Octubre 28 del 2014

Renovación 301

Cuando vivimos en el miedo y la inseguridad, optamos por recurrir al control para sostener nuestra endeble personalidad.
A mayor control, mayor miedo.

Necesitamos controlar todo y a todos.

Recurrimos a querer tener el control absoluto sobre nuestro tiempo y el de los demás. Planeamos minuto a minuto lo que vamos a hacer y lo que los demás tienen que hacer, y si surge un imprevisto, nos enojamos y echamos a perder lo que habíamos avanzado.

Planear es positivo sin llegar a la manía. Ser flexibles y sabernos adaptar a los cambios cuando hay variables no previstas, es esencial para seguir en el camino trazado.

Poder establecer rutas alternas, o estudiarlas de antemano, puede ahorrarnos muchos dolores de cabeza.

“Sólo tenemos un camino de ida”

“El minuto que pasó ya no podemos volver a vivirlo”

“El tiempo es un recurso no renovable”

“El tiempo es oro”

Hay muchas frases y refranes conocidos sobre el tiempo. Tomar conciencia de su importancia nos facilita organizar nuestras tareas en el tiempo y el disfrutar al programar lo que vamos a hacer.

Coordinarnos con los demás es básico para una labor en equipo.

Ejercer presión o manipular el tiempo de otros es negativo y genera un malestar que, tarde o temprano, va a traer consecuencias negativas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s