Archivo de etiquetas| ciego

Febrero 7 del 2014

Renovación 38

Hoy vi desplazarse a una persona ciega con absoluta autonomía y seguridad, y sólo se ayudaba con un discreto bastón que no llamaba la atención. Vinieron a mi mente tantas personas que han superado obstáculos físicos, mentales, económicos, sociales, políticos, para ser ellas mismas, para ganarse la vida, para superarse, para ayudar a los demás, y las veces que yo me he quejado ante una contrariedad sin importancia.

He leído mucho sobre Helen Keller, (1880-1968) una niña que enfermó a los 19 meses de edad de lo que se supone pudo haber sido escarlatina o meningitis, que la dejó ciega y sorda.

Gracias a su Institutriz, Anne Sulivan, quien la enseño a leer y a llevar una vida disciplinada, Helen venció su discapacidad y terminó dando conferencias y clases para abrir el horizonte a quienes no veían o eran mudos.

Fue la primera persona ciega y sorda que se graduó en una Universidad en Estados Unidos (Radckiffe 1904). En 1903 publicó su primer libro “La historia de mi vida”, que es considerado un clásico.

Una de sus frases, cerca del final de su vida es: «En estos oscuros y silenciosos años, Dios ha estado utilizando mi vida para un propósito que no conozco, pero un día lo entenderé y entonces estaré satisfecha.»

Cuando estemos a punto de quejarnos, recordemos a Keller, o a los miles de seres valiosos que nos han dado ejemplo de voluntad, disciplina, fortaleza, tenacidad, y el resultado de tener una Misión en la vida.

Ver en internet películas sobre la vida de Helen Keller: «The miracle worker», «Un milagro para Helen»

VER O VISIÓN

En la búsqueda de personas que nos puedan inspirar a ser mejores cada día, encontré mucha información en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. Uno de los atletas competidores, corredor de fondo y de maratón, de origen kenyano, llamó mi atención. Se llama Henry Wanyoike.

Wanyoike nació el 1º de mayo de 1974 en un medio rural de no fácil acceso, en una familia de bajos recursos. Empezó a correr en competencias de la escuela local y obtuvo reconocimientos por ello, lo que le abrió las puertas de competencias nacionales. Una prometedora posibilidad de destacar y ganar dinero para mantener a su familia, se abrió ante él.

Sin embargo, la mañana del 1º de mayo de 1995, cuando su madre lo despertó, muy enojada porque era tarde y no había ordeñado la vaca antes del desayuno, él protestó que lo despertase si todavía estaba oscuro. ¡En el transcurso de una noche había perdido el 95% de su vista debido a una embolia que dañó en forma irreversible los nervios ópticos! Los atisbos de luz que restaban fueron desapareciendo poco a poco, hasta hacerlo entrar en la oscuridad más difícil que pudiera pensarse.

Durante cuatro años se alejó del atletismo, hasta que entró al Centro de rehabilitación Christoffel Blind Mission, donde tomó la decisión de seguir su vida como Triunfador, no sólo en el deporte, sino como ser humano. Algunas frases dichas por él mencionan que nada se consigue fácilmente y que se tiene que lograr lo que se desea mediante el esfuerzo, el sacrificio y el sudor. Hay una que vale oro por sí misma:
                                                 “HE PERDIDO EL SENTIDO DE LA VISTA, PERO NO MI VISIÓN”

De ahí tomé el título para esta reflexión. ¿Cuántos de nosotros tenemos a la vista nuestra Visión? ¿Sabemos dónde y cómo vamos a estar dentro de cinco, quince, veinte, cincuenta años? ¿Trabajamos cada día de acuerdo con nuestra Misión para lograr nuestras metas? ¿Tenemos, por escrito, un Proyecto de vida personal?

Henry Wanyoike entrena, amarrado por un cordel no muy largo, con otro corredor, Joseph Kibunja, quien le va diciendo los obstáculos y opciones que tienen por delante. No lo hacen en pistas de atletismo por lo general, si no en caminos de terracería cerca de su casa, los que en ocasiones están húmedos o fangosos. La confianza ciega que se requiere para hacer lo que se te indica mientras corres a alta velocidad es enorme, tanto como la responsabilidad y habilidad del guía, socio, compañero, amigo, Kibunja. Esto me recuerda que todos necesitamos de todos y todos podemos hacer algo por alguien. ¿Estamos cumpliendo esta premisa?

Si quieren mayor información sobre este atleta, en la revista TIME del 3 de septiembre del 2012, viene un artículo firmado por Michael Schuman, con unas fotografías muy buenas de Dominic Nahr. También podrán encontrar datos deportivos y sobre su vida en:
http://www.cbm-nz.org.nz
wikipedia.org/wiki/Henry_Wanyoike
http://www.the-star.co.ke
http://olympics.time.com/2012/08/23/blind-faith
http://www.henrywanyoikefoundation.org/

En la actualidad, este atleta posee el record de los 5 000 y 10 000 metros, así como el del medio maratón y ganó la medalla de oro en Londres 2012 en el Maratón.
Sería muy largo enumerar todos los éxitos anteriores que ha conquistado por lo que busqué una síntesis y la encontré resumida en htpp://sportlufthansa.com
• 2007: Singapore – 6o lugar en el medio maratón (1:25:15 hrs)
• 2006: Bonn – 5o lugar en el medio marátón (1:14:44 hrs)
• 2006: 53 lugar en el Mumbai Maratón (2:52 hrs)
• 2005: Singapore – ganador del medio maratón (1:16:07 hrs)
• 2005: Wetzlar – Ganador del medio maraton (1:14:41 hrs)
• 2005: Hanover – 3er lugar entre 4,500 participantes in el medio maratón (1:11:25 hrs)
• 2004: Athens – Medalla de oro y record mundial en los 5000 metros (15:11:07 min.) y 10000 m (31:37:25 min)
• 2000: Sydney – Primera medalla de oro en los 5000 metros en las Paraolimpiadas.
En la wikipedia pueden ustedes encontrar una información detallada sobre todos sus logros.

Dentro de sus actividades personales, Wanyoike se ha dedicado a alentar el deporte en su comunidad, por ejemplo inició la carrera “Hope for the Future run“, que podríamos traducir como “Esperanza para la carrera del futuro“, que se llevó a cabo, por quinta ocasión, en su ciudad natal de Kikuyu,convirtiéndose en el segundo evento deportivo más grande de Kenya, con más de 12 000 participantes. Colabora como embajador de la Christoffel Blind Missión, Ver es Creer, el Comite Paralímpico Internacional y Luz para el Mundo. Creó la Fundación Henry Wanyoike que financia varios proyectos de ayuda.