Agosto 1 del 2014

Renovación 214

Ante una amenaza o un peligro, nuestro organismo reacciona mediante una serie de descargas químicas para que podamos hui o luchar contra lo que nos causó la alarma,

Cuando la amenaza no es real, si no que es causada por nuestra imaginación, prejuicios, creencias, de igual manera nos inundamos de adrenalina y el cuerpo se prepara para el esfuerzo extra.

Vivir bajo el miedo constante a que nos abandonen, nos expulsen del trabajo o de una comunidad, nos arrebaten nuestra estabilidad débil o ficticia, afectará nuestra salud.

Vamos a ver a qué le tenemos miedo:
• A perder a nuestra pareja?
• A quedarnos “solos”?
• A no ser lo buenos que nos demás nos exigen?
• A que nos quiten algo material que consideramos nuesyto?
• A que los hijos crezcan y se vayan?
• A no poder justificar nuestra existencia?
• A sentirnos vacíos?

Hagamos un ejercicio de introspección para identificar a qué le tenemos miedo, y si hay razones para ello.

Vamos a enfrentarlos y eliminar todos los que no sean reales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s