo que me quedó claro es que somos pequeños, pequeños átomos conectados a un todo infinito.

Junio 5 del 2014

Renovación 157

Cuando nos asalten las dudas sobre si vamos a poder lograr nuestras metas, terminar con la codependencia, vivir una vida feliz sin culpas ni reproches, dar y recibir amor, y sintamos que estamos llenos de defectos y carencias, vale la pena recordar lo siguiente.

Hemos llegado hasta aquí, lo cual no ha sido fácil. Hemos vencido todo tipo de obstáculos en el camino, muy grandes y algunos, dolorosos, otros.

Dentro de nosotros hay muchas cualidades, habilidades, destrezas, de las que ni siquiera estamos conscientes.

Gracias a ellas hemos podido llegar hasta hoy y estamos en el camino de la recuperación.

Vamos a identificarlas, a escribirlas, a reconocerlas, son parte de nuestro activo. Saber que están ahí, a nuestra disposición, nos dará más seguridad y facilitará que nuestro paso sea más firme.

Abril 21 del 2014

Renovación 112

En ocasiones, ante una ofensa menor, una falta leve, un error de los demás, reaccionamos en una forma contundente, tajante, definitiva, rígida, y optamos por alejarnos de esa persona o expulsarla de nuestra vida.

Es probable que tengamos un patrón mental muy estricto en cuanto a nosotros mismos desde la infancia, y que por ello nos exigimos ser los mejores, los más capaces, los que obtienen más logros, los que nunca nos rendimos ante los retos, los que no nos perdonamos equivocarnos, caer, perder el rumbo, y aplicamos la misma regla a los demás.

Reconocer que somos humanos y, por lo tanto, falibles, es sano.

Aceptar que no somos perfectos y podemos equivocarnos y aprender de nuestros errores, es el medio más rápido para crecer.

Todos tenemos carencias, un lado débil, aspectos negativos de nuestra personalidad que conviene modificar, ya sea suprimiéndolos o incrementando sus opuestos.

Para ello, vamos a practicar el autoanálisis y el autoconocimiento, y a ser tolerantes con nosotros mismos y con los demás.

Cualquiera se equivoca, es de humanos hacerlos. Lo importante es aprender de los errores y no volverlos a cometer.

No somos perfectos, los demás tampoco. Todos tenemos cualidades y defectos.

Vamos a relacionarnos con los aspectos positivos de los demás, y a apoyarlos para que superen sus carencias y modifiquen sus conductas negativas.

PUERTA 5: LA ESPERANZA

Si buscamos en el diccionario la definición de esperanza, vamos a encontrar lo siguiente:

  • Confianza en que ocurra (o en lograr algo) que se desea.
  • Virtud teologal que forma una trilogía con la fe y la caridad.
  • Valor humano universal.

¿Qué tan importante es en nuestras vidas?  Puede ser la diferencia entre vivir y morir, la salud y la enfermedad, la depresión y la estabilidad, la derrota y el triunfo.  El impacto de tener esperanza es enorme y determinante en nuestra calidad de vida y favorece el que podamos utilizar y/o aplicar otros valores como la paciencia, la perseverancia, la fortaleza.

Como tanatólogos sabemos que si un enfermo terminal, o en fase terminal, cae en la desesperanza, puede sumirse en una depresión profunda que empeore sus condiciones de vida.

En esos casos, cuando la vida parece haber perdido su significado, y nos damos cuenta que todo aquello por lo nos que hemos esforzado tanto en poseer: casas, autos, lujos, dinero, negocios, no nos sirven para recuperar la salud perdida, es muy importante encontrar la esperanza como el recurso que va a facilitar nuestro tránsito por el camino inhóspito y difícil que nos aguarda o por el ya estamos caminando.

No sólo en casos tan drásticos vemos la relevancia de la esperanza, sino en muchas circunstancias de la vida en que todo parece terminarse, en que todo sale mal, el panorama es de lo más oscuro e incierto, nos sentimos acorralados e impotentes ante fuerzas superiores a nosotros y, por lo tanto, no encontramos el significado de nuestra vida ni tenemos claro el para qué está sucediendo tal o cual cosa.  Cuando encontramos la esperanza y la alojamos en nuestro corazón, podemos con levantar la frente y continuar hacia adelante con un esfuerzo renovado y renovador, ya sea para lograr obtener un empleo, mejorar nuestros ingresos económicos, recuperar la salud física, mental y emocional, o acudir a la cita con la muerte con la sensación de haber cumplido nuestra misión en esta vida.

La esperanza no es el optimismo maníaco, no es fingir que no existen los problemas o las situaciones críticas y adversas o ignorarlas, es una forma de enfrentar estos para encontrar soluciones si las hay y, si no las hay, buscar nuevos caminos, una alternativa diferente o estudiar todas las opciones que podamos utilizar en cada caso, para salir delante de la situación en que estamos inmersos.

Esperanza es tener fe en que una fuerza de nuestro interior nos guiará de la oscuridad hacía la luz. Esa fuerza está unida, forma parte, deviene y busca su camino hacia la Luz. Saber aquietar el bullicio de la mente y escuchar esa voz interna puede ahorrarnos muchas lágrimas.  

La meditación es un recurso muy poderoso para este viaje interno, cada vez que tengas oportunidad, practícala, te asombrarán los resultados.

Si tú estás pasando por una situación crítica busca:

  • el sentido de para qué está sucediendo “eso” en tu vida.
  • cuál es el mensaje que trae consigo.
  • cuál es la lección que puedes aprender,
  • fortalece tu fe, tu confianza, tu optimismo asertivo.
  • escribe y/o lee cada mañana y todas las noches, tus afirmaciones.
  • revisa tu inventario de competencias.
  • consulta todo lo que conforma tus fortalezas, tus áreas positivas, tus logros, tus cualidades y virtudes.
  • rememora cada día una vivencia feliz, plena del pasado.

Recuerda que todo esto es conveniente hacerlo por escrito. Espero que tu cuaderno ya esté muy avanzado y me encantará recibir tus comentarios sobre ello.

absoluto de nuestro interior, la que nos guiará desde la oscuridad hacia la luz. Cuando el amor profundo de tú vida no te quiere, cuando la llamada que esperas nunca llega, cuando no consigues el trabajo que deseas, cuando no recibes la invitación que esperabas….. el mensaje no es que no te lo mereces….. el mensaje no es que no eres importante….. el mensaje es que tú mereces algo mejor. Cada vez que sientas decepción por no recibir lo que deseas ó esperas, no lo veas como rechazo ó mala suerte…. simplemente piensa que es una tremenda oportunidad a algo mucho mejor de lo que esperabas obtener de la vida. La vida está hecha de millones de momentos, vividos de mil maneras distintas ó diferentes. Algunos, buscamos amor, paz, armonía, comprensión, ternura. Otros sobrevivimos día a día, semana a semana, mes a mes, y de año a año. Pero no hay momentos más plenos que aquel en el cual descubrimos con alegría, que la vida , con sus constantes alegrías, y sus penas, debe ser vivida a plenitud día a día. Día a día, semana a semana, mes a mes, año a año, tenemos ese poder absoluto, gozando cada momento que nos ofrece la vida, y regocijándonos de cada sueño. Porque, cada día es nuevo y flamante, y podemos empezar de nuevo y realizar todos nuestros más anhelados sueños, en un mundo futurista.