Archivo de etiquetas| 30 años

Enfermedad crónico degenerativa

Javier Illana García nació el 12 de septiembre de 1985 en Leganés, Madrid, España, y es un clavadista olímpico que padece una enfermedad reumática crónica. Algunos de sus logros deportivos:

Participó en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en la disciplina de trampolín de 3 metros.

El 8 de marzo de 2009 logró la medalla de bronce en la prueba de trampolín de 3 metros de la prueba del Gran Prix de saltos de la FINA disputada en Moscú.

El 12 de agosto de 2010 se hizo con la medalla de bronce en la competición de saltos de trampolín de un metro en el Campeonato Europeo de Natación celebrado en Budapest. Un día después finalizó en cuarta posición en la competición de salto de tres metros.

El 9 de marzo de 2011 alcanzó el cuarto puesto en el Campeonato Europeo de Natación en Turín. Participó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 obtuvo el 12º puesto en la final de salto de trampolín de tres metros.

En un artículo titulado “El penúltimo salto de Javier Illana”, en el diario de Galicia del pasado 20 de enero, (http://www.lavozdegalicia.es/noticia/deportes/2016/01/20/penultimo-salto-javier-illana/00031453276134064280561.htm), al clavadista le requisaron el pasado mes de diciembre en el aeropuerto de Canadá, los medicamentos que toma para la espondilitis anquilosante diagnosticada el año pasado, una enfermedad degenerativa que ataca los huesos de su columna vertebral.

Durante un mes se vio privado del tratamiento, lo que ocasionó que los efectos de la enfermedad volvieran a acentuarse sobre su espalda. “Me dolía sentado, me dolía tumbado, me dolía de pie. Las veinticuatro horas del día. Incluso me despertaba en mitad de la noche con dolor. Era muy agobiante”, relató Javier Illana.

También dice que, al enfermarse, de estar entrenando seis horas al día, pasó a no poder hacer nada, y que ese periodo de inactividad le permitió resumir su biografía en las 89 páginas del libro titulado “No es el cuerpo, es la mente “(Editorial Alienta). El clavadista asume que ya no podrá entrenar ni ser el deportista que algún día fue, pero que quiere despedir su trayectoria sobre un trampolín.Vale la pena ver toda la entrevista, ya tienen el link.

También habla de Illana el periodista Antonio Nieto en el periódico el País del 8 de febrero del 2016. http://www.elpais.com

Quienes han padecido una enfermedad crónico degenerativa saben lo que es vivir con el dolor a cuestas, por ello creo importante leer el libro de este deportista y aprender cómo ha salido adelante.

En el resumen del libro dicen:

“Las emociones vienen y van y no las puedes controlar, pero sí puedes aceptarlas y saber cuál es la que predomina en cada momento. En este libro, el saltador olímpico Javier Illana nos explica que, en el deporte de élite, tan importante es la preparación física como el trabajo psicológico que realizan los atletas, y nos da las claves para aplicar esa filosofía para superar cualquier reto de nuestra vida cotidiana. Basándose en su experiencia personal, el autor explica los beneficios de la práctica del deporte desde una temprana edad, así como la importancia de una alimentación sana y equilibrada (seas deportista o no).

En estas páginas Illana también revela cómo fijarse objetivos y trazar los caminos para conseguirlos apoyándonos en las enseñanzas del deporte, qué le aportó el mindfulness (atención plena) y qué otras técnicas de concentración utiliza, al mismo tiempo que repasa los logros de otros atletas que superaron grandes retos en su vida sin olvidar la cara amarga del triunfo (el poco apoyo y reconocimiento con el que, en muchas ocasiones, se encuentran los deportistas) http://www.casadellibro.com http://www.mundodeportivo.com http://www.planetadelibros.com http://www.amazon.es Mente, cuerpo y espiritualidad.

http://www.elpais.com

}(http://www.lavozdegalicia.es/noticia/deportes/2016/01/20/penultimo-salto-javier-illana/00031453276134064280561.htm)

http://www.casadellibro.com

http://www.mundodeportivo.com

http://www.planetadelibros.com

http://www.amazon.es Mente, cuerpo y espiritualidad

Javier Illana

 

EL CORREDOR DE LA MUERTE

Glenn Ford (homónimo del actor canadiense fallecido en el 2006), tiene 64 años y pasó casi 30 años de ellos en el corredor de la muerte en una cárcel de Luisiana, Estados Unidos.

Se dice fácil: 30 años, casi la mitad de su vida proclamando su inocencia y esperando a la muerte en cualquier momento. Conviene hacer un ejercicio de empatía para sentir lo que es vivir día tras día con esa espada de Damocles visible y rotunda sobre tu cabeza.

El pasado 4 de marzo, una decisión judicial determinó que lo liberaran después de que la fiscalía dijera que no podía mantener la acusación de asesinato en su contra, ya que existían nuevas pruebas que demostraban su inocencia.

Glenn es afroamericano y fue condenado en 1984 por el robo y asesinato de un joyero para el que había trabajado ocasionalmente, tras un juicio en el que el jurado estuvo formado sólo por personas de la raza blanca, en el que no hubo testigos oculares del crimen y no se encontró el arma homicida.

El gobierno le dará una indemnización económica, según lo que estipula el Estado de Luisiana de 25 000 dólares por cada año de encarcelación, hasta un máximo de 250 000 dólares, además de 80 000 por la pérdida de “oportunidades de vida”, lo cual podrá ayudarlo a iniciar una vida, más no podrá recuperar el tiempo perdido, ver a sus hijos crecer, a sus nietos nacer, en fin, gozar de todo el entramado que forma a una familia.

Al leer esta noticia en el periódico El País de hoy, me vinieron a la memoria muchos eventos:

• La guerra de secesión de los Estados Unidos, el esfuerzo de Abraham Lincoln por terminarla y abolir la esclavitud. Luisiana fue durante 1840 el mayor mercado de esclavos y la tercera población en el país y durante esa década más de un millón de esclavos fueron vendido hacia los nuevos territorios.

• La lucha por la integración racial que duró hasta muy avanzado el siglo XX, siendo uno de sus mayores líderes Martin Luther King (1929-1968), premio Nobel de la Paz en 1964, quien condujera la Marcha por el Trabajo y la Libertad en agosto de 1963, en la cual pronunció su famoso discurso “I have a dream” (Yo tengo un sueño), gracias a la cual se logró concientizar a todo el país sobre la situación discriminatoria.

• La elección de Barack Obama como presidente de los Estados Unidos.

Independientemente que se esté a favor o en contra de la pena de muerte, conviene estar seguros de que la impartición de justicia es igualitaria y libre de cualquier prejuicio que pueda alterarla.

Si quieren ampliar la información, pueden consultar en:

http://www.cnn.com/2014/03/11/us/louisiana-glenn-ford-freed

http://www.cbsnews.com/…/louisiana-death-row-inmate-glenn-ford-ordered-released-after-30-years/

http://www.bbc.com/news

http://www.smh.com.au

http://www.nydailynews.com/…/inmate-death-row-30-years-released-prison

http://www.elpais.com

http://www.abc.es

http://www.excelsior.com.mx

https://es-es.facebook.com/

http://www.losandes.com.ar

http://www.lavanguardia.com

http://www.elmundo.es