Octubre 25 del 2014

Renovación 297

“Nadie puede dar lo que no tiene”

• Si no tenemos amor por nosotros mismos, no podremos amar a los demás, así sean nuestros hijos, padres, pareja, hermanos. Hay una frase muy famosa de San Agustín que dijo: “Ama y haz lo que quieras”, en la que está dicho todo.

Si nosotros sacrificamos nuestra esencia, dejamos a un lado nuestro proyecto de vida por hacer algo por nuestros hijos, en aras de que ellos son nuestra prioridad, estamos hipotecando nuestra vida y vamos a querer que nos paguen más adelante, les vamos a demandar que sigan con el cordón umbilical aunque tengan 70 años, sin dejarlos abrir sus alas y volar y hacer su propia vida, además de que estamos modelando un patrón que va a perpetuar la codependencia.

De igual manera, si dejamos de ser auténticos y hacemos lo que la pareja quiere que hagamos para que esté contento y nos acepte, no estamos viviendo en el amor.

• Si no nos respetamos a nosotros mismos, no podremos respetar a los demás.

Responsabilizarnos de nuestros sentimientos, pensamientos, acciones, y sus consecuencias, es básico para ser independientes en todos los sentidos: emocional, psicológica y físicamente.

Respetar lo que somos y aceptarnos es esencial para que los demás nos acepten y nos respeten.

Vamos a partir de esas dos premisas: amarnos y respetarnos, para poder irradiar, modelar, compartir nuestro amor y respeto hacia los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s