Juegos psicológicos

En ocasiones, familiares o amigos pueden intentar establecer una comunicación sesgada, lo que logrará que al final todos nos sintamos mal. Eso es parte de un juego psicológico.

Según el Doctor Eric Berne (1910-1970), autor de la teoría y técnica de la psicología social e individual llamada Análisis Transaccional, un juego psicológico consta de varias transacciones ulteriores entre dos o más personas, con un fin oculto en apariencia, que es conocido inconscientemente por los participantes. Les puso nombres muy accesibles para que los identifiquemos con facilidad.

Veamos un ejemplo para que revisemos si nosotros no los practicamos.

Una señora de 80 años, viuda, que vive sola, está “siempre” enferma, y cada vez que platican con ella se queja de que le duele esto o lo otro. Su amiga la escucha y le sugiere que haga algo para resolver sus males. La conversación sería así:

– Hola. ¿Cómo estás?
– Mal. Hace ocho días me puse mal en la madrugada y le tuve que llamar a mi hijo para que me llevara a su casa. Eran unos dolores terribles.
– ¿Cuál fue el diagnóstico?
– Colitis, pero yo sentía que me moría.
– ¿Ya te la controlaron?
Sí, pero las inyecciones hicieron que me subiera la presión y me sentí muy mal.
– ¿Ya la estabilizaron?
Sí, pero todavía tengo miedo.
– Bueno, lo importante es que ya estás bien. Ahora conviene prevenir que regrese la colitis. ¿Será consecuencia del estrés que estás viviendo?
Sí, pero no puedo evitarlo. No tengo dinero. No tengo ni para comer casi. Eso es lo que me está matando.
¿Por qué no vendes tu casa y te vas a un departamento chiquito? Así podrías vivir bien lo que te queda de vida.
Sí, pero si la vendo, el banco te da una miseria de intereses y me voy a quedar sin nada.
– Si sigues viviendo, sin vivir, en esa casota y te enfermas cada rato, vas a terminar mal. Decide una solución.
– Ya he pensado en rentarla, pero no ese fácil.
– Has dicho eso desde hace dos o tres años. ¿Cuándo lo vas a hacer?
– Es muy fácil decirlo, pero no tengo dinero para la mudanza.
– Es conveniente que reconozcas que tienes la solución en tus manos y puedes resolver tus problemas económicos y de salud cuando quieras. Yo prefiero no hablar ya del tema. Vamos a platicar del tiempo con esto de las ondas frías.

Este juego lo practica una persona que se queja de todo y encuentra cualquier pretexto para justificar su actitud negativa y falta de asertividad. Hace esto para reafirmar su Argumento de Vida mientras evita contactar con su realidad.

A la otra persona le gusta “ayudar a los demás” a encontrar soluciones viables y rápidas para salir de sus problemas, por lo que cae en el juego y en la patología de “Sólo trato de ayudar”. Si alguien no pide ayuda, es que no está dispuesta a recibirla. ¿Qué no ve que su amiga está jugando a “Pata de palo”, a “Pobrecita de mi”, y a Sí, pero”, porque siempre está enferma de algo, todo le duele o le hace daño y “no puede” resolver sus problemas?

Conviene revisar cómo es la comunicación con quienes nos rodean, para lo que recomiendo la lectura del bestseller de Eric Berne: “Juegos en que participamos”, de Editorial Diana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s