Junio 13 del 2014

Renovación 165

Sin fuerzas.

Puede ser que, a veces, nos sintamos cansados, sin energía para seguir adelante. Es un aviso para que aflojemos el paso y descansemos.

Tal vez, movidos por el entusiasmo y los pequeños logros que vamos obteniendo cada día, nos hayamos forzado un poco.

Es el momento de parar y reposar. De recuperar la energía que hemos utilizado, y de aprovisionarnos de lo necesario para continuar en la ruta trazada.

Vamos a disfrutar de la calma, con la tranquilidad de quien sabe que va por el sendero indicado para llegar a sus metas.

Volver la vista atrás nos va permitir observar a cuántas personas hemos impactado con nuestro ejemplo, y ellas han iniciado, o retomado, su camino de renovación.

Podremos ver y dar las gracias a todas las circunstancias y personas que nos ayudaron a crecer y a avanzar. Han sido una parte fundamental para llegar al día de hoy.

Tendremos la oportunidad de enviar bendiciones a quienes nos hicieron daño. Nosotros no les guardamos rencor. Ellos son producto de su historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s