Junio 16 del 2014

Renovación 168

Es importante que reconozcamos ante nuestro Poder Superior, ante nosotros mismos y algunas otras personas, nuestros errores y el hecho de que estamos en un proceso de recuperación.

Transparentar lo que nos sucede, o ha sucedido, es sano y ayuda a cicatrizar las heridas.

Es conveniente que sepamos ante quien vamos a “desnudar nuestra alma”, ya que muchas veces las personas más cercanas a nosotros, si no han avanzado en su camino de recuperación, no sólo no podrán comprendernos o apoyarnos, sino que pueden utilizar nuestras confidencias para intentar perjudicarnos.

Utilicemos nuestra intuición, nuestro sexto sentido, nuestro Pequeño Profesor, para identificar ante quiénes nos vamos a abrir, y de quiénes nos conviene alejarnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s