Julio 12 del 2014

Renovación 164

Todos hemos tenido recaídas en nuestro camino de recuperación.

Sostener el paso incorporando nuevos pensamientos, emociones y conductas en nuestro día a día, conlleva mucho esfuerzo energía y, a veces, repetimos los patrones de conducta que estamos eliminando.

En lugar de sentirnos culpables y lamentarnos por los rincones, vamos a reparar el daño, a asumir las consecuencias de nuestro error, a perdonarnos y seguir avanzando por la ruta que hemos trazado para alcanzar nuestras metas.

Sentirnos avergonzados por nuestra vulnerabilidad, es una muestra de soberbia.

La vergüenza es hija de la exigencia estricta y rígida que nos imponemos en ocasiones. Somos humanos y podemos equivocarnos y aprender de nuestros errores.

En lugar de juzgarnos y castiganos por lo que hicimos “mal”, vamos a dirigir la vista hacia nuestro interior, a aceptarnos tal y como somos, mientras caminamos hacia la superación y el éxito.

Somos un producto inacabado en un proceso de mejora continua auto-sustentable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s