Diciembre 3 del 2014

Renovación 338

Recordemos que no estamos solos.
Formamos parte de un todo, ya sea que lo llamemos Dios, Energía cósmica, o algún término parecido.

Aceptar esto nos da una nueva perspectiva.

Si lo hacemos desde el punto de vista científico, reconoceremos que somos una minúscula parte de una totalidad llamada Vía Láctea, Universo, Cosmos, y que por ello somos susceptibles de recibir y transmitir energía. Nuestra opción es elegir si escogemos la energía positiva o la energía negativa.

Si creemos en un Poder Superior al que llamamos Dios, Buda, Jehová, Alá, etcétera, el cual es omnipotente (todo lo puede), omnipresente (ha estado, está y estará siempre), omnisciense (posee todos los conocimientos), sabemos que formamos parte de Él y que Él forma parte de nosotros, por lo que no estamos solos en nuestro camino hacia el logro de nuestras metas, así como que nos acompaña en el dolor, enfermedad, alegría, gozo, placer, que encontremos al avanzar.

Vamos a recordar esto con frecuencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s