Archivo de etiquetas| Bayer Munich

EL PEP GUARDIOLA

Como buena hija de la postguerra española, mis aficiones más fuertes, además de leer y escribir, son el futbol y los toros. ¡Faltaba más!

Dentro de los equipos mexicanos, el Cruz Azul ocupó una parte muy importante de mis preferencias, hasta que me convencí que está programado para llegar al segundo lugar, es el “ya merito”. Después, porque me formé con el Dr. Octavio Rivas Solís, quien fue muchos años psicólogo del Pumas, me vi obligada a desear que ellos fueran los triunfadores. Cuando Javier Aguirre hizo campeón al León, me incliné por él y sus resultados en el mundo futbolístico, aquí y en España. En fin, ahora ya no soy fan de un equipo, sino del desempeño de los jugadores y su entrenador, cualquiera que sea su uniforme.

En España, desde hace muchos años, le voy al Barsa, y la mitad de mis hijos y nietos, también. La otra mitad están con los galácticos. Desde que empezó como entrenador el Pep Guardiola, comenté que era una persona con mentalidad triunfadora, que iba a conducir al equipo a lograr todo lo que se propusieran.

Recurrí a Google para conocer más de Josep Guardiola (Barcelona -1971).  “Como jugador, ocupaba la posición de centrocampista y desarrolló la mayor parte de su carrera profesional en el Fútbol Club Barcelona durante los años 90, con el que ganó seis Ligas, dos Copas del Rey, cuatro Supercopas de España, una UEFA Champions League, una Recopa de Europa y dos Supercopas de la UEFA. Con la selección de fútbol de España ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1992 y participó también en el Mundial de 1994 y la Eurocopa 2000. ¿Buen recorrido no?

Como entrenador del equipo azulgrana, desde julio de 2008 hasta junio de 2012, ganó 14 títulos, entre ellos, de manera consecutiva, los seis títulos a los que aspiraba el equipo (la Copa del Rey, el título de Primera División de España, la Liga de Campeones de la UEFA, la Supercopa de España, la Supercopa de la UEFA y la Copa Mundial de Clubes) en el 2009. De este modo se convirtió en el primer entrenador de fútbol en el mundo en conseguir seis títulos oficiales en un mismo año. Solo otros seis equipos europeos han logrado el denominado triplete, pero ninguno ha conseguido seis trofeos en un mismo año natural.

Desde el 27 de julio de 2013 hasta el 30 junio de 2016 fue técnico del Bayern de Múnich, con el cual ganó 7 títulos; una Supercopa de Europa, una Copa Mundial de Clubes, tres Bundesligas y dos Copas de Alemania.

Desde septiembre de 2016 hasta la actualidad dirige al Manchester City

Actualmente dirige al Manchester City de la Premier League de Inglaterra.”

Ayer, 24 de mayo 2019, en el periódico el País leí el siguiente artículo escrito por V. Boquete:

“Guardiola, como los grandes genios”. Es ya el mejor entrenador de la historia, pese a quien le pese. Ha ganado más que nadie y lo ha hecho en las mejores ligas. Lo ha hecho también con un fútbol que seduce y enamora. Lo ha hecho con pasión y con un poco de obsesión, como los grandes genios. Su último título les da el triplete inglés y un espacio en la historia ya que es la primera vez que un equipo consigue los tres títulos ingleses. Un equipo masculino, como recordó él mismo en rueda de prensa, porque el Arsenal Ladies ya lo había hecho y casualmente con mi actual entrenadora, Laura Harvey, en el banquillo. Meritorio y admirable, y no solo por lo que gana, sino por cómo lo gana. Contagiando su pasión a sus equipos, convenciendo profundamente a sus jugadores, seduciéndolos y haciéndoles sentir importantes, y con un afán de mejora mayor incluso que el afán de ganar (y recuerdo las imágenes de Guardiola y Sterling hablando educativamente después de ganar la final de la Copa por un claro 6-0). Y en el fondo eso es lo que mueve a la mayoría de deportistas, querer ser mejor cada día, superarse, sentirse en crecimiento. Aprender.”

Me llena de satisfacción no haberme equivocado en mi elección con el Pep Guardiola.  Creo que el silencio y discreción son características muy importantes de las que ha hecho gala en muchas ocasiones, como cuando salió del Barsa y había muchos rumores sobre si iría a tal o cual equipo. Se fue a Nueva York sin hacer comentaros, y apareció como entrenador del Bayer, hablando alemán con los periodistas y jugadores.  Mi respeto y admiración.

Estoy segura que su ejemplo y disciplina serán absorbidos por algunos entrenadores que cantarán con sus jugadores el “Nessum dorma” como lo hizo el con el Barsa.

 

RENUNCIA EL DOCTOR DEL BAYER MUNICH

SACUDIDA EN EL BAYERN

Se difundió la noticia de que el doctor Hans Wilhem Muller-Wolfarht había renunciado a su puesto como médico del club de futbol alemán, el Bayern Munich, el más poderoso y rico de la liga alemana, tras una permanencia en el puesto de 38 años.

A Muller-Wolfarht le dicen el doctor milagro por las intervenciones que ha tenido con deportistas de diversas ramas, en las que ha logrado éxito, aunque el pronóstico fuera muy pesimista o adverso. Un ejemplo de ello es Usain Bolt quien, en su libro autobiográfico, agradece al médico el haberle facilitado ser el hombre más rápido de la historia pese a una escoliosis de columna que podría haberlo limitado.

Otro ejemplo es su intervención en el tratamiento del golfista vasco José María Olazábal quien tenía un diagnóstico de una enfermedad crónica y progresiva, y que logró ganar su segundo Master. El médico dijo que, entre otras cosas, el jugador salió adelante por su voluntad de sanar y la fe en el tratamiento, así como el haber podido aligerar un pinzamiento vertebral con inyecciones de aleta de tiburón.

Cuando Mulller-Wolffarht llegó al Bayer en 1977, tenía 37 años y empezó a tratar a jugadores poco más jóvenes que él, como Beckenbauer, Muller, Hoennes, quienes más tarde llegarían a ser dirigentes máximos del club. Curaba lesiones que parecían incurables con métodos que sus colegas ponían en duda, como micro-inyecciones de ácido hialurónico o de Actovegin (extracto de plasma de ternera) directamente en los músculos dañados, al mismo tiempo que, con una gran capacidad psicológica, facilitaba la sanación de la mente del jugador lesionado y que prevaleciera el optimismo en su ánimo.

Detrás de esta dimisión están los rumores de una fuerte desavenencia con el Pep Guardiola, actual entrenador del Bayer.

Entre otras cosas, Guardiola no estaba de acuerdo que atendiera a los jugadores en su consultorio particular, sino que pedía que los asistiera en las instalaciones del club.

También parece que no confiaba del todo en sus tratamientos, porque cuando se lesionó Thiago Alcántara en el verano del 2014, lo envió a Barcelona para que se recuperara de una lesión en la rodilla que lo mantuvo varios meses fuera de la cancha, lo cual fue tomado por el equipo médico como una falta de respeto, ya que ellos no estaban de acuerdo con el tratamiento de cortisona que iban a administrarle. Pocos meses después de su regreso de Barcelona, Thiago volvió a lesionarse y Guardiola reconoció que la terapia había sido un gran error.

Ante esta situación, yo tiemblo por Guardiola, un extranjero que genera que un alemán reconocido y amado por los jugadores (no sólo de futbol, sino de muchas otras categorías), renuncie súbitamente a una carrera exitosa de 38 años de relaciones positivas y exitosas en un equipo alemán. Veremos cuál es el desenlace de esta crisis.

Consultar:
http://www.espn.com.mx/…/el-medico-del-bayern-munich-renuncio-a-su-cargo

http://www.record.com.mx/…/medico-del-bayern-munich-renuncia

http://www.ovaciondeportes.com/futbol/futbol

http://www.futbolsapiens.com

http://www.deportes.televisa.com/futbol-internacional/2015

http://www.dailymail.co.uk/…/Bayern-Munich-doctor

http://www.olazabaldesign.com

http://www.telegraph.co.uk › Sport › Football (Usain Bolt will continue to visit former Bayern Munich doctor … Hans-Wilhelm Muller. Wohlfahrt had been Bayern’s club doctor for 38 years)

http://www.theguardian.com › Soccer › Pep Guardiola

http://www.prosoccertalk.nbcsports.com/…/bayern-munich-team.

http://www.zeenews.india.com › Sports News › Football

http://www.mirror.co.uk › … › Football › Bayern Munich

http://www.edition.cnn.com/…/hans-wilhelm-muller-wohlfahrt

http://www.elpais.com

TRABAJO EN EQUIPO = ÉXITO

Los mexicanos aceptamos, a nivel cognitivo, la frase de que el trabajo en equipo es la forma más rápida y efectiva para alcanzar el éxito. Al entrar en juego las emociones y los sentimientos, olvidamos esta premisa y nos dedicamos a buscar lograr sólo nuestros intereses. ¿Por qué? ¿Es parte de nuestra idiosincrasia?

Hace algunos años tuve la oportunidad de visitar Huamantla, en el Estado de Tlaxcala, México, la noche del 14 de agosto, a la que llaman “la noche que nadie duerme”, víspera de la fiesta de la patrona del lugar, la Virgen de la Caridad.

Desde los primeros días de agosto, los habitantes del lugar hacen diversas ofrendas florales en el atrio del templo de la Virgen, mismas que cambian cada tres días, y celebran diversos rituales católicos.

El día 14 de agosto, las calles alrededor del templo se vuelven peatonales y los vecinos se avocan a una competencia sobre qué calle es la mejor decorada. Figuras y flores de papel multicolores, cadenas de papel de china, formas originales de papel “picado”, adornan puertas y ventanas, postes y luminarias. Alrededor del mediodía, empiezan los alfombristas a llenar unas figuras que ellos diseñaron sobre el pavimento, con arenilla y serrín de colores, formando un tapete que termina en cada esquina.

Son personas humildes, pobladores de la región. Recuerdo que al verlos reflexioné sobre el trabajo en equipo que llevaban a cabo. No había gritos, órdenes, confusión, nadie interfería con el trabajo del otro. Aparentemente o había un líder manifiesto, un supervisor, alguien que mandara, corrigiera, criticara.

Había una sincronía perfecta en tiempo, método, esfuerzo y una calidad total en el desempeño de lo que cada uno hacía: poner el tramo de plantilla, acarrear los recipientes de la arena de diversos colores necesaria para cubrir la figura, retirar los recipientes vacíos. Poco a poco se observaba el tapete ya con forma. Me dijeron que previamente se juntaban y hacían varios diseños y elegían entre todos uno que era el que los iba a representar en el concurso. Era como presenciar la ejecución de un concierto: cada integrante cubre su función con el 100% de su entrega y amor, “entra” y “sale” a tiempo colaborando con su instrumento a crear un todo armónico y bello.

Ahí comprobé que el mexicano sí sabe trabajar en equipo. Son los malos líderes quienes que siembran la discordia y fomentan el complejo de inferioridad y azuzan la rivalidad (no la competencia), los que logran que los miembros de un grupo saquen lo peor de su interior para opacar el resultado del otro, sin importar si eso afecta el resultado final. Esas personas pueden formar un grupo, mas no integrar un equipo.

En el atrio de la Basílica, adornan unos camiones con flores de todos tipos y tamaños, formando figuras muy bellas, en especial el que va a llevar a la Virgen a la procesión que inicia a las 12 de la noche. Dentro del templo, hay personas que han pasado tal vez una o dos noches esperando la Misa que hay después del desfile, que dejan un pasillo para que uno se forme y suba al altar y pase por la parte de atrás para tocar el manto de la Virgen y salir en orden del recinto.

Los carros alegóricos y muchas niñas vestidas de blanco, algunas con trajes típicos, más una gran cantidad de feligreses con velas y farolas, acompañan a la Virgen y transitan sobre las alfombras que tapizaron las calles toda la tarde, visitando templos cercanos donde los reciben con juegos pirotécnicos, ovaciones y cánticos, y así pasa la noche hasta que llegan a la Basílica al amanecer, donde le cantan las mañanitas a la Virgen y empieza la misa conmemorativa. .

Hay un recinto ferial y, por toda la ciudad, los propietarios de las casas venden en las puertas de sus casas, todo tipo de antojitos mexicanos.

Los días siguientes se lleva a cabo la “Huamantlada”, que es una especie de “ Pamplonada”, o sea que corren los toros por las calles hasta que los encierran, mientras jóvenes buscan correr delante de ellos o darles un capotazo.

Es un festejo al que acuden muchos extranjeros por lo singular y emotivo, que termina el domingo siguiente a la Noche en que nadie duerme. Se los recomiendo.

 

Huamantla 4       Huamantla 5

 

 

 

 

 

 

 

Otro ejemplo de trabajo en equipo es el que llevó a cabo el equipo de futbol América en la final del campeonato. Yo soy partidaria del equipo Cruz Azul, el que una vez más comprobó que tiene mentalidad de segundo lugar, ni modo.

Honor a quien honor merece: los americanistas, a pesar de estar en inferioridad numérica, mostraron una integración tan fabulosa que parecían que eran diez todo el tiempo, y hasta su portero vino a luchar por meter un gol. Dominaron y tuvieron el balón la mayor parte del tiempo, y lo que les faltó a la hora de concretar, lo suplieron con una persistencia que les llevó a anotar dos goles en los últimos minutos del partido para irse a penales.

Ahí no había individualidades, eran un equipo, había un nosotros, en el que era tan valioso el uno como el otro, sin importar posición en el terreno, antigüedad, prestigio, etc. Tenían un objetivo y todos se avocaron a lograrlo. Son los campeones de este año.

Un ejemplo más fue el equipo del Bayer Munich. Verlos jugar en la eliminatoria final fue una delicia de armonía, entendimiento, objetividad, precisión, compañerismo, mentalidad de equipo. Son los campeones de Europa. A ver qué hace el Pep Guardiola con esa maravilla de conjunto que funciona como una maquina suiza perfectamente engranada. ¿Será posible más eficacia y contundencia?

Voy a plantearle el objetivo del trabajo en quipo a mis alumnos de tanatología para que puedan formar parte de un equipo de salud que funcione armónicamente, y puedan acompañar al enfermo terminal y su familia, en el difícil camino de aceptar y darle un sentido a su muerte.