Noviembre 25 del 2014

Renovación 330

En ocasiones, vivir con la familia cuesta trabajo.

Podemos amar mucho a nuestros familiares y, nos preocupamos por ellos y su bienestar. Ellos pueden amarnos también y preocuparse por nosotros.

También pueden haber algunos miembros de la familia con los cuales sea difícil mantener relaciones porque nos disparan a la codependencia, con lo cual fluctuamos entre la culpa, la vergüenza, la rabia y la impotencia.

Lo que podemos hacer es desapegarnos emocionalmente de ellos mientras sanamos la relación, mientras nos convertimos en dueños de nuestros pensamientos, sentimientos y acciones, mientras dejamos de ser reactivos, para ser creativos y productivos.

Identificar la realidad, tomar conciencia de lo que está pasando, aceptar nuestra responsabilidad sin caer en culpas. Cada quien es producto de su historia. Si ellos requieren sanar algún aspecto de su vida, es su responsabilidad y su decisión hacerlo cuándo, cómo y de la manera en que consideren conveniente. Nosotros somos responsables de nosotros mismos y nuestras acciones.

Salirnos de los juegos psicológicos es un primer paso, no caer en ellos, el segundo. Establecer una relación sana y libre de co-dependencia, la meta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s