Diciembre 5 del 2014

Renovación 340

Reflexionemos sobre si nos respetamos y nos cuidamos como merecemos.

Respetarnos es funcionar sin apegos.

Respetarnos es tomar en cuenta lo que pensamos y sentimos, para actuar en consecuencia.

Respetarnos es no hacer lo que los demás nos demandan si se opone a nuestro Proyecto de vida.

Cuidarnos es cubrir nuestras necesidades físicas, mentales, psicológicas, emocionales, espirituales, sociales.

Respetarnos es no empeñarnos con denuedo en cubrir las necesidades de los demás en deterioro de nuestra persona.

Cuidarnos es mimarnos y consentirnos en ocasiones, sobre todo después de una ardua labor o un esfuerzo considerable.

Nadie puede dar lo que no tiene.

Si yo no me respeto, no puedo respetar a los demás.

Podré acceder a sus deseos, aun cuando esté en desacuerdo a ellos, y más tarde o temprano, se los cobraré sembrando en ellos culpa o remordimiento, además de vivir con un resentimiento soterrado en mi interior, que pasará factura a través de alguna enfermedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s