Archivo de etiquetas| camino

Diciembre 31 del 2014

Fin de una etapa.

Hemos recorrido un largo camino durante un año, en el que ha habido dolor, pesadumbre, miedo, dolor, así como alegría, júbilo, esperanza, amor, valor y entereza. Es como un mosaico multicolor con toda la gama del arcoíris.

Muchos de nosotros podemos tener asuntos pendientes de resolver todavía. Estamos en ello. Ya pusimos las bases, los cimientos, ya aprendimos a confiar en nuestro Poder Superior, ya sabemos que todo sucede PARA ALGO y, por tanto, puede sernos útil para aprender y crecer.

Vamos a retomar los capítulos que refuercen nuestra voluntad y entusiasmo al azar o por la fecha en que se escribieron.

Sigamos con nuestras afirmaciones todos los días, cuantas veces sea necesario.

Hagamos una pausa y relajémonos para hacer un ejercicio:

• Cerremos los ojos y visualicemos lo que queremos lograr en el 2015, por supuesto, dentro de la lógica y la asertividad.

• Cada cosa estará ya culminada y nos llenará de alegría el haberlo logrado.

• Observemos con detenimiento cada detalle de esa imagen.

• Sintamos en nuestro cuerpo la alegría y el placer de haberlo logrado.

• Escuchemos el reconocimiento (interno o externo) por lo que realizamos.

• Sintamos el sabor del triunfo y disfrutémoslo.

• Demos las gracias por haberlos logrado.

• Guardemos esa imagen en nuestra mente y nuestro corazón. Ya está en nuestro disco duro.

• Abramos los ojos y vamos a disfrutar la vida, en el aquí y el ahora. Nos lo merecemos.

Julio 30 del 2014

Renovación 212

Conviene observar y evaluar los cambios que hemos realizado en nuestras vidas, para verificar si han sido los indicados para lograr nuestra Meta final.

Si determinamos que vamos por buen camino, podemos ver la posibilidad de ampliar el horizonte e incluir algunas variantes para acelerar el paso, o simplemente, para disfrutar más el camino.

Recordemos que la felicidad está en el trayecto, no al final del recosrrido.

Abril 14 del 2014

Renovación 105

¿Cuántas veces hemos escuchado decir que el placer está en el camino y no en sólo en llegar a la meta? Es probable que muchas, y también es probable que no hayamos permitido que el contenido de esta premisa forme parte de nosotros.

Cuando nada más pensamos en la meta final, todo lo que hacemos es esforzarnos cada día en lograrla. Por ello sentimos que vamos despacio, que no avanzamos, que falta mucho.

En cambio, si tomamos conciencia de cada paso que damos y disfrutamos el darlo, al mismo tiempo que disfrutamos todo lo que nos rodea, si lo hacemos felices por poder caminar, por haber tenido un logro, sin importar el tamaño, nos vamos a sentir muy bien.

Un ejemplo sería comparar nuestra actitud si decidimos entrar en una competencia para correr 1 kilómetro. Podemos mentalizarnos y decir: ya llevo la tercera parte del camino y me siento bien, el clima está agradable y ya recorrí la mitad, y seguir enfatizando lo que ya logramos, no lo que nos falta. El énfasis está en lo positivo, en lo que ya hicimos, en lo que tenemos, no en lo que nos falta para llegar a la meta, donde vamos a sentirnos bien. Es el sentirnos bien todo el camino.

Vamos a ser felices con los logros, grandes o pequeños, que vayamos teniendo.

Vamos a ser felices cuando paremos a recuperar fuerzas.

Vamos a ser felices por estar aquí y ahora, vivos y en el camino.

Abril 9 del 2014

Renovación 100

¡Bravo! ¡Llegamos a los cien pasos! ¿A 100 modificaciones, mejoras, tomas de conciencia, ratos de reflexión!

Es un gran logro el camino que hemos recorrido. Algunos días nos ha costado más trabajo que otros porque el tema nos “levantaba ampolla”- Ha habido otros en que el contenido nos parecía irrelevante o que no iba con nosotros.

Lo importante es que ya llevamos un buen tramo andado, casi la tercera parte del camino. Se dice pronto: 100 reflexiones que pueden dejarnos algo que, por pequeño que sea, nos va a facilitar el camino de la realización y trascendencia.

Vamos a revisar qué aspectos nos han costado más trabajo, para dedicarles más tiempo o esfuerzo, o tal vez, para pedir ayuda profesional si estamos muy “atorados”.

Puede que, en algunas ocasiones, hayamos metido la cabeza en la tierra para no ver ni saber nada, o hayamos dejado de abrir el blog, o hemos dicho que son tonterías y nos hemos dedicado con fervor maníaco a alguna actividad que nos impida pensar y sentir. No importa mientras regresemos al camino y retomemos el paso.

¡Felicidades y vamos a seguir adelante hasta el éxito!

Marzo 12 del 2014

Renovación 72

Tener paciencia con los demás es recomendable, tenerla con uno mismo es indispensable.

A veces sentimos que vamos muy despacio, que no hemos cambiado nada, que nuestras metas están muy distantes, lo que nos desalienta. El sólo hecho de pensar, de concientizar las cosas que conviene modificar, es ya una gran paso, el más importante porque es el primero.

Un camino de diez o cien mil kilómetros, empieza con el primer paso.

Después de tomar conciencia, iniciamos acciones distintas a lo que hemos venido haciendo, con lo que estamos creando nuevas redes neuronales que nos van a llevar al logro de que queremos.

Va a depender de cuál sea la distancia hacia las metas y de cuántas acciones diferentes y positivas emprendamos, para alcanzar nuestras metas. Algunas personas estarán más cerca, o modificarán muchas conductas y pensamientos, con lo que llegarán más pronto.

No importa cuánto tiempo nos tardemos, lo importante es disfrutar en el camino, vivir intensamente cada nueva actitud, cada pequeño logro, y seguir avanzando con alegría y paso firme.

Me viene a la memoria una frase de Albert Einstein: “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”

“Voy a lograr todo lo que me proponga porque me voy a comprometer a ello con todo mi corazón”