Diciembre 31 del 2014

Fin de una etapa.

Hemos recorrido un largo camino durante un año, en el que ha habido dolor, pesadumbre, miedo, dolor, así como alegría, júbilo, esperanza, amor, valor y entereza. Es como un mosaico multicolor con toda la gama del arcoíris.

Muchos de nosotros podemos tener asuntos pendientes de resolver todavía. Estamos en ello. Ya pusimos las bases, los cimientos, ya aprendimos a confiar en nuestro Poder Superior, ya sabemos que todo sucede PARA ALGO y, por tanto, puede sernos útil para aprender y crecer.

Vamos a retomar los capítulos que refuercen nuestra voluntad y entusiasmo al azar o por la fecha en que se escribieron.

Sigamos con nuestras afirmaciones todos los días, cuantas veces sea necesario.

Hagamos una pausa y relajémonos para hacer un ejercicio:

• Cerremos los ojos y visualicemos lo que queremos lograr en el 2015, por supuesto, dentro de la lógica y la asertividad.

• Cada cosa estará ya culminada y nos llenará de alegría el haberlo logrado.

• Observemos con detenimiento cada detalle de esa imagen.

• Sintamos en nuestro cuerpo la alegría y el placer de haberlo logrado.

• Escuchemos el reconocimiento (interno o externo) por lo que realizamos.

• Sintamos el sabor del triunfo y disfrutémoslo.

• Demos las gracias por haberlos logrado.

• Guardemos esa imagen en nuestra mente y nuestro corazón. Ya está en nuestro disco duro.

• Abramos los ojos y vamos a disfrutar la vida, en el aquí y el ahora. Nos lo merecemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s