Julio 21 del 2014

Renovación 203

Es indispensable aceptar que todo pasa para algo, que nada es fortuito ni casual, para poder aprender las lecciones que están implícitas en todo lo que vivimos, sea ello grato y placentero o desafortunado.

Cuando aprendemos de lo que vivimos, podemos seguir avanzando y creciendo. Si, por el contrario, nos pasamos la vida quejándonos, culpando a los demás, a la mala suerte, a Dios, del dolor o dificultados con que nos tropezamos, nos estancamos o retrocedemos en lugar de avanzar.

Puede que sea difícil, complejo y doloroso el proceso por el que estamos pasando, y ya que no podemos evitarlo, vamos a utilizarlo para superarnos, para aprender, para extraer algún conocimiento que nos lleve a un plano más elevado de conciencia.

Mientras más pronto aprendamos las lecciones implícitas en lo desfavorable que estamos viviendo, más pronto encontraremos el camino hacia la paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s