Septiembre 2 del 2014

Renovación 246

Conviene aterrizar por escrito nuestro Proyecto de vida, el cual incluirá todas las metas que queremos alcanzar.

Podemos, también, tener a la mano nuestro inventario de habilidades, capacidades, destrezas, con las que contamos para lograr nuestros objetivos.

Si nos gusta escribir, plasmar en blanco y negro lo que pensamos y sentirnos, nos permitirá regresar al pasado y ver dónde estábamos, para poder evaluar cómo actuamos hoy en día en comparación y, si estamos estancados, poner en acción los recursos necesarios para avanzar.

Sólo hay un camino de ida.

El minuto que pasó ya no podemos volver a vivirlo.

Desperdiciar el tiempo (recurso no renovable) en luchas estériles, o en sobrevivir apenas, es una tontería.

Vamos a analizar nuestro pasado para extraer de él todas las lecciones que hay implícitas, y que no hemos visto hasta hoy.

Vamos a vivir el minuto presente en el amor, en total sintonía con todo lo positivo del universo, aprovechando todas las oportunidades que se presenten.

Vamos a soñar nuestro futuro, y a construirlo paso a paso, minuto a minuto, con el aprendizaje del pasado y las acciones de hoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s